Un plan CES urgente en Burgos para colonias felinas

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


Es la mejor opción para gatos y vecinos.

La situación es insostenible. Llevamos contabilizados más de 1.300 gatos repartidos en diferentes colonias por la ciudad y aún quedan muchos más por censar, el total puede ser fácilmente el doble.

¿Qué es un plan CES? Resumen. Consiste en aplicar el método CES (Capturar, Esterilizar, Soltar) en la población felina de la ciudad, incluyendo aspectos como la desparasitación, control y correcto cuidado, con un doble objetivo. Por un lado, frenar la superpoblación de gatos y limitar todo lo posible el número de camadas que aparecen, mejorando la calidad de vida y situación de estos animales y por otro, mejorar las condiciones higiénico sanitarias de las colonias y terminar con las molestias asociadas al celo (orina, olores, peleas, ruidos, etc.), mejorando la convivencia vecinal.

¿Qué es la superpoblación? En cualquier esquina hay varios gatos, esto sucede por pura lógica. Si en un sitio "bueno" para ellos (con verde, poco transitado, apartado, etc.) ya hay por ejemplo 40, las nuevas crías que sobrevivan y otros gatos que aparezcan tienen que buscar otro sitio. Eso hace que veamos gatos en lugares súper transitados o 4-5 gatos que se han juntado cada 50 metros, en cualquier trocito que puedan estar, entre dos tiendas, un patio, en un murito derruido, etc.
Y solo va a ir a más, porque todos siguen criando. Aunque ninguna persona les diera de comer, con nuestros desperdicios y su propia caza tienen para alimentarse y seguir criando. La prolífica reproducción de los gatos es algo que hay que asumir (fértiles desde los 6 meses y de 2 a 4 celos anuales con camadas de 4-5 miembros). 

¿Qué consecuencias tiene? No trae nada bueno, aumenta la incidencia y contagio de zoonosis, que son las enfermedades que se nos pueden contagiar. Los barrios se llenan de olores porque sin esterilizar la orina de los gatos por una hormona huele muy fuerte y realizan el comportamiento de marcar. Hay peleas y maullidos del celo. Se acumulan desperdicios de gente que no les alimenta de forma correcta, muchas veces por desconocimiento o falta de un protocolo que se les pueda exigir como ocurre con un plan CES. Transita un número elevado por carreteras de mucho tráfico habiendo muchos atropellos. Se ven muchos gatos en mal estado, con enfermedades infecciosas y en situaciones terminales.
Y aparecen en primavera y otoño cientos de camadas para las que por desgracia no hay suficientes hogares de adopción. Sufren una gran mortandad. Muchas crías terminan huérfanas porque sus madres son atropelladas, las matan ejemplares adultos en la defensa del escaso territorio, ellas mismas terminan atropelladas, son recogidas por gente inexperta o con malas intenciones, abandonadas en contenedores, etc.

¿Qué tiene que asumir el Ayuntamiento? Que se trata de un problema público, de responsabilidad pública, porque los gatos siempre van a estar ahí y cada vez va a haber más en proporción al territorio y número de habitantes si no se hace nada. Es una realidad que generan las poblaciones humanas, lo único que podemos decidir es cómo gestionarla y el método CES es la opción más ética, eficaz y económica, internacionalmente reconocida y aplicada. Las administración ha de cubrir las esterilizaciones y desparasitaciones, en base a unas tarifas lo más ajustadas posible gracias a la colaboración de las clínicas veterinarias de la ciudad.

