No al tanatorio en el antiguo Happy Parc de Sants

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


Tras el cierre del histórico centro de ocio infantil Happy Parc en el barrio de Sants por una subida desmesurada del alquiler el pasado año, se ha tomado la decisión cuestionable, con el respaldo del Ayuntamiento de Barcelona, de emplazar en sus instalaciones un tanatorio a cargo de la funeraria San Ricardo, propiedad de la familia Almirall Bellido.

La ubicación de dicho tanatorio en medio de la ciudad, concretamente en el corazón de Sants, con sus calles estrechas de difícil aparcamiento, su proximidad a la estación de trenes, autocares y parada de taxis -con la consiguiente carga de tráfico que esto comporta- y la nueva supermanzana de Sants-Hostafrancs, hacen de esta alternativa una opción impracticable a nivel de movilidad y circulación. 

Por otro lado, también está el cambio radical de negocio. Ya no sólo deja de existir un espacio de estas características para niños en el barrio sino que la cercanía del tanatorio a varios colegios, institutos e incluso universidades, lo convierten en un negocio poco apto para estos públicos.

Además, a todo esto hay que sumarle el hecho de que está situado justo en una de las calles dónde se celebra la fiesta mayor dels Castellers de Sants, así como también en las calles de alrededor del recinto. Sobra decir que es una decisión poco acertada y poco respetuosa para las personas que desgraciadamente tengan que ir al tanatorio a velar a algún familiar fallecido soportando las risas, música y calles cortadas del exterior.  

La solución es simple. Pedimos un cambio de ubicación para el tanatorio fuera del núcleo urbano que esté mejor adaptado a sus necesidades y que respete tanto a sus usuarios como a los vecinos afectados.