JUSTICIA para Marlene Fernanda

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 25.000!


El día 8 de abril de 2019 se encontró al interior de su casa el cuerpo sin vida de Marlene Fernanda. Por testimonios de personas cercanas a la víctima, se sabe que Marlene antes de su muerte discutió con su pareja sentimental, quien continuamente la violentaba de diversas formas.

A raíz de la denuncia del caso, se evidenció que la pareja sentimental de Marlene ya había sido condenada en el año 2013 a 36 años de prisión por haber asesinado, en ese entonces, su novia, mediante asfixia por estrangulamiento.

La Fiscalía sin tomar en cuenta las evidencias anteriormente mencionadas y pasando por alto diversas recomendaciones y estándares internacionales, así como protocolos para actuar en casos de violencia de género, el día 13 de abril informó a los medios de comunicación a través de un boletín, que el caso de Marlene se trató de un suicidio, sin que sus familiares fuesen informadas de ello.

Si bien es cierto, no cualquier asesinato de una mujer puede ser considerado feminicidio, en el caso de Marlene reúne los elementos para ser considerado como tal, como es el hecho de que mantenía una relación de noviazgo y había antecedentes de violencia, por mencionar algunos.

En México, cada día asesinan entre 9 y 10 mujeres, tan sólo en enero de este año se tienen registrados 75 feminicidios, más la cifra negra de aquellos en que no se denuncia o los expedientes son archivados y por ende no investigados. Es por esto que feministas, activistas y colectivos que trabajamos en pro de los derechos humanos especialmente de las mujeres, denunciamos que las cifras son mucho mayores, ya que las instituciones mexicanas no investigan, actúan ni juzgan con perspectiva de género y enfoque de derechos humanos no obstante las obligaciones nacionales e internacionales; como aquellas derivadas de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer “Convención Belém Do Pará” y recientemente el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW) de Naciones Unidas, ha indicado en su más reciente reporte, que pese a los esfuerzos del Gobierno mexicano aún es necesario y urgente que se adopten las medidas para prevenir, investigar y juzgar las muertes violentas y desapariciones de mujeres en el país.

Asimismo, cabe recordar el caso de Lesby Berlín Osorio cuyo cuerpo fue encontrado estrangulado con un cable telefónico en las instalaciones de la UNAM y la Fiscalía de la ciudad de México determinó en un principio que había sido un suicidio, no obstante esto, fue señalada y culpabilizada de su propia muerte. En el caso de Marlene, pese los antecedentes de su pareja, se señala que ella se suicidó con una agujeta sostenida a la perilla de la puerta.

En este punto, es importante recordar que  en México la violencia de género es generalizada, estructural y sistemática, que después de arrebatarnos la vida de mujeres, niñas y adolescentes, las revictimiza y culpabiliza de su muerte o de las agresiones recibidas, si las autoridades que deben promover, proteger, respetar y garantizar nuestros derechos son las primeras en vulnerarlos, ¿qué nos queda por hacer?

Por lo anterior, exigimos a la Fiscalía General del Estado y al Gobierno del Estado de Querétaro lo siguiente:

  1. Realizar las investigaciones pertinentes para sancionar al responsable y que éstas sean con perspectiva de género y enfoque de derechos humanos  
  2. Que no se revictimice y se respete en todo momento los derechos de los familiares de la víctima.
  3. Que se emitan las medidas cautelares pertinentes y urgentes para proteger la vida e integridad de las y los familiares. Asimismo, se responsabiliza al Estado de cualquier agresión o afectación que sufran familiares o las personas de los distintos colectivos y organizaciones que se encuentran brindado apoyo y acompañamiento.
  4. El esclarecimiento de los hechos, ya que no sólo es un derecho de la víctima y sus familiares, sino de la sociedad en general.
  5. Que no haya ni un caso más impune.
  6. Que no se disfracen los delitos en los expedientes, ya que esto no reduce el número de feminicidios.

#JusticiaParaMarleneFernanda      #NoFueSuicidioFueFeminicidio    #FiscalíaQroNoFueSuicidio     #EnQroSÍPasa     #AlertaViolenciadeGéneroQuerétaro #NiUnaMenos