Conformación Comisión multidisciplinar para evitar Barreras a discapacidad en Cuarentena

0 persona firmaron. ¡Ayudá a conseguir 500!


 

PETITORIO


Tenemos el agrado de dirigirnos a usted a los efectos de trasmitir nuestra inquietud sobre los decretos dictados por las autoridades competentes para el uso de barbijos y mascaras como ejecución de medidas de prevención y distanciamiento social obligatorio para toda la población en aras de proteger la salud pública nacional.


Es menester destacar que han omitido de evaluar las necesidades derivadas en las personas con discapacidad, generando barreras para el desenvolvimiento dentro de su hábitat, en igualdad de condiciones, siendo excluyente y discriminatorio en la comunicación, participación y desempeño cultural y social. 


Esto amerita una subsanación del mismo contenido de su texto normativo de cada uno de los decretos sancionados, inclusive se invita a que la Agencia Nacional de Discapacidad y demás organismos de atención al discapacitado de cumplir con la revisión de cada una de las normativas vigentes en aras de flexibilizar su equiparación de igualdad de oportunidades y condiciones de trato igualitario.


Es dable citar un ejemplo de Ilustración, las personas sordas padecen barrera comunicacional ante el impedimento de la lectura labial. Del mismo modo, el uso de barbijo o tapa boca produce barreras comunicacionales y sociales en la discapacidad mental – intelectual, imposibilitando lecturas gestuales, generando incertidumbres y hasta temores en personas con diferentes diagnósticos como por ejemplo el autismo y la esquizofrenia


Esta nueva barrera que se genera dificulta la forma de relacionarse y comunicarse con ellos, de este modo lugares públicos y privados de atención y sistema de transporte no cumplirían con el diseño accesible, inclusivo y equitativo generando un deterioro de su calidad de vida de las personas con discapacidad.


Sin cuestionar el marco de ejecución de política pública en la prevención, higiene y cuidado de nuestra población, nuestra sociedad civil avocada a la discapacidad ha atendido las demandas de las familias y de la población con discapacidad en su conjunto, apreciando las dificultades y obstáculos. Requiriendo una nueva adecuación de diseño del protocolo sanitario y terapéutico, como el de tránsito y circulación aérea, terrestre. Se solicita la flexibilización y adaptabilidad para la Accesibilidad urbana, comunicacional y sanitario, respecto de los decretos vigentes.


Es nuestra obligación de exhortar nuestro análisis legal, que los Decreto 260 y 297, y sus modificaciones  de aislamiento preventivo obligatorio ya ha alterado, interrumpido y modificado las conductas y patrones de comportamiento en personas con  discapacidad intelectual - mental al restringir y anular los servicios de apoyo de atención, rehabilitación y servicios de modalidad de acompañante terapéutico domiciliario y asistencial para cumplir con el proceso apoyo de su autonomía.

Es menester que para las personas con discapacidad intelectual y mental tienen connotaciones psicológicas internas y externas de difícil superación para interactuar con el resto de la sociedad.

También las personas con discapacidad auditiva ven restringido su acceso a la comunicación, privándole su oportunidad de recurrir a la lectura visual y labial de comprender el mensaje del receptor. Para la discapacidad visual se presenta una barrera al no contar con las herramientas tecnológicas o en Braile, en la motriz su inaccesibilidad de transitar y utilizar el equipamiento adecuado.

Los barbijos recomendados por las autoridades gubernamentales y sanitarias carecen de los niveles de estandarización optima de supresión de las barreras en la población discapacitada, generando un desajuste en su derecho como ciudadano, usuario de salud y consumidor, de atención adecuada en los lugares de tránsito, circulación y en los lugares de uso público y privado, generando inequidades y desigualdades.


Este planteo implica que, de cada barrera afectada de discapacidad, se debe optimizar la autorización legal para ampliar el diseño, fabricación y mejora de barbijos, incluida la capacitación del personal a fin de brindar atención pública apropiada a la persona con discapacidad.

Las autoridades dentro del marco de la buena Fe omitieron de convocar a las instituciones y actores de  la sociedad civil que trabajan en esta temática, por ello es necesaria la conformación de un comité que analice los criterios y parámetros sanitarios desde un abordaje profesional multidisciplinario, contemplando que el Impacto de Coronavirus ha agravado los riesgos de la misma población discapacitada, teniendo estos últimos  un tratamiento asimétrico, de desigualdad social y vulnerabilidad, excluyente y de minusvalía. 


A través de nuestro aporte multidisciplinario tenemos propuestas de fundamentación, con rigor legal, para brindar orientación y recursos como resvalguardo de servicios de apoyo, contención y prevención para favorecer los cambios necesarios de adaptación de los decretos normativos y excepciones de cuarentena legal en aras de suprimir las barreras en los lugares de atención, deambulación y circulación de los espacios de uso público y privado.

Estamos convencido de que no se puede ignorar la experiencia y solidaridad de este conjunto de familiares y profesionales que trabajan en el apoyo e inclusión de la población discapacitada.


El silencio, negativa u omisión de atender nuestros derechos afectados en nuestra constitución nacional (arts.  14, 16 , 19, 33 41, 42, 43 , 75 inciso 22 y 23 CN), a nivel de la C.A.BA (Arts. 14,  42, 43 ).

No obstante lo indicado precedente, debe respetar los propósitos sancionados por la legislación  infraconstitucional nacional amparada y tutelada a favor de la discapacidad ley 22431, 24314, 24901, 25504, 25635, 26653, 26.480, 27269, 19279 y sus modificatorias,  25643,  en el ámbito de C.A.B.A  ley 447, y en Provincia de Buenos Aires (ley 10592 y sus modificatorias, ley 11695), que  constituyen el avance evolutivo de ejecución de políticas publicas obligatorias del estado nacional, provincial y C.A.B.A. y por ende siendo la suma de  los derechos-deberes y garantías de las personas con discapacidad en consonancia concordante con nuestros tratados internacionales ratificados por nuestro país en virtud de la ley 25280 y 26378 .


Integrantes de la Asociación Civil FORDES Comunitaria Argentina y de Comuniquemos con Señas - LSA-


Lorena M. Passini DNI 25664172, María Laura Cacciola DNI 23792956, Cecilia Aguirre DNI 277735013, Claudia Ribeiro DNI 26578899, Pablo D. Pérez DNI 30847405, Graciela Bachle DNI 24434416, Luis Ángel Rubén Torres DNI 27101518, Horacio Basualdo DNI 16980823, Martín Rios DNI 40191278, Luciana R. Streva DNI 27817199.


Asesor legal Dr. Daniel Ouanono DNI 25983277


Buenos Aires, 16 de Abril de 2020.