Petition Closed

El proyecto de Autopista Naucalpan – Aeropuerto de Toluca (también llamada Interlomas-Aeropuerto), pretende destruir más de 600,000 metros cuadrados de bosque, afectando la producción de 250 millones de litros de agua por año, todo esto para el paso de un proyecto carretero privado, que plantea conectar una de las zonas de lujo, Santa Fé, con el aeropuerto de Toluca.

El trazo carretero, coordinado por la constructora Autopistas de Vanguardia SA de CV, también cortaría de tajo la ruta sagrada de las peregrinaciones Otomíes a Nacelagua y al Cerro de la Campana, lugares sagrados para la cosmogonía Otomí (En el Cerro de la Campana se originó la vida según la cosmogonía otomí del Alto Lerma).

Además se estaría afectando la vida de cientos de especies de plantas y aves muchas de ellas endémicas y en peligro de extinción, tales como el coyote, el águila, así como decenas de especies de los humedales.

A pesar de que la CONABIO diagnóstico que se estarán afectando 296 especies de flora y fauna, muchas de ellas sujetas a protección especial o declaradas en peligro grave de extinción, estas no se consideran ni en el decreto de expropiación ni en el diagnóstico de impacto ambiental.

La Dirección General de Política Ambiental e Integración Sectorial del Estado de México notificó a la SEMARNAT que el proyecto de autopista es incongruente con el Programa de ordenamiento ecológico del territorio del Estado de México.

Cabe señalar que con la construcción de la autopista practicamante se estaría eliminando el 3er vaso que alimenta la Ciénega de Chignahuapan, lo cual representa una severa amenaza para la ciénaga. 

Ante un hábitat, de por si deteriorado, se suma esta nueva amenaza.

Esta autopista también ha pretendido ser impuesta, sin considerar la opinión de los pueblos a quienes nunca se les consultó para saber su opinión del proyecto, por el contrario unicamente llegaron con el aviso de imposición y han ocasionado conflictos internos en las comunidades al corromper ilegalmente a cientos de comuneros con dinero.

La comunidad indígena de San Francisco Xochicuautla, se rige por usos y costumbres y está considerada como una comunidad originaria, sin embargo no se están respetando sus derechos consagrados desde la declaración 169 de la OIT.

La zona por la cual pretende pasar la autopista es parte del Parque Estatal Otomí-Mexica, reconocida como una reserva estatal protegida, y en la cual se prohiben este tipo de acciones.

La autopista planea pasar entre las Ciénegas de Chignahuapan y Chimaliapan, dos lagunas pertenecientes a las Ciénegas de Lerma, área natural protegida de forma estatal, federal e internacional, cortando el paso tanto de agua, como de cientos de aves que transitan diariamente entre una laguna y otra; además de que pasaría a menos de 100 metros de la laguna de Chignahuapan, siendo que los estándares internacionales señalan al menos 1 kilómetro de distancia para respetar la vida natural que ocupan las vitales zonas de humedales protegidos en todo el mundo.

Cabe señalar que la autopista Lerma-Tres Marías ya incumplió esta norma, generando una daño enorme a las Ciénegas de Chimaliapan y Chicognahuapan, generando una enorme contaminación y la muerte de miles de especies como ha quedado evidenciado en materiales documentales como SOS Humedales del Lerma. Por este motivo exigimos que no se cometa el mismo error y se respete la vida silvestre tal y como pactan los convenios internacionales firmados por México, y la legislación nacional vigente. Organizaciones locales (Consejo Regional Otomí del Alto Lerma, Comunidades del Alto Lerma y Fundación ret) han presentado una investigación en la cual se enlistan más de 100 artículos de diversas leyes y tratados internacionales que se están rompiendo con las constantes violaciones a los humedales.

El proyecto de autopista además contempla expropiar los 100 metros a cada costado de la autopista, abriendo la puerta a la construcción de gasolineras, hoteles, restaurantes y en general la urbanización que destruiría el equilibro ecológico en la zona del gran Bosque de Agua.

Es inaceptable que a pesar de las advertencias provenientes de diversos organismos que señalan que en la zona de la cuenca Alta del Lerma se están perdiendo miles de árboles por año a causa de la deforestación en el Gran Bosque de Agua, y que esto, está constribuyendo a la desecación de las Ciénegas de Lerma y de los mantos acuíferos del Valle de Toluca; el gobierno siga propiciando más deforestación y más perdida de agua, siendo que muchas de nuestras comunidades se están quedando sin el vital líquido, además de que también se está comprometiendo el agua del Valle de Toluca, que sirve para suministrar de agua potable a los millones de habitantes tanto del Valle de Toluca como del Valle de México.

Esta zona fue decretada también santuario del agua, sin embargo los  manantiales naturales que hay en la región se han quedado sin agua y/o estan en grave peligro debido a los proyectos privados que se han impuesto en la zona del Bosque Otomí-Mexica. La afectación a los manatiales constribuiría de manera significativa a la erosión de los suelos y comprometería la recarga de la Cuenca del río Lerma.

Este proyecto afecta enormemente a esta zona de bosques, conservada desde nuestros ancestros, no toleramos que se intente imponer un proyecto carretero que solo conecta un aeropuerto con una zona de lujo, como si nuestras comunidades viajaran todos los días a dichos lugares.

Si el problema en verdad fuera la salida del DF hacia el Valle de Toluca, se podrían mejorar o ampliar los dos proyectos carreteros ya existentes que conectan ambos valles (México-Toluca y Naucalpan-Toluca). En este caso solo se pretende lucrar, a costa de miles de árboles y especies que verían su hábitat deteriorado para siempre, así como la paz y la estabilidad social en las comunidades de la Cuenca Alta del Río Lerma.

Denunciamos también el hostigamiento y las amenazas que han sufrido las personas que siguen luchando en contra de la imposición de dicha carretera. Responsabilizamos también a las autoridades estatales y a la constructora de cualquier agresión en contra de los habitantes que están defendiendo el gran Bosque de Agua.

Organizaciones de derechos humanos han denunciado también las agresiones que desde hace tres años se vienen presentando en las comunidades que mantienen resistencia al proyecto carretero, Santa Cruz Ayotuxco, San Lorenzo Huitzizilapan, La Concepción Xochicuautla y San Francisco Xochicuautla. Dichas comunidades habían conservado la zona boscosa desde hace cientos de años y han manifestado que su intención es seguir haciéndolo pues valoran de forma suprema al bosque, algo que no es respetado por los gobernantes ni empresas involucradas.

Rechazamos la presencia policial en la comunidad de San Francisco Xochicuautla y exigimos la cancelación definitiva del proyecto.

Pedimos su apoyo para firmar esta petición urgente y agradecemos infinitamente su ayuda para difundir este llamado urgente por todos los rincones del mundo.

En frentedepueblosindigenas.org estaremos publicando múltiples motivos importantes para detener ecocidio.

Frente de Pueblos Indígenas en Defensa de la Madre Tierra.
Estado de México. En defensa del Gran Bosque Otomí-Mexica.

Letter to
Secretario de Gobernacion Miguel Angel Osorio Chong
"Presidente" Lic. Enrique Peña Nieto
Gobernador del Estado de México Eruviel Ávila Villegas
and 2 others
Titular de la Secretaría de Medio Ambiente Juan José Guerra Abud
Titular de la Secretaría de Medio Ambiente del Estado de México. Cruz Juvenal Roa Sánchez
No a la ecocida autopista SantaFe-Aeropuerto de Toluca