Prohibición de desarrollos inmobiliarios en zonas incendiadas en ARGENTINA

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 5,000!


Los incendios forestales son una situación que se repite todos los años, y que se agrava por el cambio climático. Los bosques se encuentran cada vez más amenazados por las quemas provocadas por fenómenos naturales y la actividad humana, ya sea por negligencia o de manera intencional para desarrollo agropecuario e inmobiliario.

Nueve provincias registraron focos y solo en el Delta del Paraná y Córdoba, las zonas más afectadas, ya se perdieron más de 230 mil hectáreas. La quema intencional de pastizales para emprendimientos ganaderos e inmobiliarios es la principal causa de este desastre ambiental.

“Las Sierras Chicas es uno de los pocos reductos de bosque nativo que quedan en Córdoba y eso despierta mucho interés inmobiliario, lo que causa la situación dramática que estamos viviendo. El deterioro provocado por un incendio modifica el uso del suelo y eso posibilita la especulación de estos emprendimientos. Esa estrategia de quemar, de arrasar para después convertir esas tierras en proyectos privados es muy común y está consensuada con funcionarios municipales y provinciales”. Ángela Alessio, integrante de Mendiolaza Viva.

“Casi el cien por ciento de lo que se quemó era bosque nativo, es decir, zonas rojas que no podían desmontar. Pero cuando se quema, la zona deja de ser roja. Es una estrategia macabra y perfecta. Un magnate con el dinero suficiente puede arrasar el bosque y dejarnos a todos sin naturaleza”, y agrega, casi como un ruego: “esta realidad la cambiamos entre todos, tenemos que juntarnos y ´pechar´ para adelante, no podemos dejar que se sigan incendiando las sierras porque estamos quemando el colchón de semillas para nuestro futuro”.  Martín Vázquez , brigadista forestal.

No es casual que los incendios coincidan justamente con aquellas zonas donde vecinas y vecinos vienen librando luchas ambientales. Es por eso que exigimos al Gobierno Nacional que prohíba los emprendimientos inmobiliarios en las zonas afectadas y catalogue como delito penal al desmonte ilegal y al incendio intencional; y se obligue a los responsables a la restauración de los bosques nativos.