Libros sin IVA en Chile

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 35,000!


Soy Fernanda, tengo 17 años, vivo en Santiago, y amo la lectura. Muchas veces me quedo con ganas de leer, porque los libros en Chile son muy caros. En Chile el impuesto al libro es del 19%.

Es una pena que en nuestro país, un bien fundamental como un libro tenga el Impuesto al Valor Agregado (IVA) más elevado del mundo después de Dinamarca, país donde el sueldo mínimo es de €2.000 ($1.900.000) al mes y las personas no tienen problemas en pagar impuestos para mantener sus beneficios de salud y educación gratuita, entre otros.

Está demostrado que la lectura nos abre las puertas al conocimiento, a la imaginación, y los libros son nuestros compañeros de por vida. A pesar que aún soy muy joven, no me imagino mi vida sin libros.  

Es muy contradictorio que Chile, único país de Latinoamérica con dos Premios Nobel, ambos en Literatura, y dónde en este momento la educación es un tema fundamental, la lectura –que es una parte muy importante en la educación de cualquier persona–, no sea de fácil acceso por el costo de los libros. Muchos lectores debemos elegir  entre pagar el metro o comprar un libro.

En países como Argentina, Perú, Colombia, Brasil y México los libros están libres de impuestos. En países como Estados Unidos y Japón se tributa solo un 7% o 5% respectivamente. Chile encabeza la lista de los países en los que más se debe tributar por leer.  ¿No les parece incongruente? El acceso a la lectura es un derecho cultural que no se le puede negar a nadie.

Esta petición no puede pasar por alto, debemos ser miles los chilenos que nos expresemos por un país sin impuesto a los libros, por un país que no nos prive de la lectura. Hay muchos que están a favor de mantener el impuesto en los libros, incluso algunas autoridades.

Otros tantos afirman que el precio de los libros no influye en los índices de lectura. Sin embargo es difícil pensar que en un país como Chile, donde el precio promedio de un libro equivale al 5% del sueldo mínimo del país, los padres de familia puedan llevar libros a sus casas para incentivar la lectura en sus hijos.

Una disminución permitiría que los libros sean de más fácil acceso, y lleguen a más hogares chilenos para crear más lectores, mejores estudiantes, y en consecuencia, hacer de nuestro país un lugar mejor para vivir.

Gracias por firmar y compartir esta petición.    



Hoy: Fernanda cuenta con tu ayuda

Fernanda Moya necesita tu ayuda con esta petición «.@ErnestoOttoneR .@consejocultura Libros sin IVA en Chile». Súmate a Fernanda y 27,619 persona que han firmado hoy.