No al despido de una profesora por estar divorciada

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 75.000!


Después de casi un año dando clases, y con todos mis alumnos tremendamente felices por haber podido acompañarles, el colegio donde trabajaba ha decidido despedirme por estar divorciada. Lo hicieron diciéndome que las razones para que no continuara trabajando allí “no eran docentes sino morales”. El colegio es concertado, está situado en Seseña y se llama Karol Wojtyla. Más de 31 padres y madres de mi tutoría me firmaron una carta pidiéndome que no me fuera y que continuara con la educación de decenas de niñas y niños el próximo curso, pero el colegio ha decidido que no, “que no cumplo con el perfil moral” que se le presupone a este colegio. 

En la entrevista de trabajo me pidieron un “certificado de matrimonio cristiano”, algo que por supuesto no les di porque supone una clara discriminación ilegal. Además, el contrato que me hicieron era por obra y servicio, una modalidad también ilegal que no puede hacer un colegio financiado con fondos públicos porque ni sustitía a ningún otro profesor ni mi asignatura iba a extinguirse. 

En todo este tiempo me he sentido tremendamente humillada, anulada...me han llegado a corregir por la forma de vestir y a medir el largo de mi falda porque tenía que ser “dos palmos más larga”. Han sido unos meses en los que he vivido amedrentada ante el miedo a perder el trabajo porque ese despido me supondría quedarme en la calle desahuciada con mi hijo de 14 años. 

Cuando inicié esta petición el sacerdote del colegio me llamó amenazándome diciéndome que la quitara, y que si seguía así, no me volverían a contratar en ningún otro colegio y que irían a por mi con todo su arsenal, peleando con uñas y dientes. Por eso es importante no desfallecer ahora, y por eso necesito tu firma. 

Cuantos más seamos más presión haremos con el Colegio para que entiendan que no deben tratar así a un trabajador que solo busca el bien de sus alumnos. Firma ahora esta petición para pedir al Colegio Karol Wojtyla que no me despida y poder así continuar siendo profesora.