LEY ARGENTINA DE REFORESTACION

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 2,500!


Queremos crear conciencia de la importancia de la forestación para frenar el cambio climático.
Con más arboles implantados podemos mejorar la distribución de lluvias, evitando situaciones extremas de sequías e inundaciones.
Se podría evitar así la ocurrencia de grandes incendios de pastizales en todo el país, producto de sequías extremas.
Los árboles ayudan también a captar CO2 del aire, un gas de efecto invernadero, que provoca el calentamiento global. 
Por todo esto necesitamos que por ley se promuevan iniciativas de forestación a nivel nacional, con asignación de fondos para las tareas de plantación.

Más árboles, la solución natural para frenar el cambio climático
Además de los esfuerzos económicos para desarrollar energías alternativas, la reforestación es un aliado clave en la reducción de las emisiones de carbono.

El impacto de la actividad del hombre genera la cuarta parte de las emisiones de gases de efecto invernadero. A dos años del Acuerdo de París, el mundo está en carrera para crear un futuro bajo en emisiones de carbono, que según la Organización Meteorológica Mundial están en su punto más alto en 800.000 años.

Actualmente, en nuestro planeta, vamos perdiendo año tras año grandes masas forestales, como consecuencia de la deforestación o de la destrucción forestal. Estos bosques cumplen importantes funciones en los ecosistemas, como servir de hábitat para las diversas especies o mitigar los efectos del calentamiento global.En este contexto, surge la importante necesidad de reforestación del territorio para frenar está pérdida de ecosistemas y detener el gran deterioro que está teniendo el planeta.  La reforestación es una acción imprescindible para la supervivencia del hombre y otros seres vivos en este planeta.

Las catástrofes ecológicas, como el incendio del Amazonas y el de Australia, nos exigen que iniciemos este camino de manera urgente. Y esto requiere la responsabilidad ineludible de los gobiernos en todos sus niveles, y el compromiso de todos los ciudadanos. Hoy más que nunca, el futuro depende de nosotros.

Argentina, desafortunadamente, se encuentra entre los 10 países que han sido más afectados por la deforestación en los últimos 30 años, ya que casi 8 millones de hectáreas de bosque fueron perdidas. En este país se está practicando una tala indiscriminada poniendo en peligro a la gran biodiversidad, así como a miles de comunidades indígenas y al medio ambiente en general.  En Argentina, la actividad de la deforestación es tan fuerte, que a pesar de estar suspendida la actividad en el periodo de cuarentena debido al Covid-19, más de 35.000 hectáreas fueron arrasadas en el norte del país.

 Miles de expertos reconocidos internacionalmente advirtieron que, si en los próximos 10 años no llevamos adelante acciones significativas para frenar el calentamiento global, las consecuencias serán irreversibles. En las ciudades podemos tomar medidas importantes, entre las cuales plantar árboles es una de las más directas y efectivas.

Los árboles son nuestros mejores aliados frente a esta problemática. Un solo ejemplar puede absorber hasta 150 kilos de dióxido de carbono al año, ayuda a enfriar el aire, regula el flujo de agua y reduce el consumo de energía entre 20 y 30%. En nuestra región, podemos implementar diversas estrategias no solo para preservar nuestro patrimonio arbóreo existente, sino también para forestar nuevas zonas. 

Gestionar el arbolado público y los espacios verdes, incluyendo lineamientos claros respecto a la protección, conservación e incremento del patrimonio forestal, así como protocolos sobre poda y extracción. 

Recuperar los espacios verdes de la región y hacer proliferar algunos nuevos, es un eje prioritario para contribuir a mitigar la problemática medioambiental.  Las catástrofes ecológicas, como el incendio del Amazonas y el de Australia, nos exigen que iniciemos este camino de manera urgente. Y esto requiere la responsabilidad ineludible de los gobiernos en todos sus niveles, y el compromiso de todos los ciudadanos. Hoy más que nunca, el futuro depende de nosotros.
 

Ayudanos con tu firma!