Petition Closed


El Decreto 1088 es una herramienta política manejada por Nación y diseñada por la corporación veterinaria, con el único fin de tener el dominio sobre los programas de castraciones de cada localidad. Con ello, se aseguran que el servicio público sea limitado y sólo para pocos. Esto implica mantener el statu quo de la superpoblación animal, acrecentar las capturas y matanzas activas y/o pasivas, tolerancia cero para el can comunitario y la persecución de los ciudadanos a través de políticas coercitivas, que vienen demostrando su ineficacia internacional. Si sos animalista, no apoyes este decreto, leé entre líneas, de lo contrario, estarás condenando a los animales.

Letter to
Gobernador de la Provincia de Santa Fe Dr. Antonio Bonfatti
Bloque Pares en la Unidad Popular (PAR) Diputada Claudia Benas
Departamento Rosario Senador Miguel Lifchitz
and 7 others
Bloque F.P.C.S - PS Diputado Eduardo Di Pollina
Bloque F.P.C.S - PS Diputada Inés Bertero
Secretaría de regiones, municipios y comunas de la Provincia de Santa Fe Lic. Horacio Ghirardi
Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Provincia de Santa Fe Dr. Juan Treharne Lewis
Ministro de Gobierno y Reforma del Estado de la Provincia de Santa Fe Ruben Darío Galassi
Vicegobernador de la Provincia de Santa Fe Dr. Jorge Henn
Subsecretaria de Inclusión de Personas con Discapacidad de la Provincia de Santa Fe Lic. Silvia Troccoli
Sr. Gobernador de la Provincia de Santa Fe,
Dr. Antonio Bonfatti:

Tomando conocimiento de su intención de firmar convenio con Nación, en referencia al Decreto 1088, queremos expresarle que Ud. estará adhiriendo a:

- La observación en el ámbito nacional de las “Guías para el manejo Humanitario de Poblaciones Caninas”, las cuales expresan que “algunos animales saludables deberán recibir la eutanasia porque no hay suficientes hogares que les puedan proporcionar un buen nivel de bienestar”.

- El nombramiento del veterinario Juan E. Romero por decreto Nº 246/2012 con el objetivo de “generar instancias favorables para el uso racional de la eutanasia”.

- La introducción del microchip o impuesto al perro, a los fines persecutorios y recaudatorios, reinstalando en el país la captura, el hacinamiento y la matanza de canes, en forma activa y/o pasiva.

Por lo expuesto, Sr. Gobernador Bonfatti, al adherir al decreto 1088 usted está propiciando un verdadero retroceso en la Pcia. de Santa Fe, ya que en más de 80 localidades se promueven verdaderas políticas preventivas ÉTICAS, ECONÓMICAS Y EFICIENTES para lograr un equilibrio en la población de perros y gatos. También está desoyendo el sentir de cientos de entidades no eutanásicas que repudian el decreto 1088 y de cientos de miles de vecinos santafesinos que repudian las prácticas de matanza.