NO a la realización de Pruebas de Certificación de idiomas en junio en Madrid

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


La Asociación de Profesores de Idiomas de la Comunidad de Madrid, recogiendo el sentir general de nuestro profesorado, pedimos que no se realicen las Pruebas de Certificación de Idiomas de las Escuelas Oficiales de Idiomas  en la segunda quincena de junio, tal como se establece en las instrucciones de la Dirección General de Régimen Especial del pasado viernes 22 de mayo.
Las condiciones de emergencia sanitaria en las que nos encontramos no aconsejan la organización de unas pruebas de gran complejidad en su organización y a la que se presentan un gran número de alumnos. No se comprende la premura en realizar unas pruebas presenciales en la Comunidad Autónoma que, lamentablemente, ha sido la más afectada por Covid-19, mientras que la gran mayoría de las Comunidades Autónomas del Estado han optado por su aplazamiento al menos hasta septiembre.y sólo si las condiciones lo permitieran.
En primer lugar, resulta poco realista pensar que es posible la realización de todos los exámenes de certificado B y C de todas las lenguas en dos semanas durante una situación en la que las medidas de protección para evitar contagios van a retrasar de manera inevitable todos los procesos. Además, se trata de unas pruebas con una alta complejidad en su administración para las que, a día de hoy, no hay establecido un protocolo sanitario, ni siquiera el propio calendario de las mismas.
Por otro lado, será difícil cumplir de manera rigurosa con las condiciones de seguridad e higiene necesarias , puesto que muy pocas escuelas cuentan con personal de limpieza en horario de tarde, que es cuando se realizarán las pruebas, a lo que se añade la gran cantidad de papel manipulado en las mismas, y que también supone un riesgo.
La viabilidad de las pruebas en muchas escuelas es también incierta: muchos centros disponen de aulas demasiado pequeñas para establecer la distancia mínima de seguridad, lo cual no garantiza que se pueda acoger a todos los candidatos. Si a esto añadimos la necesidad de desdoblamientos para atender a los alumnos con discapacidad, con tiempos y necesidades diferentes, la falta de personal y aulas se hace aún más evidente. Asimismo, nuestros claustros tienen profesorado que se considera personal de riesgo y que no participará en la administración de las pruebas. Parte de nuestro alumnado, mayoritariamente adulto, también se encuentra en el grupo de riesgo; privarles de la posibilidad de realizar estas pruebas que sí van a hacer otros compañeros va en contra del criterio de equidad que deben cumplir estas pruebas.
A todo lo expuesto se añade la contradicción de unas recomendaciones de la propia Consejería de Educación, que por una parte pretende realizar exámenes a distancia y evitar la presencialidad en los centros y, por otra, convoca unos exámenes presenciales con cientos de alumnos en escuelas, que a menudo cuentan con aulas pequeñas y no acondicionadas para esta situación.
Por todas las razones expuestas, la APEOIM entiende que el cumplimiento de las instrucciones para la realización de las pruebas de certificación de nuestras enseñanzas y de su calendario es inviable, ya que no tiene en cuenta ni la necesaria adaptación de los espacios para garantizar las mínimas medidas sanitarias ni los criterios de calidad ni fiabilidad que deben caracterizar nuestras pruebas y pedimos que no se realicen estas Pruebas de Certificación en la fecha establecida.