Victoria

Demandamos #4compromisos de los candidatos Carlos Alvarado y Fabricio Alvarado.

¡Esta petición logró su objetivo con el apoyo de 3,623 personas!


Carta abierta a los candidatos a la presidencia de Costa Rica Carlos Alvarado y Fabricio Alvarado

Ante la escalada de femicidios y violencia misógina que vivimos en Costa Rica, desde Mujeres en Acción demandamos compromisos concretos de los candidatos presidenciales

Desde Mujeres en Acción denunciamos la escalada de femicidios que vivimos en Costa Rica a partir de inicios de marzo, una ola nunca antes registrada en nuestro país. En los primeros 18 días de este mes, seis mujeres han sido asesinadas a manos de hombres que se consideraron con derecho a disponer de sus cuerpos y de sus vidas. Este mes que se dedica internacionalmente a destacar la importancia de la defensa de los derechos de las mujeres se transformó en un tiempo nefasto, que marcó con dolor y violencia, la historia del país.

Esta escalada de femicidios ocurre en la recta final de un proceso electoral del que nuestra sociedad no puede sentirse orgullosa. El ataque sistemático desde un escalón político, a los derechos humanos de todas las personas crea condiciones de violencia que han dañado seriamente nuestra convivencia; mientras que nosotras, por el contrario, aspiramos a una coexistencia inclusiva y democrática.
Cuando los entornos se vuelven más violentos, quienes más se afectan son las mujeres. Es una realidad comprobada en contextos de guerra y de delincuencia organizada, en periodos de represión política y confrontaciones de diversa índole. Cuando la violencia se reclama como la forma de resolver las diferencias, los violentos se sienten legitimados para actuar y autorizados para disponer de otras vidas.

Señalamos que existe un ambiente de violencia y odio en el país que se ha alimentado en la presente campaña electoral mediante el ataque y amenaza sistemática hacia el respeto y la garantía de los derechos humanos de todas las personas, lo cual crea condiciones propicias para el aumento de los femicidios. No permitiremos que se ignore o trate de ocultar que los femicidios los cometen hombres que se sienten legitimados para agredir y matar a las mujeres, cuando sus pretensiones de control sobre ellas encuentran justificación social. Ellos son los responsables de estas muertes.

Los dos candidatos que disputan la Presidencia de la República el día 1 de abril tienen la responsabilidad ineludible de comprometerse y actuar decididamente para revertir esta situación, colocando el respaldo comprometido del Estado de Costa Rica, del lado de todas las mujeres, especialmente aquellas que viven violencia. Sin esta condición, el país corre el riesgo de perder la batalla contra la violencia femicida, tal como ha ocurrido en países vecinos.

Mujeres en Acción demanda de Carlos Alvarado y Fabricio Alvarado su compromiso con cuatro medidas imprescindibles para impedir que esta escalada de femicidios se instale en Costa Rica y para encaminar a nuestro país por la ruta de la defensa y la garantía de los derechos de las mujeres.

1. Fortalecer desde el Ejecutivo las estrategias y acciones orientadas a la erradicación del femicidio, así como las alianzas con los otros poderes del Estado, avanzando a partir de las construcciones y lecciones que existen en el país
En Costa Rica, se han diseñado estrategias para la prevención específica de los femicidios y ya se desarrollan diversas acciones en este sentido. En este campo, nuestro país está a la vanguardia de Latinoamérica.
No queremos que una nueva administración pretenda partir de cero, ignorando lo avanzado y las lecciones aprendidas. Demandamos de los candidatos presidenciales Fabricio Alvarado y Carlos Alvarado su compromiso personal y político de: a) fortalecer la Política Nacional para la Atención y Prevención de la Violencia contra las Mujeres de Todas las Edades (PLANOVI) asignando los recursos idóneos en todas las instituciones para que ejecuten el Plan 2017-2032; b) extender la cobertura de los Comités Locales de Atención Inmediata y Seguimiento en situaciones de riesgo de femicidio (CLAIS); c) mantener y diversificar la oferta de alojamientos seguros y acompañados para las mujeres en riesgo de femicidio; d) establecer como prioridad de parte de las autoridades de las diferentes instituciones la atención y prevención de la violencia contra las mujeres; e) respetar y fortalecer la Subcomisión sobre Femicidio del PLANOVI, instancia interinstitucional e intersectorial que identifica y analiza cuantitativamente los femicidios y define las estadísticas oficiales; f) facilitar la aplicación del protocolo de análisis cualitativo de los femicidios para identificar formas apropiadas de prevenirlos; g) asignar recursos suficientes para las acciones y campañas de prevención de los femicidios.

2. Fortalecer el INAMU y su papel rector independiente de otros ministerios, como ente específico y especializado dedicado a la defensa de los derechos de las mujeres, tal como establece su ley constitutiva
Erradicar los femicidios no es una tarea exclusiva del INAMU. Quienes afirmen lo contrario ignoran o pretenden ignorar que se trata de una responsabilidad en conjunto del Estado; y más allá de él, de la sociedad, las comunidades, las expresiones colectivas -incluyendo asociaciones, iglesias y partidos políticos-, así como de personas individuales, que son igualmente actores con responsabilidades propias.
El INAMU es el ente rector cuya competencia es orientar y armonizar los esfuerzos que realizan las diferentes instituciones del Ejecutivo en materia de derechos humanos de las mujeres, de igualdad de género y del derecho a vivir libres de violencia. Además, cada año el INAMU brinda servicios especializados a miles de mujeres que viven violencia. La efectividad de este trabajo puede medirse por el hecho de que ninguna mujer atendida en las dependencias del INAMU ha sido víctima de femicidio.
Demandamos de los candidatos presidenciales Carlos Alvarado y Fabricio Alvarado su compromiso personal y político para a) mantener el carácter técnico especializado del INAMU tal como establece su ley constitutiva, así como los objetivos, competencias y recursos señalados en dicha ley; b) en caso de resultar electo, instruir a su gabinete para que desde sus respectivas instituciones actúen de manera proactiva para respetar, respaldar y responder al papel rector del INAMU, con especial énfasis en su tarea de articular las acciones de prevención de la violencia contra las mujeres y el femicidio; c) designar en la dirección del INAMU a una mujer de incuestionable compromiso, reconocida trayectoria y conocimiento comprobado en materia de derechos de las mujeres.

