LEY NACIONAL DE MUTISMO SELECTIVO

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,000!


LEY NACIONAL DE MUTISMO SELECTIVO

Dirigida a Honorable Congreso de la Nación (Diputados)

SALUD MENTAL Y APOYO PSICOSOCIAL

El mutismo selectivo es un trastorno de ansiedad grave descripto en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-5, por sus siglas en ingles) que afecta a niños y niñas desde muy temprana edad y puede tener continuidad hacia la adolescencia y la adultez. Es un trastorno muy incapacitante y suele estar acompañado por otros trastornos de ansiedad (fobia social, ansiedad generalizada, fobia escolar, ansiedad por separación), trastorno obsesivo compulsivo y trastornos del neurodesarrollo.

La manifestación de la ansiedad se presenta principalmente al momento de tener que comunicarse o interactuar con personas que no son de su núcleo familiar directo, por ejemplo, maestros/as, compañeros/as de estudio, familiares con los cuales no conviven, etc.  Las conductas más notorias son inhibición del habla, habla aniñada y/o entredientes, habla monosilábica, paralización, movimientos lentos, ansiedad al salir de casa, falta de contacto visual, dolor de cabeza, malestar estomacal al momento de tener que interactuar, etc. Sin embargo estos mismos niños/as, adolescentes y adultos en casa o en lugares que se sienten cómodos, suelen poder comunicarse naturalmente.

Las causas de este trastorno son biológicas, psicológicas y sociales y las manifestaciones sintomáticas varían de una persona a otra.

Las pocas investigaciones actuales estiman que 1 de cada 140 niños/as padecen esta condición, sin embargo los datos de la detección retrospectiva desde el adulto y la consulta clínica arrojarían datos elocuentemente más altos.

Debido a que el Mutismo Selectivo  es un Trastorno de Ansiedad con efectos graves tanto en el desarrollo de la actividad cotidiana del niño/a, como en la construcción de su personalidad, es fundamental aminorar el impacto del sufrimiento en la calidad de vida de quien lo presenta,  al mismo tiempo que trabajar en la prevención del aumento de los posibles trastornos comórbidos tanto o más incapacitantes que el Mutismo Selectivo, como ser Trastornos Depresivos y/o Trastornos por consumo de sustancias, etc; como así también poder garantizar la culminación de la educación ya que son población de riesgo y altamente vulnerables al fracaso y abandono escolar.

Según nuestra Constitución Nacional, y los contenidos de la Ley de Educación Nacional N°26.206, es un compromiso nacional dar educación básica de calidad a todos los niños, jóvenes y adultos fomentando la inclusión, atendiendo a la diversidad de necesidades de todo el alumnado, resolviendo la fragmentación y desigualdad que afectan al Sistema Educativo. 

También se afirma que enfrentar los desafíos de una sociedad en la cual el acceso universal a una educación de buena calidad es requisito para la integración social plena, asumiendo la realización concreta de dichos preceptos mediante una participación creciente en el aprendizaje, las culturas y las comunidades, y por el que se reduce la exclusión de la educación y dentro de la misma. Claramente una persona con mutismo selectivo está limitada de ejercer sus derechos.

Ante todo lo anteriormente manifestado, el Centro Mutismo Selectivo Internacional, con sede en Argentina. profesionales de la salud mental especializados en el tratamiento del Mutismo Selectivo y otros trastornos asociados, en conjunto con madres, padres, familiares y maestros/as de niños, adolescentes y adultos/as con mutismo selectivo, solicitamos la creación de una Ley de Mutismo Selectivo y la asignación formal en nuestro país del mes de Octubre como el mes de Concientización del Mutismo Selectivo.

Consideramos que la detección mediante la utilización de simples Cuestionarios dotará a los docentes, estudiantes del profesorado de educación inicial y primaria y a los pediatras del desarrollo de las premisas básicas para detectar a los alumnos y pacientes en riesgo de mutismo selectivo, sin necesidad de ampliar los recursos materiales y/o humanos.

Una vez reconocida la vulnerabilidad, se estima que mediante la aplicación de  estrategias específicas en la metodología ordinaria del aula y del ámbito escolar, se pueda llegar a resultados muy positivos, tanto para el alumnado con ansiedad sociocomunicacional  como para el resto de alumnado,  con o sin otras dificultades psicosociales, ya que la eficacia de estos modelos y  sistemas de enseñanza están basados en intervenciones empíricamente contrastadas.

La necesidad de abordar este tema parte de la situación real pre pandemia y la consecuente agudización en la actualidad, educación hibrida (presencial y virtual: sincrónica y asincrónica), ya que claramente los docentes carecen  de conocimientos suficientes sobre este tipo de trastornos, de difícil y abordaje específico por lo que los niños/as con mutismo selectivo son tratados de tímido/as, inmaduros/as, lentos/as, vago/as, oposicionistas hasta que se establece un diagnóstico, esta tardanza provoca que estos niños/as desarrollen problemas emocionales y conductuales, además de que puedan pueden llegar a ser víctimas de bulliyng.

Por ello es importante, hoy más que nunca, identificar estrategias innovadoras que puedan ser implementadas de forma presencial y remota y que ofrezcan orientaciones a las familias y docentes para el desarrollo de habilidades emocionales y sociales que favorezcan el bienestar físico y también psicológico en el hogar y en la escuela

Nuestra insistencia de actuación ante esta problemática no debe ser subestimada, ya que numerosas familias argentinas padecen un sufrimiento diario que puede ser fácilmente eliminado, así como, la atención específica y el diagnóstico precoz de los trastornos de ansiedad sociocomunicacional contribuirían a la mejora del nivel educativo general de nuestras escuelas y, por ello, a una mejora de la calidad educativa.

Pues es necesario recordar que el impacto psicosocial y de salud mental ocasionado por la no detección y atención temprana de niños, niñas, adolescentes y adultos con Mutismo Selectivo es significativo. Consideramos de vital importancia que la LEY DE MUTISMO SELECTIVO abarque acciones concretas de concientización primero, capacitación en la detección segundo y finalmente capacitación en intervención del cuadro, o sea se desarrolle un abordaje integral en salud mental y en educación.