¿De qué se encargan las asociaciones? Nos encargamos de capturar a los gatos, cuidarles durante su recuperación y volverles a soltar. Buscamos hogares para los caseros y sociables que no puedan vivir en colonias y para las camadas, que conforme se aplica un CES son muchas menos las que van apareciendo.También de tratar a los enfermos, que no son pocos, algunas cosas graves y otras no como un catarro o infección ocular, pero se lo tenemos que tratar.
Y controlamos las colonias, porque el CES incluye un protocolo para los cuidadores, que recoge aspectos desde la alimentación para que nunca haya restos de comida ni olores, desinfección, obligación de registro de individuos, etc. Las asociaciones forman a los voluntarios y estos han de firmar los compromisos de actuación. Se les identifica y da carnets, de forma que solo ellos pueden cuidarles y así se puede sancionar a quien haga actuaciones sin estar habilitado para ello y controlar que las colonias están correctamente atendidas. Entonces un cuidador puede avisar de si ha aparecido un nuevo individuo, si es un casero abandonado, una hembra preñada, si uno enferma, etc. y se actúa rápido.

¿Qué más ventajas tiene un plan CES? El plan incluye otras cosas como reubicar colonias que estén en lugares de riesgo para ellos mismos o los ciudadanos. Es decir, que vuelven donde están si es un sitio adecuado tanto para ellos como para los vecinos del barrio.
Los gatos esterilizados deambulan mucho menos y encima sin superpoblación y con la comida asegurada, básicamente se dedican a tumbarse al sol, moverse 20 metros y volverse a tumbar al sol. No se pelean, no maúllan por los celos, no hay olores, etc.
Por instinto, siguen cazando presas aunque no se las coman, lo que contribuye al control de los roedores y de los mosquitos aunque pueda sonar más raro, los que tenemos gatos sabemos que se los comen con mucho gusto.
Y controlando su población, se controla el número de estos depredadores y por tanto, presas muertas, ya que su superpoblación también daña a algunas especies autóctonas al mermarlas considerablemente si hay mucha más proporción de gatos que de estas.

UNA CUENTA MUY SENCILLA: Si en una zona verde hay 20 gatos que terminan molestando por olores, ruidos, saturación con nuevas camadas, etc. y son retirados por control de plagas y llevados a la perrera. ¿Qué ocurre? Que en unas semanas vuelve a haber otros 20 gatos en esa zona, mientras que en la perrera siguen los otros 20. Y así tenemos una producción infinita de gatos, unas quejas vecinales infinitas, un gasto infinito de recogida y perrera, una labor infinita de las asociaciones para sacarles, etc.
¿¿Se ve lo absurdo que es esto??
Con un plan CES se estudia si 20 son muchos para ese solar o zona verde, se examina, esteriliza y desparasita a los 20, se devuelven 15 y se reubican 5. La colonia pasa a cuidarse adecuadamente. No hay olores, no hay comida pudriéndose, no hay ruidos, ni pulgas ni garrapatas, casi ni se les ve, no hay quejas vecinales, no ocupan el lugar nuevos gatos, no hay 20 gatos en la perrera, no hay más gasto para la administración, etc.
ES ASÍ DE OBVIO y por eso este método se aplica ya en decenas de ciudades españolas.

BURGOS HA LLEGADO A UN PUNTO CRÍTICO Y NECESITA APLICAR DE FORMA URGENTE UN PLAN CES PARA SU POBLACIÓN FELINA.
Faltan adopciones, las asociaciones estamos saturadas y no dejan de llegar gatitos, la ciudad está llena de colonias en malas condiciones. En otoño vuelve a ser época fuerte de cría. No es un tema de sensibilidad animal aunque los que la tenemos sufrimos mucho con esta situación, es de sentido común. A la gente que no le gustan los gatos tampoco les gusta verles agonizando, o enfermos, o ver gatitos desamparados en cada calle y tampoco que sus barrios parezcan vertederos y criaderos de infecciosas. Los ciudadanos demandan una solución y el método CES es la respuesta.

#BurgosCESya #SíalCESBurgos



Hoy: PROANBUR cuenta con tu ayuda

PROANBUR necesita tu ayuda con esta petición «CES Burgos». Únete a PROANBUR y 3.250 personas que ya han firmado.