Mi padre era médico y ha muerto por COVID. Seguros Berkley, ¡SÍ fue un ACCIDENTE LABORAL!

Mi padre era médico y ha muerto por COVID. Seguros Berkley, ¡SÍ fue un ACCIDENTE LABORAL!

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 150.000!


Mi padre, médico de urgencias y de familia, falleció el pasado 5 de abril por COVID.

Dedicó más de 30 años de su vida a proteger, cuidar y salvar vidas. Y lo hizo hasta el último momento, porque si algo tengo claro es que mi padre ha muerto por intentar ayudar a los demás, aun sabiendo que su vida estaba en riesgo. Como tantos otros sanitarios, trabajó sin el material de protección homologado que necesitaba, totalmente expuesto a la enfermedad. 

Me acuerdo perfectamente del día en que todo empezó, el sábado 14 de marzo. Salió de casa para hacer una guardia de 24 horas con el SUMMA. Al volver nos dijo que había sido la peor guardia de su vida, pero que se encontraba feliz porque había ayudado a muchas personas. 

Tres días después empezó a tener síntomas así que se aisló en su habitación para protegernos a nosotros, su familia. Se puso muy malito y estuvo esperando el test más de una semana. Mientras tanto, en la tele veíamos que unos y otros políticos ya se habían hecho varios tests... 

Mi padre siguió empeorando y terminó en la UCI, donde pasó 12 días y finalmente falleció.

Como podréis entender todo esto está siendo durísimo, pero lo es más todavía cuando nos encontramos con otro duro golpe: la aseguradora Berkley nos niega que lo que sufrió mi padre fue un accidente laboral. Las otras aseguradoras de mi padre sí se ha comprometido a darnos la indemnización completa, por seguro de vida y por accidente laboral. Pero Berkley Profesionales Médicos - Sanitarios es la única que se sigue negando. Firma aquí para pedirles que rectifiquen.

Si mi padre no hubiera trabajado esos días ahora estaría vivo. Es obvio que se contagió trabajando por no haberle proporcionado la correcta protección. El personal sanitario nos ha salvado y cuidado durante esta pandemia. Mi padre también lo hizo, pero él no se pudo salvar. Ahora os toca a las aseguradoras responder. El resto ya lo han hecho, pero Seguros Berkley dice que no cubre la muerte de mi padre porque “no fue consecuencia de una causa violenta o súbita”. Fue tan súbito como que estaba perfectamente y a los pocos días se murió.

En el Real Decreto-ley 19/2020 que se publicó en el BOE el día 27 de mayo se dice en el artículo 9 que se considerará accidente de trabajo la circunstancia de quienes “en el ejercicio de su profesión, hayan contraído el virus SARS-CoV2 durante cualquiera de las fases de la epidemia, por haber estado expuesto a ese riesgo específico durante la prestación de servicios sanitarios y socio-sanitarios”.

Necesito tu apoyo para hacer más presión y que la Aseguradora Berkley tenga que escucharnos y rectificar. Por favor, firma aquí para pedirle que reconozcan el fallecimiento de mi padre por COVID como lo que fue: un accidente laboral.

Tanto en el certificado de defunción como en sus partes de baja y de alta se indica que SÍ fue accidente laboral, el propio BOE así lo considera e incluso la propia aseguradora Berkley afirma en su cláusula que se consideran accidente laboral “las inoculaciones infecciosas o pinchazos que sufran los profesionales en el ejercicio de su profesión”. 

Si buscas en el diccionario el significado de inocular se dice: “introducir en un organismo una sustancia que contiene los gérmenes de una enfermedad”. No especifica la vía de transmisión. Y mi padre, claramente, se contagió trabajando. Estaba sanísimo y murió unos días después. 

Aquel 14 de marzo mi padre no se escaqueó de su trabajo, ni se escaqueó nunca de pagar las cuotas de su seguro (unos 300 euros al año desde 1999) . Berkley, no intententéis escaquearos vosotros ahora.

Nos sentimos totalmente desprotegidos por parte de una aseguradora que, se supone, se dedica a proteger al personal sanitario. Sentimos que están jugando con nuestro sufrimiento y que dentro de unos años nos reconocerán en un pleito lo que es evidente. No lleguemos hasta allí, por favor. Acabemos con esto cuanto antes.

Os pido ayuda, por mi padre y por todos los sanitarios. Porque desgraciadamente su caso no es el único y esto no ha terminado aquí.

Gracias a ellos seguimos vivos. No les demos de lado ahora.

Gracias por tu apoyo, de corazón. 

Marta Pérez López, futura médico e hija de Luis Antonio Pérez Suárez, médico fallecido en España a causa del COVID.