Nueva EPS: Aprueben el tratamiento de mi hija antes de que sea demasiado tarde

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 35,000!


Mi hija Mariangel Arrieta Jiménez tiene 8 años de edad y sufre de Cavernoma, un tumor cerebral muy severo que le está arrebatando la vida día tras día.

Este tumor le produce convulsiones muy fuertes, ha afectado su capacidad motriz y ha hecho que la niña crezca en medio de hospitales todo este tiempo.

Mi Mariángel nació prematura extrema de 25 semanas, con desprendimiento de retina y tuvo que ser operada por eso. Tiene problemas de reflujo gastroesofágico (intolerancia a la lactosa, leche a base de soya), por lo que necesita una dieta especial que se nos dificulta demasiado ofrecerle.

Toma Keppra para las convulsiones, Risperidona para mantener el tumor dormido y ambos medicamentos son muy costosos para nuestra capacidad económica. Nuestra familia es de muy bajos recursos. Mi esposo está desempleado. Tenemos 3 hijos pequeños, yo no puedo salir a trabajar porque debo proteger constantemente la vida de mi hija ya que constantemente debo llevarla por urgencia al hospital por sus convulsiones.

La Nueva EPS con frecuencia no nos da los medicamentos que ella necesita. No nos cubre los gastos para viajar a las citas. No nos ayudan con la leche especial que la niña necesita ni con sus pañales.

Todo eso nos obliga constantemente recurrir a familiares, amigos, conocidos y desconocido para solventar esos gastos tan altos. Nos mantiene en una situación de angustia, desgaste físico, psicológico y estrés constante.

El problema de salud de mi hija requiere que sea monitoreado por especialista de al menos 6 especialidades médicas y que reciba un tratamiento multidisciplinario. Sin embargo, en todos sus años el tratamiento ha sido inconstante y lento.

Mi hija Mariangel, necesita con urgencia que un  neurocirujano pediatra la atienda. Sin embargo, desde hace año y medio no ha podido recibir tratamiento porque la Nueva EPS dice que no hay especialistas.

Cada minuto que pasa sin que mi hija reciba atención médica pone su vida y su salud en mayor riesgo, haciendo que las consecuencias pueden ser atroces e irreparables.

Por esto, le solicito a la Nueva EPS, a la Supersalud, al Ministerio de Salud, a la Defensoría del pueblo que intervengan en la situación para que mi hija reciba un tratamiento apropiado e ininterrumpido. Además, que cubran financieramente de forma constante todas las necesidades de su tratamiento, así como los costos adicionales para que pueda recibirlo (transporte, alimentación).

Por favor, ayúdenme a lograr que mi hija reciba tratamiento digno para su enfermedad.

¡FIRMA y COMPARTE ya esta petición para decir #NuevaEPSResponda! #TodosConMariangel