Petition Closed
Petitioning Alberto Fabra and 4 others

No al destierro de las Asociaciones de Mujeres de Martínez Cubells de Valencia

La Generalitat Valenciana había acordado con las Asociaciones de Mujeres con sede en el local de la calle Martínez Cubells, de Valencia que cualquier decisión que afectase su uso sería adoptada de forma conjunta. Los colectivos afectados son:Federació de Dones Progressistes, Asociación de Agentes de Igualdad de Oportunidades, Asociación de Amas de Casa y Consumidoras AITANA, Asociación de Mujeres con Cáncer de Mama AMMCOVA, Associació per la Co-Educació, Associació de Comares, Associació per a la Protecció i Integració de la Dona PRIM, Acció Positiva, Asociación de Mujeres Separadas y Divorciadas y, por último, Dona Major.

 

Sin embargo, a través de carta de 18 de septiembre de 2013, la Directora General de Familia y Mujer de la Generalitat Valenciana ha comunicado su decisión unilateral de desterrar a las Asociaciones del local que han estado ocupando los últimos 25 años.

 

Las usuarias de los servicios prestados por las Asociaciones de Mujeres de Martínez Cubells pertenecen a colectivos especialmente vulnerables, como son el de las víctimas de la violencia de género, las afectadas por enfermedades oncológicas y otras que sufren las consecuencias socio-económicas y sicológicas derivadas de divorcios conflictivos; mujeres desempleadas y con escasa empleabilidad y cargas familiares y otros colectivos que se han distinguido en la lucha por las políticas de género.

 

Una gran parte de las actividades que realizamos los diversos colectivos de mujeres que compartimos este espacio tienen lugar a partir de las 18:30 de la tarde, con el fin de hacerlas compatibles con nuestras obligaciones laborales y familiares, y se prolongan hasta las 21:30 horas.

 

Muchas de las usuarias carecen de recursos para sufragarse el transporte y acuden a pie hasta el piso de Martínez Cubells, y otras tienen problemas de movilidad, otras sufren de amenazas y miedos. El tenerse que desplazar hasta un lugar alejado y poco transitado como el que propone la Directora General de Familia y Mujer es añadir una dificultad más a las que ya tienen. Lo que, en la práctica, supondría que dejarían de asistir.

 

Además, esta decisión incumple los compromisos de la reunión mantenida el pasado de 3 de julio de 2013 con la Directora General, que afirmó que buscaría una solución satisfactoria.

 

No es el caso del espacio que nos ofrece, y no porque sea reducido o carezca de dependencias adecuadas para desarrollar las diversas actividades de los distintos colectivos de mujeres, sino porque tiene una difícil accesibilidad, no hay aceras, tiene escasa iluminación viaria y está ubicado en un polígono separado de la población, características estas que generan inseguridad. Además, en la mayoría de los meses del año cuando finalizan las actividades es noche cerrada. Para llegar a la estación del metro hay que atravesar un parking, descubierto y en el caso de las líneas 62 y 63 que van al Palacio de Congresos es necesario, para acceder al local, atravesar vías rápidas sin pasos de peatones.

 

No es defendible el argumento del ahorro económico por ser el local ofertado propiedad de la Generalitat Valenciana. Si prorrateamos los gastos del piso de Martínez Cubells entre todos los colectivos que utilizan sus instalaciones concluimos que la Generalitat Valenciana solamente se gasta 100 € mensuales por cada una de ellos. En cualquier caso, probablemente existen locales más céntricos también en propiedad, ya que muchos organismos y entidades han mermado sus plantillas y actividad. Sólo falta la voluntad política para encontrarlo.

 

Nos negamos de plano a aceptar el traslado propuesto. No lo podemos aceptar por responsabilidad y coherencia. Si lo hiciéramos, le estaríamos asestando un golpe mortal a lo que con nuestro esfuerzo hemos mantenido durante tantos años, cada vez en condiciones más precarias y con menor apoyo de la Administración, cuando no con demostrada hostilidad, como ahora.

 

En consecuencia, estamos abiertas a aceptar un cambio de ubicación, siempre y cuando el espacio que se nos ofrezca sea accesible y seguro, además de adecuado a los fines de las asociaciones que lo ocupen. Mientras que esto no suceda, seguiremos desarrollando nuestras actividades en el piso de la calle Martínez Cubells.

