POR UNA CONSTITUCIÓN QUE RECONOZCA LOS REINOS HISTÓRICOS Y PERMITA MODIFICAR AUTONOMÍAS

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 1.000!


En un momento crucial para la nación, el Congreso de los Diputados ha acordado crear la <<Comisión de Evaluación y Modernización del Estado Autonómico>>, en la que intervienen la práctica totalidad de los grupos parlamentarios, y del que con total probabilidad saldrá una propuesta para reformar la Constitución Española de 1978. En los tiempos que corren el centro de atención está en reconocer particularidades regionales, y los integrantes de dicha Comisión, así como los grupos políticos parlamentarios, han de tener claras cuáles son las sensibilidades territoriales de toda la nación y no sólo aquellas que sean demandadas por gobiernos autonómicos nacionalistas, y al reconocimiento de los valores lingüístico-culturales de diversos territorios de España hay que sumar un reconocimiento prioritario a los territorios históricos que fueron la génesis de la actual España, los que UNIERON España de manos de los Reyes Católicos y que a día de hoy siguen representados en el escudo de nuestra bandera nacional. Por ello, invito a la Comisión a que incluyan en el texto constitucional los siguientes reconocimientos:

  • Reconocimiento de COMUNIDADES CULTURALES, aquellas que tienen extendido el uso de un idioma cooficial al español: País Vasco, Cataluña, Galicia, Comunidad Valenciana y Baleares.
  • Reconocimiento simbólico de los cinco REINOS HISTÓRICOS que conformaron la España actual: Reino de Castilla, Corona de Aragón, Reino de León, Reino de Navarra y Reino de Granada.

 

Dada la relevancia cultural e histórica de estos territorios, este reconocimiento ha de suponer además un estatus especial por el cual los territorios reconocidos como Comunidades Culturales o Reinos Históricos que actualmente coincidan con Comunidades Autónomas existentes o lo hagan en un futuro, mientras exista el Estado de las Autonomías, no puedan dejar de existir dentro de España.

Frente a esta propuesta, y aun existiendo ya en la Constitución de 1978 un amplio reconocimiento, muchas Comunidades Autónomas han sido, son y, probablemente, seguirán siendo críticas y exigentes respecto a aumentar estos derechos históricos. Sin embargo, durante esta etapa democrática española en no pocos casos han concurrido gobiernos autonómicos –nacionalistas y no nacionalistas- que han acaparado un enorme poder y un centralismo autonómicos, pero que han arrinconando la historia de provincias que teniendo históricamente un vínculo menor o nulo con las autonomías en las que han sido encuadradas, han visto cómo su historia, sus símbolos, sus administraciones provinciales y locales o su identidad (que en muchos casos se acerca más a un sentimiento español que a uno autonómico o exclusivamente autonómico) han sido cercenados y olvidados en pos del adoctrinamiento autonómico y del supuesto agravio que sufren por parte del Estado, elementos utilizados para rentabilizar un victimismo que les permita ser adalides de la defensa regional a ojos de sus posibles votantes y así perpetuarse en el poder.

Luego, frente a este arrinconamiento intra-autonómico, tan opuesto a las ya habituales reivindicaciones autonómicas cuando se trata de atizar al Estado español, se propone habilitar un procedimiento por el cual se pueda modificar el mapa de las autonomías. Este procedimiento, que no está previsto en el texto constitucional de 1978 ya que en el mismo sólo se plasmaron los requisitos para constituir una autonomía pero no para modificarlas, es uno de los aspectos más necesarios y urgentes a reformar: en otras constituciones de referencia a la nuestra, como en el Art. 29 de la Constitución de Alemania o en el Art. 132 de la Constitución Italiana, sí recogen esta posibilidad, por lo que la no actualización de la Constitución Española en este sentido supone un atraso frente a otros países desarrollados de su entorno occidental, permitiendo así la perpetuación de los gobiernos autonómicos que oprimen a los ciudadanos que no quieren que se falsee su historia y que quieren vivir en la libertad de ser de España y de ser español y europeo. Por ello, se propone la posibilidad real y efectiva de modificar el mapa territorial de las regiones, habilitando las opciones de:

  • SEGREGACIÓN, para crear una nueva autonomía a partir de una existente, con la inclusión de requisitos mínimos para constituir la nueva autonomía: al menos dos provincias y/o un número mínimo de habitantes (en la Constitución italiana requiere un millón de habitantes), con el fin de evitar nuevas micro-regiones.
  • UNIFICACIÓN, para crear nuevas autonomías a partir de territorios existentes, dejando de existir las entidades previas en caso de que alguna comunidad autónoma sea parte de la unificación con el fin de evitar que la norma sea burlada para anexionar territorios, e incluyendo criterios máximos respecto al número de provincias: no superior a 4-5 provincias por autonomía en ningún caso.
  • MODIFICACIÓN, por la cual una parte del territorio de una autonomía existente pasa a ser parte de otra autonomía limítrofe, aplican también criterio de máximo de 4-5 provincias.
  • PROVINCIALIZACIÓN, por la que una autonomía uniprovincial o una provincia de una Comunidad Autónoma se segrega para dejar de ser una autonomía o de ser parte de una de ellas para volver a ser gobernados por la Diputación Provincial, eliminando la duplicidad de instituciones.

 

Por tanto, para aunar las reivindicaciones históricas, culturales, lingüísticas y las provinciales-locales en un remozado texto constitucional adecuado a la historia de nuestro país y al entorno occidental y europeo en el que vivimos que sirva para unir ahora y en el futuro a España, frente a aquellos que sólo quieren reformarla para poder destruirla, ayúdame firmando esta petición y compártela con tus familiares, amigos y todos aquellos que creen que España puede tener una Constitución mejorada que sirva para una convivencia mejor entre españoles, y así conseguir que esta propuesta acabe entre las manos de los integrantes y portavoces de los grupos políticos de la Comisión de Evaluación y Modernización del Estado Autonómico, y les hagamos ver que el futuro pasa por apostar y hacernos libres a quienes queremos, solidariamente, la igualdad y el reconocimiento de todos los territorios de España, y no por hacernos rehenes de quienes quieren mostrarse superiores a los demás españoles y pretenden romper la paz y la convivencia.

 



Hoy: José Manuel cuenta con tu ayuda

José Manuel Pérez Padial necesita tu ayuda con esta petición «Congreso de los Diputados : POR UNA CONSTITUCIÓN QUE RECONOZCA LOS REINOS HISTÓRICOS Y PERMITA MODIFICAR AUTONOMÍAS». Únete a José Manuel y 509 personas que ya han firmado.