UNIDOS POR EL PARQUE NORTE

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5,000!


Chilibre es un corregimiento que tiene 76 años en el olvido y nunca se le toma en cuenta para proyectos comunitarios que realmente beneficien a su población.

Si bien es cierto, en el pasado gobierno nos tomaron en cuenta para desarrollar el Proyecto Parque Municipal del Norte donde se estudió por más de tres años como parte del análisis de estudio de campo las actividades que se desarrollaban en las montañas que cercaban el área de San Vicente #1 colindante a la Autopista Panamá - Colón. Esta zona es parte de las 20 hectáreas de áreas revertidas que fueron separadas en el Gobierno Torrijista para rescatar esta zona. Se nos dijo que era para proteger y reforestar con un plan estratégico la Red Nacional de Parques que incluía este hermoso recinto.

Nuestra población de San Vicente fue garante de esto, ya que muchos de nuestros campesinos cedieron el espacio donde vivían y en el cual sembraban para alimentarse con su propia cosecha, siendo este el recurso y trabajo en equipo para desaparecer la paja canalera, con tal de que nuestro sueño de proteger nuestra tierra fértil, los animales y las aguas subterráneas que nacen de ahí, se conservaran.
Se nos prometió incluir huertos a nivel comunitario, siendo esto un mercado autosostenible.

Todo este sueño se mezcló con la idea de un necesitado parque. Los jóvenes, se reunían debajo de las torres a practicar deporte siendo esto una realidad que los constructores del parque se dieron cuenta al cercar. Este lote colinda con el río Chilibre, donde las actividades programadas para el proyecto adicional sería
adecuar el espacio como balneario, colocar un mirador y proteger la zona boscosa por sus aves y mariposas. Poco a poco se volvió una realidad al ver que este proyecto iba creciendo, tanto que todas las tardes antes de la pandemia, nuestra gente iba a enseñar a sus hijos a manejar bicicleta, a pasear a los bebes en coche, a conversar, a correr en una rotonda porque fue el espacio que nos dejaron habilitado. Como quien mendiga, lo permitimos porque se nos dijo que esas 20 hectáreas iban a ser nuestras, para un pueblo que requiere lugares de esparcimiento, que no tiene aceras, que no tiene ni si quiera parques
vecinales.

Se nos presentó un proyecto que beneficiaría no solo a los del pueblo de San Vicente, sino también a sus corregimientos vecinos tales como: Ernesto Córdoba, Ancón, Caimitillo, Alcalde Díaz y Chilibre con las instalaciones necesarias y con la mentalidad de no solo aportar dentro del margen medio ambiental, ya que sus estructuras se colocaron en área infértil (estragos de la siembra de la llamada Teca) como parte de la sugerencia de una comunidad preocupada por sus recursos sino sumar a nivel cultural, deportivo, social y estructural.

En las consultas ciudadanas le presentamos nuestra realidad, de una comunidad llamada San Vicente que no tiene agua, que utiliza turbinas, aguas que provienen justamente de las aguas subterráneas que el Parque tendría como objetivo proteger y que buscaría la forma necesaria para que esto fuese desarrollado con la seguridad correspondiente, con puesto de 911 como sucede en el Parque Omar,
con proyectos que fortalecieran la deserción escolar y bajaran la delincuencia , porque actualmente debemos desplazarnos a más de 30 km para ir a un lugar de esparcimiento; con un INADEH para capacitarnos, donde es propio recalcar que nuestra comunidad tiene mucha gente adulta que no sabe  leer, ni escribir, pero con las ganas de aprender, ya que siempre nos dolía que muchos programas se
nos escaparan por el hecho de no tener lugares con las condiciones óptimas para enseñar.

Como duele nuevamente ver que tomen planteamientos donde nuestros sueños, como panameños con ganas de tener más oportunidades de nuevo sean arrebatados. Chilibre no tiene Bibliotecas, Chilibre no tiene lugar para capacitar a su gente, canchas, ni gimnasios porque el que existe parece una galera y no llega a tener las condiciones del espacio debidamente pensado y diseñado a nivel arquitectónico.

Somos un pueblo preocupado, que rechaza las decisiones sin los debidos procesos y que en los cambios de gobiernos ve con angustia que no se le den el seguimiento debido a las obras que se devengan de los impuestos de cada uno de nosotros.
Es cierto, que nuestro corregimiento necesita escuelas, pero ubicadas en un mejor sitio y bien planificadas. Que posea el estudio de factibilidad, participación ciudadana y con el correspondiente análisis urbanístico, arquitectónico, social, económico, ecológico y humano. Este lugar no es el sitio para una escuela. La necesitamos, pero no ahí. Un plan de acción que debe tomar el estado es mejorar nuestras escuelas existentes, en donde el enfoque crucial debe estar basado a nivel urbanístico de desplazamiento, ubicación y conexión; Chilibre es un pueblo que ni buen internet posee, la mayoría de nuestros barrios carecen de internet,
lugar que el parque aportaría con la biblioteca pensando en la educación de nuestros hijos. Seamos sensatos. Para que sea realidad la escuela hay que planificarla, estudiar, proyectar y consultar; no queremos más abandono a las obras actuales ya diseñadas para otras actividades.

Queremos que se termine el proyecto del Parque Municipal del Norte. Si quieren proponer una escuela en nuestro corregimiento, por supuesto estamos de acuerdo, pero no ahí, no decidan solos.

Somos gente que suma, no gente que reemplaza ni quita las buenas ideas. Se dijo que era un parque en medio de la nada; pues esta gente es la NADA, la que dice No A las Decisiones Arbitrarias. Y la que sí le hace honor a Chilibre cacique que defendió y amó la naturaleza. Lo llevamos en nuestra sangre. Somos gente que apoya, que trabaja en equipo y que necesita cambios. Nos merecemos esto y más.
Se ha invertido mucho dinero en la obra, el sitio es un Parque. No restemos.
UNIDOS POR EL PARQUE MUNICIPAL DEL NORTE