Actividad Judicial efectiva

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,000!


Con fecha 16 de marzo de 2020, la actividad judicial de la provincia se encuentra paralizada con motivo de la pandemia. Desde entonces hemos sido pacientes y aceptado, en pos del resguardo sanitario, las decisiones tomadas por el STJER a pesar de haberles acercado, ideas y propuestas, que de ningún modo han sido vistas reflejadas en la realidad.

Sin embargo consideramos que ante la nueva decisión del STJER de prorrogar los plazos procesales y mantener al sistema totalmente paralizado (ya hace 38 días hábiles),  nos ha llevado a abogados y ciudadanos a ser privados de ejercer el derecho constitucional del trabajo y de peticionar ante las autoridades.  La situación que nos encontramos atravesando se ha hecho insostenible toda vez que nos hallamos en total y absoluto desamparo económico para quienes no contamos con un ingreso fijo mensual que asegure, siquiera, el pago de nuestros gastos mínimos.

La solución a priori que propugnamos tiene que ver con dos cuestiones, por un lado la exclusión del ejercicio de la profesión de los abogados y mediadores, en el marco del aislamiento obligatorio, tal como se ha concedido a otras profesiones liberales y distintos oficios a nivel provincial y nacional. Y por otro lado algo que viene haciéndose eco desde ya hace mucho tiempo EL EXPEDIENTE ELECTRONICO, que hoy resulta más que necesario ante la obligación de aislamiento que debemos responsablemente cumplir y que hace 38 dias venimos pacíficamente aguardando, cuyo avance para su implementación viene siendo totalmente nulo.

La actividad judicial tal como fue dicho por el Presidente del Superior Tribunal en apoyo al Presidente de la Nación, es una ACTIVIDAD ESENCIAL, pues resulta ni más ni menos que una expresión del Sistema Democrático Argentino amparado por la Constitución Nacional.

Que en definitiva nuestro requerimiento se basa en un principio de solidaridad social tan mentado en estos tiempos. Es por ello que exigimos que a partir del 27/04/2020:

1)      Determine la inmediata restauración de los plazos procesales.

2)      Se impartan instrucciones adecuadas para el trabajo por medios electrónicos tanto para los abogados como para quienes forman parte del Poder Judicial.

3)      Exigir a los Magistrados y Funcionarios extremar su labor para equilibrar todo el tiempo transcurrido, con lo previo y con lo nuevo, habida cuenta que toda esta situación sólo les ha generado un cobro de sus haberes prorrateadamente en el transcurso del mes.

4)      Se exija al Nuevo Banco de Entre Rios S.A. admita las transferencias bancarias comunicadas mediante oficio electrónico para que se efectivicen de forma INMEDIATA las cuotas alimentarias, honorarios profesionales, indemnizaciones laborales dado el carácter alimentario que reúnen, asi como arbitre también el otorgamiento de turnos para quienes no cuentan con una cuenta bancaria para poder realizar la percepción por ventanilla, tal como se admite a jubilados, pensionados y beneficiarios de ayudas económicas de todo tipo.

5)      Ponga en funcionamiento el Expediente electrónico que viene trabajando desde hace ya mucho tiempo con la debida reglamentación.

6)      Se arbitren los medios para realizar las notificaciones de las Mediaciones públicas con domicilio dentro del radio del Juzgado, conforme fuera dispuesto en el Anexo III, siendo esta una actividad a cargo de la oficina de notificaciones del Poder Judicial y no de los profesionales Mediadores conforme fuera impuesto por la Resolución 137/20.

7) Finalmente informe el STJER que avance hubo desde el 16/03/2020 hasta la fecha respecto al funcionamiento del expediente electrónico y cuantas sentencias en total se han dictado en la provincia desde entonces hasta la actualidad.

 

Ponemos en conocimiento que lo que solicitamos no es antojadizo, la Federación de Colegios de Abogados de la República Argentina (FACA), dentro de su ámbito de incumbencia, ha hecho lo propio. Los abogados y ciudadanos de la provincia de Entre Ríos seguimos esperando una respuesta acorde a la solidaridad social que deberían ejercer y demostrar quienes cuentan con el PODER  INSTITUCIONAL para hacerlo. No exigimos dádivas, ni ayudas económicas, QUEREMOS SE NOS BRINDEN LAS HERRAMIENTAS PARA TRABAJAR.