Letter to
Alberto Fabra
Dirección General de Familia y Mujer de la Generalitat Valenciana Laura Chorro
Secretaria Autonómica de Familia y Solidaridad de la Generalitat Valenciana Lucía Cerón
and 2 others
Consellera de Bienestar Social Asunción S. Zaplana
Presidente de la Generalitat Valenciana Alberto Fabra
La Generalitat Valenciana había acordado con las Asociaciones de Mujeres con sede en el local de la calle Martínez Cubells, de Valencia que cualquier decisión que afectase su uso sería adoptada de forma conjunta.

Sin embargo, a través de carta de 18 de septiembre de 2013, la Directora General de Familia y Mujer de la Generalitat Valenciana ha comunicado su decisión unilateral de desterrar a las Asociaciones del local que han estado ocupando los últimos 25 años.

Las usuarias de los servicios prestados por las Asociaciones de Mujeres de Martínez Cubells pertenecen a colectivos especialmente vulnerables, como son el de las víctimas de la violencia de género, las afectadas por enfermedades oncológicas y otras que sufren las consecuencias socio-económicas y sicológicas derivadas de divorcios conflictivos; mujeres desempleadas y con escasa empleabilidad y cargas familiares y otros colectivos que se han distinguido en la lucha por las políticas de género.

Una gran parte de las actividades que realizamos los diversos colectivos de mujeres que compartimos este espacio tienen lugar a partir de las 18:30 de la tarde, con el fin de hacerlas compatibles con nuestras obligaciones laborales y familiares, y se prolongan hasta las 21:30 horas.

Muchas de las usuarias carecen de recursos para sufragarse el transporte y acuden a pie hasta el piso de Martínez Cubells, y otras tienen problemas de movilidad, otras sufren de amenazas y miedos. El tenerse que desplazar hasta un lugar alejado y poco transitado como el que propone la Directora General de Familia y Mujer es añadir una dificultad más a las que ya tienen. Lo que, en la práctica, supondría que dejarían de asistir.

Además, esta decisión incumple los compromisos de la reunión mantenida el pasado de 3 de julio de 2013 con la Directora General, que afirmó que buscaría una solución satisfactoria.

No es el caso del espacio que nos ofrece, y no porque sea reducido o carezca de dependencias adecuadas para desarrollar las diversas actividades de los distintos colectivos de mujeres, sino porque tiene una difícil accesibilidad, no hay aceras, tiene escasa iluminación viaria y está ubicado en un polígono separado de la población, características estas que generan inseguridad. Además, en la mayoría de los meses del año cuando finalizan las actividades es noche cerrada. Para llegar a la estación del metro hay que atravesar un parking, descubierto y en el caso de las líneas 62 y 63 que van al Palacio de Congresos es necesario, para acceder al local, atravesar vías rápidas sin pasos de peatones.

No es defendible el argumento del ahorro económico por ser el local ofertado propiedad de la Generalitat Valenciana. Si prorrateamos los gastos del piso de Martínez Cubells entre todos los colectivos que utilizan sus instalaciones concluimos que la Generalitat Valenciana solamente se gasta 100 € mensuales por cada una de ellos. En cualquier caso, probablemente existen locales más céntricos también en propiedad, ya que muchos organismos y entidades han mermado sus plantillas y actividad. Sólo falta la voluntad política para encontrarlo.

Nos negamos de plano a aceptar el traslado propuesto. No lo podemos aceptar por responsabilidad y coherencia. Si lo hiciéramos, le estaríamos asestando un golpe mortal a lo que con nuestro esfuerzo hemos mantenido durante tantos años, cada vez en condiciones más precarias y con menor apoyo de la Administración, cuando no con demostrada hostilidad, como ahora.

En consecuencia, estamos abiertas a aceptar un cambio de ubicación, siempre y cuando el espacio que se nos ofrezca sea accesible y seguro, además de adecuado a los fines de las asociaciones que lo ocupen. Mientras que esto no suceda, seguiremos desarrollando nuestras actividades en el piso de la calle Martínez Cubells.