Libertad para Miguel Villarino Arnábar "Bestiómetro"

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 1,000!


El periodista Miguel Villarino Arnábar fue arrestado el jueves 8 de marzo por al menos seis policías ministeriales quienes llegaron a bordo de tres vehículos sin placas, sin identificaciones, ni orden de aprehensión en un operativo con exagerada violencia. Miguel Villarino es autor del portal Bestiómetro, de crítica política y el de mayor referencia en Campeche.

La causa de la detención se dio a conocer más tarde: una orden de aprehensión por el supuesto incumplimiento en el pago de la pensión del hijo de ocho años que tuvo con su exesposa, sobrina del secretario de Gobierno Carlos Miguel Aysa González. No obstante, en el juzgado donde el periodista hace los depósitos correspondientes se tienen los registros comprobatorios donde está al día en esa obligación por lo que una vez terminada la audiencia el comunicador fue liberado, sin embargo, al salir de la Casa de Justicia fue apresado nuevamente por el supuesto secuestro del menor.

La incongruencia reside en que el 18 de octubre del 2017 se le concedió la guardia y custodia del niño, 24 horas después se la quitaron. El periodista se amparó y ganó el amparo hace unas semanas por lo que al día de hoy Miguel Villarino tiene la custodia del niño al cual se le acusa de haber privado de la libertad.

El día 13 de marzo se le impuso a Villarino la medida cautelar de prisión preventiva por todo el tiempo que dure el proceso de sustracción de menor. De acuerdo con la ley, los dos procesos penales por los que pasa el periodista son susceptibles a fusionarse, y no continuarlos de manera individual, como lo hizo la fiscalía para justificar el encarcelamiento. 

Se ha levantado una queja formal (333/Q-055/2018) en la comisión estatal de derechos humanos, se exige libertad para Miguel y se extiende una queja por la detención arbitraria en contra del columnista crítico del gobierno de Alejandro Moreno Cárdenas, la forma en la que la autoridad ministerial procedió a un supuesto cumplimiento de una orden de aprehensión que más parecía levantón. Todo esto es una intromisión del órgano gubernamental y judicial en un asunto de índole familiar.



Hoy: Bestiómetro cuenta con tu ayuda

Bestiómetro necesita tu ayuda con esta petición «#BestiometroNoSeCalla». Súmate a Bestiómetro y 842 persona que han firmado hoy.