Agua del campo, pal campo

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 2.500!


AGUA DEL CAMPO PAL CAMPO

La isla de Gran Canaria es una de las más afectadas por el cambio climático, y además, es la isla más agotada hídricamente para hacer frente al mismo. 

Hoy, año 2020, sufrimos las consecuencias de la expoliación de las aguas subterráneas de Gran Canaria y la desaparición de miles de nacientes,  el nivel freático se encuentra aproximadamente en los 700 msnm, es decír a 1/3 de la altura de la isla, encontrándonos con un acuífero agotado y contaminado por instrucción marina.

Hoy, casi no llueve y se ha incremento la evaporación por el aumento de temperaturas. Con el pinar y el monte quemado, se reduce mucho su capacidad de captar agua cada año para nutrir el acuífero y poder regar nuestros campos. 

La falta de agua para la agricultura y ganadería es la razón fundamental de la emigración de más del 70% de nuestros vecinos y el abandono del campo tiene como consecuencia la proliferación de maleza como inciensos, retamas, cañas, etc. que alimenta los grandes incendios que están asolando nuestra isla.

En lo que llevamos de siglo se han quemado en Gran Canaria unas 34.000 hectáreas de monte y pinar (unos 34.000 campos de futbol), de las cuales, mas de 1.600 hectáreas son de terrenos de cultivos. 

Los incendios, la sequía y el abandono del campo, provocan que cerca del 90% de nuestra isla esté en peligro o en proceso de desertificación y que se debe a la vulnerabilidad de los ecosistemas de zonas secas, según el programa Acción Nacional contra la desertificación del Ministerio para la Transición Ecológica.

A partir de finales del siglo XIX y sobre todo en la primera mitad del XX, se excavaron miles de pozos y galerías de agua en Gran Canaria, que buscan sobre todo los acuíferos de montaña. En 1975 habían autorizados 2.608 pozos de profundidad ilimitada y cientos de galerías con una longitud acumulada del orden de 1.200 km (Libro del agua de Gran Canaria).

El Consejo Insular de Aguas del Cabildo de Gran Canaria reconoce que a día de hoy existen unas 4.000 explotaciones, pero la mitad de ellas nunca fueron autorizadas.


El Plan hidrológico de Gran Canaria reconoce que se extraen unos 72 Hm3 de agua subterránea anualmente, (72.000.000 de m3) pero si solo se tienen en cuenta las explotaciones legalizadas, podríamos deducir, que se desconoce el total de agua que se extrae.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconocía en 1975 que “el sistema imperante en la isla de Gran Canaria para el aprovechamiento de aguas superficiales y subterráneas escasamente alcanza a satisfacer la demanda actual (1975) y, a fortiori, será incapaz de cubrir la demanda futura”;  y proponía 10 recomendaciones, entre las que figuraba “llevar a cabo una planificación racional de la explotación de los recursos hidráulicos de la isla,  así como estudiar la recarga del acuífero”, de eso hace ya 45 años…

Entendemos que sin agua para la agricultura, la ganadería y el bosque productivo, la soberanía alimentaria que tiene que asegurar el Cabildo de Gran Canaria no es viable, (Importamos aproximadamente el 91 % de lo que consumimos, mientras que la FAO, Organismo de la ONU, recomienda una producción local del 40%), por lo que para mantener nuestro paisaje natural y agrario hay que abastecer de AGUA DE RIEGO a las personas que se dedican  a la agricultura y ganadería de las medianías y cumbre de Gran Canaria.  


Es por lo que, solicitamos al Cabildo de Gran Canaria que negocie con los vecinos las medidas siguientes:


1º La Construcción de balsas para el almacenamiento de agua de riego.

2º La Instalación de tuberías para el transporte de agua desde las balsas o presas a las zonas agrícolas.

3º Rescatar las concesiones de presas y explotaciones que vayan caducándose.

4º La Instalación de tomas de agua contra incendios en todos los barrios de las medianías y cumbre.

5º Se declare sobre los 300 msnm a Gran Canaria como “zona sobre explotada”, de acuerdo al articulo 45 y siguientes de la Ley 12/1990, de 26 de julio, de Aguas de Canarias, con el fin de revertir el grave proceso de desertificación y diseñar la recarga del acuífero.


El agua es un bien escaso y estratégico que se está convirtiendo en un recurso inaccesible por la mala gestión y por la privatización para negocio de unos pocos.


Firma para pedir las medidas necesarias al Cabildo de Gran Canaria para salvar el paisaje natural y agrario que garantice la vida futura de los gran canarios.

Aclaraciones:
Los vecinos/as de las medianías y cumbre de Gran Canaria hemos llevado a cabo un proceso participativo y técnico, financiados por la Unidad de Participación Ciudadana del Cabildo de GC y por la  Vicepresidencia del Gobierno de Canarias respectivamente, en la que hemos participado unas 30 asociaciones y un millar de personas que solicitamos un plan de inversiones  para las medianías cumbre de Gran Canaria, que tiene como eje principal la inversión de 20.000.000 € en infraestructuras para garantizar el agua de riego y la mitigación del cambio climático en Gran Canaria. Desde la Unión de Asociaciones te agradecemos la colaboración que puedas prestarnos con tu firma y ayuda.