Petition Closed
Petitioning Butterball and 4 others

Dile a Butterball que deje de torturar pavos

245,593
Supporters

Desde el día que salen del cascarón hasta cuando son violentamente sacrificados, las vidas de los pavos de Butterball están llenas de miseria y privaciones.

¿Cómo sé esto? Porque trabajé encubierto en un criadero de pavos de Butterball, en Carolina del Norte, en nombre de Mercy For Animals, una organización nacional de protección animal, sin ánimo de lucro.  En Butterball, usé una cámara escondida para documentar los horrores que pocas personas pueden aún imaginar, incluyendo:

 • Aves bebés siendo lanzadas cruelmente a una máquina trituradora para ser molidas aún estando vivas.

 • Trabajadores tirando bruscamente y dejando caer animales recién nacidos, sin ninguna consideración por su bienestar.

 • Aves recién salidas del cascarón regularmente atascadas en la maquinaria y mutiladas por ésta.

 • Pavos a quienes se les remueven o queman sus sensibles dedos y picos, sin ningún analgésico.

Por desgracia, estos abusos son simplemente una muestra de la permanente crueldad y violencia que los pavos son forzados a soportar en Butterball. Investigaciones previas llevadas a cabo por Mercy For Animals han revelado a trabajadores de Butterball pateando y lanzando violentamente a los pavos, y golpeando sus cabezas con varas metálicas. Esta investigación conllevó al allanamiento de la granja industrial de Butterball por parte de agentes de la policía y a múltiples condenas por crueldad animal de trabajadores de Butterball, incluyendo la primera condena como delito grave en la historia de los Estados Unidos relacionada con una granja industrial avícola.

Además de toda esta terrible violencia, los pavos de Butterball sufren de una crianza selectiva para crecer tanto y tan rápido, que muchos de ellos sufren dolorosos defectos óseos, lesiones articulares de cadera, deformidades incapacitantes de los pies y las piernas, y ataques cardíacos fatales.

Esto tiene que terminar.

Por favor, únete a mí y a Mercy For Animals pidiéndole a Butterball que ponga fin a algunas de las más crueles prácticas de las granjas industriales

Muchas gracias.

Lidia

Letter to
Butterball
CFO, Butterball Barry Gum (CFO, Butterball)
CEO, Butterball Kerry Doughty (CEO, Butterball)
and 2 others
COO, Butterball Joe Nalley (COO, Butterball)
Butterball
Me indigna ver otra investigación encubierta que muestra el horrible abuso animal en una instalación de Butterball. Esta vez, los trabajadores de Butterball fueron captados mutilando pavos bebés sin analgésicos y lanzándolos a una máquina trituradora para molerlos vivos. ¡Esta clase de evidente crueldad para obtener ganancias debe terminar! Es hora de poner fin al abuso animal que ocurre sin control en las granjas industriales de Butterball.

Lo que es peor es que el sufrimiento de los pavos de Butterball comienza con su crianza. Mientras los pavos silvestres son aves majestuosas, conocidas por su gracia, velocidad e inteligencia, los pavos de Butterball han sido criados selectivamente para crecer tanto y tan rápido, que muchos de ellos sufren dolorosos defectos óseos, lesiones articulares de cadera, deformidades incapacitantes de los pies y las piernas, y ataques cardíacos fatales.

Claramente, Butterball puede ser mejor que esto.

Le ruego que empiece a aliviar la crueldad y el sufrimiento innecesarios, documentados en la investigación realizada por Mercy For Animals, e implemente políticas significativas de bienestar animal, incluyendo:

- Cuidado veterinario habitual para las aves enfermas y heridas.
- Fin de la manipulación genética de los pavos que promueve una ganancia de peso no natural.
- Provisión de una superficie limpia para dormir, enriquecimiento ambiental y acceso a la luz solar para los pavos.
- Instalación de cámaras en todas las edificaciones de Butterball y transmisión en vivo vía Internet.
- Fin del cruel método de sacrificio de las aves adultas (en el cual son suspendidas de las piernas y electrocutadas, antes de cortar sus gargantas) y adopción de una alternativa menos cruel.
El abuso animal documentado una y otra vez en Butterball no puede tolerarse en una sociedad civilizada. Es crucial que usted tome medidas inmediatas para prevenir esta crueldad e implemente estas mejoras modestas, aunque importantes, de bienestar animal.

...

I am disgusted to see yet another undercover investigation showing horrific animal abuse at a Butterball facility. This time, Butterball workers are shown mutilating baby turkeys without painkillers and tossing them into a macerating machine to be ground up alive. This kind of blatant cruelty for profit has got to stop! It is time to end the animal abuse that runs rampant at Butterball factory farms.

What’s worse is that the suffering of Butterball turkeys starts with their breeding. While wild turkeys are majestic birds, known for their grace, speed, and wit, Butterball turkeys have been selectively bred to grow so large, so quickly, that many of them suffer from painful bone defects, hip joint lesions, crippling foot and leg deformities, and fatal heart attacks.

Clearly, Butterball can do better.

I urge you to begin alleviating the needless cruelty and suffering documented during the Mercy For Animals investigation by implementing meaningful animal welfare policies, including:

- Regular veterinary care for sick and injured birds
- An end to the genetic manipulation of turkeys to promote unnatural weight gain
- Provision of clean bedding, environmental enrichment, and access to sunlight for turkeys
- Installation of cameras in all Butterball facilities, live-streamed to the Internet
- An end to the cruel live-shackle slaughter method and adoption of a less cruel alternative

The animal abuse documented time and again at Butterball factory farms cannot be tolerated by a civilized society. It’s crucial that you take immediate action to prevent this cruelty by implementing these modest, yet important, animal welfare improvements.