7 respuestas

¡¡¡NO A LA SALIDA DE PRESOS!!!

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 1,000,000!


No estoy en contra que se mejoren las cárceles, pero no que les den libertad a los presos.

Si una persona que sale a la calle sin autorización la pueden demorar, ¿Por qué un delincuente que cometió un delito debe salir? Y pensemos esto... Casación está pidiendo que también salgan los que cometieron delitos federales (narcotráfico, delitos de lesa humanidad, evasión fiscal, contaminación ambiental, trata de personas, secuestros extorsivos, contrabando, delincuencia organizada, delitos contra la libertad de expresión, delitos en materia de derechos de autor y propiedad industrial, tráfico de piezas arqueológicas, delitos electorales, ley de marcas, falsificación de moneda, delitos contra la administración pública, lavados de activos de origen ilícito, entre otros) y digo también, porque están liberando a los violadores, asesinos, ladrones, que viven a pocas cuadras de los que fueron sus víctimas.

No estoy de acuerdo la liberación de esta gente, está dicho que nadie va a poder controlarlos pq no hay suficiente cantidad de tobilleras electrónicas. ¿Y entonces?, los dejan libres para que no se contagien, pero como siempre los DDHH, no son tan humanos y se olvidan que somos muchos más los que padecemos robos, ahora no solo seremos víctimas de esta pandemia, sino que, además, también volvemos a ser víctimas de esta gente que se no tuvo problemas en robarte el sueldo en una salidera bancaria, en matar por 100 pesos, en golpear a un abuelo indefenso, en violar a su vecina de 13 años. Definitivamente creo que esta decisión es poner en riesgo a la sociedad. Un viejo riesgo, pero con libertad garantizada.

¿Por qué los DDHH humanos no proveen de jabón y más lavandina?, y que sigan en el lugar que esta gente eligió estar. 

Yo tengo que vivir recluido para cuidar a mi gente, y ahora tendré que tener más cuidado cuando salga a comprar o pase por el cajero. No están pensado en nuestras familias y sobretodo en nuestros hijos. ¡Por Dios! qué futuro les estamos dejamos...