Justicia por Rubio. Aprueben Ordenanza de Pirotecnia Cero en San Carlos Norte

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 5,000!


RUBIO, un perro muy querido por los vecinos de la localidad santafesina de San Carlos Norte, murió el día 22/12/2016 a las 23 hs luego de que un par de niños que se encontraban en la plaza arrojando pirotecnia tiraran intencionalmente un petardo encendido para que lo busque y le explote en el hocico, a ver qué pasaba. Después de 2 horas de AGONÍA luego de la explosión, RUBIO MURIÓ a pesar de los intentos de la veterinaria que lo atendió por salvarle la vida.

La pirotecnia fue comprada por los padres de los menores. En el momento del hecho, por comentarios de vecinos y del propio padre de uno de ellos, los niños se encontraban solos en la plaza manipulando semejante peligro.

Con profunda y creciente preocupación  vivimos en una sociedad que vira cada vez más, no solo hacia la indiferencia respecto del sufrimiento del otro (entendiéndose “OTRO” como SER VIVO EN GENERAL) sino hacia el DISFRUTRE del CAUSAR SUFRIMIENTO en ese OTRO SER VIVO.

Esto que sucede cada vez más y ese hecho en particular nos obliga a enviar este pedido de PROTECCION PARA ESTOS NINOS. Ellos, evidentemente, han perdido o no han podido construir la diferencia entre hacer bien o mal a otro ser vivo, mucho menos han podido desarrollar la capacidad empática de ponerse en lugar de ese otro ser vivo, lo que da a pensar que difícilmente lo harán respecto de otro ser humano. Estos niños seguramente armarán su propia familia y criarán hijos…

Pedimos que estos niños, que en definitiva son víctimas de una falta enorme de contención social y familiar y de educación en los principios básicos de empatía y respeto hacia todas las formas de vida, reciban educación específica sobre lo sucedido y que tengan un espacio de trabajo, con la debida respuesta del Estado ante una situación de violencia gravísima que suponemos que, no por tratarse de animales, debe ser minimizada.

Solicitamos también la responsabilización directa de los padres con acciones precisas y definidas desde el Estado, donde se demuestre que han tomado conciencia de que LA PIROTECNIA ES UN ARMA, NO ES UN JUEGO, y que los niños necesitan ser contenidos y acompañados PARA QUE NUNCA MÁS VUELVAN A HACERLO.

Finalmente, exigimos a las autoridades locales la pronta aprobación de una ORDENANZA DE PIROTECNIA CERO en San Carlos Norte, de manera similar a lo implementado en innumerables comunas y municipios de la provincia y del país. Esto reflejaría un real compromiso comunal en el respeto por la vida y el medio ambiente, al ser la pirotecnia causa directa de incendios y contaminación sonora y del aire, suelo y agua, además de causar daños psicológicos y/o físicos en personas con discapacidad, bebés, ancianos, personas con enfermedades terminales, animales y otros grupos vulnerables, adicionalmente a las personas que la manipulan, que año tras año deben recurrir a servicios de emergencia para tratar quemaduras en manos, ojos o el resto del cuerpo.

Esperamos respuestas concretas y contundentes, agradeciendo Vtra. Atención.

 

 

MARCO LEGAL

Convención sobre los Derechos del Niño - Artículo 18- 1.

Los Estados Partes pondrán el máximo empeño en garantizar el reconocimiento del principio de que ambos padres tienen obligaciones comunes en lo que respecta a la crianza y el desarrollo del niño. Incumbirá a los padres o, en su caso, a los representantes legales la responsabilidad primordial de la crianza y el desarrollo del niño. Su preocupación fundamental será el interés superior del niño. 

El Código Civil y Comercial - Libro II, Titulo 7.

CAPITULO 1. Principios generales de la responsabilidad parental

ARTÍCULO 638.- Responsabilidad parental. Concepto. La responsabilidad parental es el conjunto de deberes y derechos que corresponden a los progenitores sobre la persona y bienes del hijo, para su protección, desarrollo y formación integral mientras sea menor de edad y no se haya emancipado.
ARTÍCULO 639.- Principios generales. Enumeración. La responsabilidad parental se rige por los siguientes principios:

a) el interés superior del niño;

b) la autonomía progresiva del hijo conforme a sus características psicofísicas, aptitudes y desarrollo. A mayor autonomía, disminuye la representación de los progenitores en el ejercicio de los derechos de los hijos; 

CAPITULO 3

Deberes y derechos de los progenitores. Reglas generales.

ARTÍCULO 646.- Enumeración. Son deberes de los progenitores:

a) cuidar del hijo, convivir con él, prestarle alimentos y educarlo;

b) considerar las necesidades específicas del hijo según sus características psicofísicas, aptitudes y desarrollo madurativo;

c) respetar el derecho del niño y adolescente a ser oído y a participar en su proceso educativo, así

como en todo lo referente a sus derechos personalísimos.