Petition Closed
Petitioning Álvaro de Alvear
This petition will be delivered to:
Álvaro de Alvear

Exige a Bodegas Santa Marina que se disculpe por cancelar el banquete de una pareja gay

Joni y Javi, dos jóvenes extremeños que están a punto de contraer matrimonio, han visto como los responsables del lugar donde iban a celebrar su banquete de bodas cancelaban la reserva al enterarse de que eran gays. Esta pareja había invitado a su boda a más de 200 personas, y prácticamente daba por cerrada la organización del evento cuando se enteraron de esta desagradable noticia por boca de los responsables de la Bodega, que admitieron claramente que su principal accionista, Álvaro de Alvear, exigía la cancelación, dado que el hecho de que fuera entre dos hombres atentaba contra su moral personal. Un conocido periódico local pidió explicaciones a Bodegas Santa Marina, limitándose la persona que les atendió a expresar que “lo mejor es que no entremos a valorar este asunto”. No podemos permitir que hoy en día se sigan produciendo estos casos de flagrante discriminación en los que se pisotean los derechos de unas personas por la mera razón de su orientación sexual. Firma esta petición, y exige a los responsables de Bodegas Santa Marina que se disculpen ante esta pareja de forma inmediata, que les ofrezcan la posibilidad, si así lo desean, de celebrar su enlace en las instalaciones de su Bodega y en todo caso, que eviten en el futuro cualquier tipo de discriminación hacia las personas homosexuales. Estos casos son más frecuentes de lo que pensamos en nuestro país. Solo si todos mostramos de forma clara nuestra más absoluta repulsa a este tipo de reacciones podremos lograr la plena igualdad de todas las personas con independencia de su orientación sexual.

Letter to
Álvaro de Alvear
Estimado señor Álvaro de Alvear:

Una pareja que deseaba celebrar el banquete de su enlace en las instalaciones de su restaurante ha visto como le era denegada tal posibilidad en cuanto su condición de homosexuales ha salido a la luz.

Este tipo de comportamiento por su parte nace de un sentimiento puramente homófobo que nada tiene que ver con el derecho de admisión del que goza cualquier local público. No permitir a unos clientes el acceso a los servicios prestados por su restaurante por la mera razón de su orientación sexual es una discriminación profundamente ofensiva e impropia de una sociedad contemporánea, y que incluso puede ser constitutiva de delito de acuerdo con el artículo 512 del Código Penal.

Por ello, les emplazo a disculparse ante esta pareja de forma inmediata, a ofrecerles la posibilidad, si así lo desean, de celebrar su enlace en las instalaciones de su Bodega y en todo caso, a que se comprometan a no discriminar de ahora en adelante a ningún cliente de sus instalaciones.

Muchas gracias por su tiempo.

Atentamente,