Una planta de tratamiento de residuos domiciliarios para Algarrobo, Chile.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


ESVAL es la compañía sanitaria que opera un emisario submarino(Ocean Outfall) para dar cuenta de los residuos de alcantarillado de Algarrobo, la capital náutica de Chile. Ahora bien, el único tratamiento que se les hace antes de verterlos en el mar es molerlos, contaminando con más de 600 toneladas mensuales a cerca de 1000 metros desde la orilla. A la comuna, sus habitantes y toda la zona costera le urge la construcción de una planta de tratamiento terrestre para detener esta situación

Además, como el diseño del emisario es bastante rudimentario. Tiene una sola línea de trabajo, por lo que cada vez que tienen que hacer mantención o tienen algún problema tienen que utilizar el bypass con lo que no eliminan ni los sólidos ajenos al desecho (palos, piedras, etc) y desde agosto a diciembre de 2017 estuvieron utilizando el by pass. Cabe destacar que la bitácora de funcionamiento de la planta comienza en agosto de 2017 por lo que no es posible saber cuantas veces pasó esto antes.

Esto ocurre desde fines de los años 90s´ y a estas alturas ha contaminado los principales recursos pesqueros de la zona costera de Algarrobo, provocando daño a las especies marinas, impacto económico a los pescadores de pequeña escala que allí habitan. Para Algarrobo, que es un balneario playero, esto se traduce en una pérdida de turistas que asqueados de bañarse en medio de los desechos domiciliarios prefieren irse a otras playas. 

Se le solicita a Ontario Teachers Pension Plan instruir a ESVAL para que construya una planta de tratamiento de residuos domiciliarios en tierra, que permita su evacuación sin tener que verterlos al mar.