3. Garantizar el respeto y cumplimiento de los compromisos internacionales y nacionales en materia de derechos humanos
La violencia contra las mujeres y en particular los femicidios, no se detendrán si en Costa Rica se irrespetan los derechos humanos de sus habitantes. Los derechos humanos son integrales e indivisibles, lo que significa que cuando uno es violado se favorece que otros también lo sean. Las muertes de mujeres en manos de agresores tienen como contexto las múltiples formas de exclusión social, económica y política que viven las mujeres, especialmente las más jóvenes, que son las que con mayor frecuencia son blanco de los femicidas.
Demandamos de los candidatos Fabricio Alvarado y Carlos Alvarado a) el compromiso de respetar y hacer cumplir los compromisos nacionales e internacionales que Costa Rica ha suscrito en materia de derechos humanos y derechos de las mujeres, muy especialmente aquellos en lo que se reconoce la obligación estatal de prevenir, atender y sancionar la violencia; b) el respeto a los acuerdos establecidos en relación al Sistema de Naciones Unidas y al Sistema Interamericano de Derechos Humanos (Comisión IDH y Corte IDH); c) el reconocimiento de la obligación de responder a la violencia contra las mujeres de acuerdo con los lineamientos, estándares y recomendaciones definidos por la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer (Convención de Belem do Pará) y por el Mecanismo de Seguimiento de dicha Convención, el MESECVI.

4. Convocar espacios de diálogo con todos los sectores sociales destinados a debatir amplia y profundamente sobre el país que queremos
Los resultados de la primera ronda electoral dejaron claro que nuestro país no es homogéneo, es un país lleno de desigualdades, en el que hay problemas muy específicos por región y en el que viven comunidades de personas con necesidades que no están siendo debidamente atendidas.
Como consecuencia del abandono estatal de muchos territorios, se han vulnerado las condiciones de vida de muchas personas que se encuentran en pobreza, despojadas de la tierra, invadidas por monocultivos y agroquímicos, con condiciones de trabajo precarizadas o de riesgo; sufriendo las consecuencias de la contaminación de sus suelos y su agua, de la destrucción de la biodiversidad; o con limitado acceso a educación de calidad y a la protección de su salud.
Estamos frente a un país que no es capaz de reconocer ni de gestionar la diferencia: las personas con discapacidad no tienen garantizado el derecho a acceder al espacio público, a la educación, al trabajo, a la participación de la vida cultural y política del país, ni siquiera a la autonomía; la no discriminación y el reconocimiento de los derechos de la población LGBTI en igualdad de condiciones que el resto de ciudadanos continúa siendo una deuda, así como el reconocimiento de las identidades trans e intersex en específico; a los pueblos indígenas les continúa siendo negada su autonomía y el reconocimiento de su independencia política y de sus territorios, así como el acceso a la educación, salud y vivienda en condiciones de igualdad y equidad. La población afrodescendiente que todavía hoy, sufre discriminación racial, que se expresa en grandes limitaciones para acceder al trabajo digno, a la educación de calidad, a la atención de salud y a la participación en la toma de decisiones. Las personas migrantes, racializadas, trabajadoras, merecen el reconocimiento de su dignidad en relación con la legislación, el empleo, la no discriminación y a sus derechos laborales.
Las mujeres, al ser la mitad de la población, formamos parte de todos esos contextos, pero además soportamos el doble de violencia y de discriminación, por el simple hecho de ser mujeres. Demandamos de los candidatos presidenciales Carlos Alvarado y Fabricio Alvarado a) su compromiso personal y político para establecer un mecanismo de mesas de diálogo a nivel nacional, con todos los sectores sociales, en las que se debata el país que queremos, tomando en cuenta las necesidades de todas las personas que vivimos en este territorio, sobre todo las de aquellos colectivos que se encuentran en situaciones más vulnerables; b) garantizar que este diálogo sea democrático, amplio, participativo, abierto y paritario, con representación de organizaciones, específicamente de mujeres; c) establecer un sistema que permita dar seguimiento y hacer vinculantes los acuerdos que surjan en estos diálogos; d) contemplar en este proceso los estándares de participación y co-creación con los que el país se ha comprometido al ser parte de la plataforma internacional de la Alianza para el Gobierno Abierto.

Nuestra propuesta y compromiso como Mujeres en Acción es y será por una Costa Rica donde todas y todos quepamos. Somos y seremos aliadas para fortalecer esta visión de país y férreas luchadoras por la defensa nuestros derechos.



Hoy: Mujeres cuenta con tu ayuda

Mujeres en Acción necesita tu ayuda con esta petición «Carlos Alvarado: Demandamos #4compromisos de los candidatos Carlos Alvarado y Fabricio Alvarado.». Súmate a Mujeres y 3,622 persona que han firmado hoy.