Petición cerrada

Impacto medioambiental del Tren de la Fresa (no es oro todo lo que reluce)

Esta petición ha conseguido 106 firmas


Los vecinos no podemos soportar más esta situación que se repite desde 2010, cada sábado y domingo entre 7:00 y 10:00 y a la vuelta del tren por la tarde en junio, julio, septiembre y octubre.

Antecedentes: Antes del 2010 el Tren de la Fresa salía de la Estación de Atocha con una máquina de vapor pero de combustible líquido, no de carbón como la actual.

¿Dónde ocurre? En el exterior del Museo Ferroviario y junto a las casas que se construyeron en el llamado Pasillo Verde, en una zona tranquilísima durante 15 años, salvo alguna actividad puntual del museo, perfectamente asumible.

¿Qué causa el problema? Una antigua máquina de vapor que usa carbón como combustible con la que el Tren de la Fresa va a Aranjuez y una máquina diesel que lo acompaña y es la que suele realizar el trayecto de vuelta.

¿Qué ocurre? Un problema medioambiental por ruido, humo y gases contaminantes por la combustión del carbón y del gasóleo. Todo ello localizado en un único punto durante horas.

¿Cuáles son las consecuencias?

·Olor: carbonilla, azufre, se expande con facilidad aunque no haya viento, suele ser lo que nos despierta a las 7:00, obliga a cerrar las ventanas y volver a lavar la ropa tendida.

·Humo: según cómo sople el aire, el ambiente se hace irrespirable, no se puede bajar al parque a correr o a montar en bici. Por supuesto no podemos sacar a los niños a la calle.

·Gases contaminantes: producto de la combustión. Hace años el ayuntamiento prohibió las calderas de carbón por ser altamente contaminantes (la máquina de vapor es una vieja, sucia y enorme caldera). Y la máquina diesel contamina más que varios de nuestros coches, que son multados si contaminan por encima de los límites permitidos.

·Ruido: no sé cuántos decibelios tenemos que soportar, pero si estamos escuchando la televisión a un volumen normal y encienden la diesel, la tele ya no se oye. Por no mencionar los esporádicos toques de silbato de la de vapor a lo largo de esas 3 horas, por si alguien tiene el sueño profundo.

¿Qué solución proponemos? Que el Tren de la Fresa no tenga su sede en el Museo Ferroviario para que los vecinos de la zona no vean su calidad de vida tan drásticamente perjudicada por el ocio y disfrute de unos pocos. Como detalle final, añado que es una actividad deficitaria, nos cuesta a los ciudadanos 100.000 € al año a pesar del elevado precio de los billetes: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/06/19/madrid/1340113709.html No creo que estén los tiempos como para que los ciudadanos sufraguemos actividades de este tipo, que encima suponen un flagrante atentado al medio ambiente y a nuestra salud.



Hoy: Luisa María cuenta con tu ayuda

Luisa María García necesita tu ayuda con esta petición «Impacto medioambiental del Tren de la Fresa (no es oro todo lo que reluce)». Únete a Luisa María y 105 personas que ya han firmado.