Confirmed victory
Petitioning 5ª Sala Mixta del Supremo Tribunal de Justicia de San Luís Potosí
This petition was delivered to:
5ª Sala Mixta del Supremo Tribunal de Justicia de San Luís Potosí

Ayuda a Hilda

Cuando Hilda tenía 18 años (2009) fue acusada por el delito de aborto mientras era atendida en el Hospital Público de Tamuín, San Luís Potosí, debido a una fuerte hemorragia. Fue denunciada por una trabajadora social de dicha institución y durante las siete horas que permaneció en el hospital, Hilda fue custodiada por la policía.   

Hilda fue llevada a la cárcel preventiva aún con la bata del hospital. Allí permaneció una noche. Quedó liberada al día siguiente por falta de pruebas. Sin embargo, la investigación siguió abierta sin que ella lo supiera. Tres años después, un juez dictó una orden de aprehensión en su contra, siendo detenida nuevamente por la policía y fue llevada al centro penitenciario estatal. Por la noche se le decretó la detención como probable responsable del delito de aborto. La familia de Hilda pagó una fianza para obtener su libertad provisional. A partir de esa fecha, cada día 30 del mes tiene que presentarse a firmar el libro de control de procesados en Ciudad Valles.

El pasado 5 de abril de 2013, se le sentenció a un año de prisión pese a que quedó evidenciado que no existen pruebas que demuestren su responsabilidad. Hilda ha apelado la arbitraria decisión del Juez, por lo que corresponderá a la 5ª Sala  Mixta del Supremo Tribunal de Justicia de San Luis Potosí resolver el asunto el próximo 2 de agosto.

Firma esta petición para pedir a los magistrados del Supremo Tribunal de Justicia de San Luis Potosí que declaren la inocencia de Hilda por falta de pruebas. Tu firma puede servir para exigir justicia para Hilda.


Letter to
5ª Sala Mixta del Supremo Tribunal de Justicia de San Luís Potosí
El juez Miguel Ángel Ramiro Díaz dictó sentencia condenatoria en contra de Hilda el pasado 5 de abril, a pesar de que en el proceso penal se evidenció que no existen pruebas para demostrar su responsabilidad en el aborto que tuvo.

En 2009, Hilda de 18 años y escasos recursos, fue acusada por personal de salud mientras era atendida en un hospital público local en San Luis Potosí. La denuncia se fundamentó en una confesión arrancada bajo presión por la médica del hospital, condicionándole la atención médica y sin la presencia de un abogado. Esta acusación carece de validez porque se basa en una confesión violatoria de los derechos humanos de Hilda a la no autoincriminación, al respeto a su vida privada y a no ser sometida a tratos crueles, inhumanos y degradantes.

El caso de Hilda es ilustrativo de los prejuicios de género discriminatorios que persisten en las autoridades judiciales en torno al tema del aborto, así como de la criminalización del personal médico hacia las mujeres que solicitan atención sobre salud reproductiva en los hospitales públicos, lo cual constituye un patrón de conducta dentro de los servicios de salud que pone en riesgo la integridad y la vida de las mujeres.

Asesorada por GIRE, Hilda apeló la sentencia condenatoria del Juez y tendrá audiencia el 2 de agosto. Pedimos a la 5a Sala Mixta del Supremo Tribunal de Justicia de San Luis Potosí, que los Magistrados Zeferino Esquerra Corpus, Carlos Alejandro Robledo y la Magistrada María Guadalupe Orozco Santiago, integrantes de la 5ª Sala Mixta resuelvan con criterios imparciales el recurso de apelación interpuesto por Hilda.