Si mi hija se pone enferma quiero mi derecho a cuidarla. ¡Pedimos permisos por enfermedad!

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 300.000!


Mi hija se ha puesto enferma. ¿Qué hago? ¿Falto al trabajo? Toca cogerse un día de vacaciones o pedir ayuda a los abuelos (si es que es posible). ¿Por qué tan poca conciliación con la vida familiar? Todos los que somos padres nos hemos encontrado con este problema en más de una ocasión.

En España, el Estatuto de los Trabajadores no contempla NI UN SOLO DÍA de permiso cuando nuestros hijos tienen una enfermedad común. Sólo establece permisos (y de 2 días) cuando los niños están ingresados en un hospital, tienen una enfermedad grave o les van a operar. Pero ¿qué pasa cuando nuestros hijos tienen que quedarse en cama porque tienen fiebre o están malitos de la tripa? No todos podemos tirar de abuelos, ¿por qué tenemos que poner en peligro nuestro puesto de trabajo? ¡Los niños que se ponen malos no se cuidan solos!

No podemos entender que el Estatuto de los Trabajadores conceda 15 días de permiso por matrimonio pero ni un solo día cuando nuestro hijo tiene una enfermedad.

Por favor, firma para pedir al Ministerio de Empleo y Seguridad Social que actualice el artículo 37 3b del Estatuto de los Trabajadores e incluya el derecho a pedir un permiso cuando nuestro hijo tiene una enfermedad común.

Esto dice el actual artículo 37 del Estatuto de los Trabajadores:

3. El trabajador, previo aviso y justificación, podrá ausentarse del trabajo, con derecho a remuneración, por alguno de los motivos y por el tiempo siguiente:

a) Quince días naturales en caso de matrimonio.

b) Dos días por el nacimiento de hijo y por el fallecimiento, accidente o enfermedad graves, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario, de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad. (...)

Que un niño no esté ingresado no significa que no necesite los cuidados de un adulto. En nuestro Estatuto falta un apartado que contemple los permisos por enfermedad común. 

En muchos países europeos esos permisos ya existen: Austria,  Alemania, Polonia, Bélgica... Pueden llegar a 12 días al año, o calcularse en horas anualizadas, porque a veces solo se necesitan unas horas del día para organizarse ante un imprevisto. Sin embargo, España es uno de los países con menos ayudas para los padres que trabajamos. No podemos seguir a la cola de Europa en conciliación. Esto tiene que cambiar.

Pide que el Estatuto de los Trabajadores incluya el derecho a ausentarse del trabajo cuando tu hijo está enfermo.

Todos los niños merecen que sus padres podamos cuidarlos.


¿Quieres compartir esta petición?