Victoria

Fernando Daniel Rafasquino Persona NO GRATA

¡Esta petición alcanzó el cambio con 2,415 firmas!


El 18 de abril de 2010 Lucila López fue violada y asesinada brutalmente por Fernando Daniel Rafasquino.
Ese día, “Alma Fuerte” daba un recital en la ciudad bonaerense de Junín, al que Lucila y su entonces amigo Fernando viajaron para asistir. Una vez que finalizó el evento, los jóvenes de 19 años (oriundos de Bragado) regresaron al domicilio en el que estaban parando. Lucila nunca se imaginaría la pesadilla que estaba a punto de vivir en la casa de Primera Junta al 800. La noche, que había comenzado como cualquier otra en compañía de su amigo, se transformaría en un infierno: Fernando la golpeó, la violó y la estranguló hasta matarla. 
Para muchos, puede resultar doloroso recrear mentalmente la situación por la que Lucila tuvo que pasar. Cuesta imaginar el puño violento impactando una y otra vez sobre su rostro, hasta romperle un ojo, por haberse negado, y haber dicho “NO”. Duele imaginar, cómo habrá sufrido al oír el jadeo repugnante que producía su amigo al violarla, al penetrarla a la fuerza, contra su voluntad. Es difícil hacerse una imagen de cómo Fernando la azotó repetidamente y la arrastró por toda la casa, hasta causarle el desmayo. Cómo la estranguló hasta su último respiro. Hasta quitarle la vida. 
“La muerte se produjo por asfixia mecánica. El cadáver presentaba mordeduras en los brazos y también un fuerte golpe en la cabeza”, escribieron los medios. Pero fue mucho más que eso. Ningún diario o portal describió en sus titulares el dolor, la desesperación, o el pánico que debe haber sentido Lucila. Sí se habló del morbo: Fernando Daniel Rafasquino durmió toda la noche con el cadáver de su amiga, hasta entregarse a las autoridades, a la mañana siguiente en la que viajó de regreso a la ciudad de Bragado. Su cara, fue la última que Lucila vió. 

Hoy, Fernando Rafasquino está libre. Luego de haber cumplido una corta condena, circula libre por las calles de Bragado. Su cara puede ser la última que vea cualquier otra mujer. Esa misma cara que al verla, nos recuerda a los familiares y amigos de Lucila, el dolor insoportable que se siente al imaginar todo por lo que ella tuvo que pasar. Extrañamos nuestros días con ella. Lucila (como tantas otras chicas que ya no están) tenía sueños, estaba enamorada, tenía amigas y una familia que la amamos incondicional y genuinamente. Todas sus ganas de vivir y sueños por cumplir fueron arrebatados por el femicida Fernando Daniel Rafasquino, que como tantos otros, no pudo soportar el rechazo. La golpeó, la estranguló, la violó y la ASESINÓ... SI, LA MATÓ SIN PIEDAD, SIN IMPORTARLE NADA. ¿Querés que vuelva a pasar? Si la respuesta es NO... Por Lucila, y por todas las que ya no están, acompañanos en esta Lucha. Estamos juntando firmas para presentar ante el Honorable Concejo Deliberante de Bragado para que se declare a Fernando Daniel Rafasquino "Persona No Grata" y se vaya de nuestra ciudad. Se lo debemos a Lucila, se lo debemos a todas las que ya no están. No nos callemos más. #JusticiaporLucila

 



Hoy: ROCIO cuenta con tu ayuda

ROCIO GATICA necesita tu ayuda con esta petición «Honorable Concejo Deliberante de la Ciudad de Bragado: Fernando Daniel Rafasquino Persona NO GRATA». Unite a ROCIO y 2,414 personas que firmaron hoy.