Extiendan la #CuarentenaNacional hasta tener evidencia confiable de que frenamos al virus

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 150,000!


El 22 de marzo de 2020 en Colombia existían 235 casos confirmados de covid-19. Día a día, desde el 6 de marzo, se incrementaban los casos en cuantía que no superaba 50 casos, siendo el más alto el 20 de marzo en 47 casos. En ese escenario, de manera acertada y ojalá oportuna, el Gobierno ordenó el aislamiento preventivo obligatorio para todos los habitantes de Colombia, desde el 25 marzo, hasta las cero horas del 13 de abril. 

El día 26 de marzo se presentó falla en una maquina que procesa muestras en el Instituto Nacional de Salud. Desde entonces, el rezago en los resultados se hizo mayor al que ya se venía evidenciando, por lo que, a pesar de la entrada en operatividad de otro laboratorios en el país, ¡el resultado de pruebas no se encuentra ni cercanamente actualizado!

Hay que decirlo, en este momento en el país HAY SUBREGISTRO DE LOS CASOS CONFIRMADOS, subregistro que deben verificar los entes de control, para que el mismo no sea intencional con miras a respaldar decisiones únicamente en pro de la economía y en contra de la salud y vida de los colombianos. 

Pese a ello y sin contar con soporte estadístico y real sobre el comportamiento del virus en Colombia y el nivel de contagio, el Presidente comparando absurdamente a Colombia con países avanzados como Corea o Singapur, aún contando hoy con un numero total mayor al del 22 de marzo (hoy son 1485 casos confirmados y un incremento diario en promedio de 130 casos, sin contar los subregistros) ha anunciado la posible flexibilización del aislamiento hacía lo que curiosamente ha denominado aislamiento "inteligente". ¿Cómo es esto posible?

En alocuciones y comunicados el mandatario ha dejado entrever el alcance y la tendencia hacía donde con mayor probabilidad va la decisión y los pasos que nos estarían llevando hacía ello, como por ejemplo con el uso obligatorio de tapabocas.

La propuesta del gobierno es dejar en aislamiento obligatorio a los adultos mayores y a la población escolar y universitaria, mientras el resto de la población poco a poco se incorpora a sus actividades económicas con uso obligatorio de tapabocas, elemento agotado o con precios excesivos. Con ello, no solo estaría obedeciendo las presiones de los gremios y grupos económicos empresariales y su adoración al dinero por encima de la salud y la vida, si no que, con una cultura tan egoísta e individualista como la nuestra, nos lanzaría a un sálvese quien pueda y quien tenga los medios.

Suavizar la medida del confinamiento obligatorio, implicaría perder lo avanzado en estas 3 semanas que se llevan, retroceder y peor aún crear una sensación de que todo ha pasado, con lo que la población se relajaría en el autocuidado, exponiendo a que sucedan las dolorosas escenas de Europa y Norteamérica. 

Si se pretende reactivar la economía, como seguramente lo quieren los magnates del país, necesitamos primero certeza de que el virus ha sido controlado, con datos verídicos, actualizados y confiables. Suspender la cuarentena total solo va a exponer aún más a la población más vulnerable, se agravará el problema y cada vez más sería lejana una solución que no implique sacrificar miles de vidas humanas.

Por esto, en defensa de nuestro DERECHO FUNDAMENTAL A LA SALUD Y LA VIDA , LOS COLOMBIANOS EXIGIMOS al Presidente Duque, PROLONGAR YA EL AISLAMIENTO OBLIGATORIO EN TODO EL PAÍS desde el 13 de abril hasta por lo menos el 30 de abril, según el comportamiento verificado del virus y los resultados reales de las pruebas, para cuando se cuente con estudios científicos y estadísticos mayores.

FIRMA y COMPARTE por una #CuarentaTotalProlongada #NOALaCuarentenaInteligente