No a la retirada de nidos de aviones, vencejos y golondrinas.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


Las aves insectívoras, y en este caso concreto, los aviones comunes o Delichon urbicum, son aves protegidas por normativa española y europea. 

Su nombre científico hace referencia al uso que hace de las estructuras humanas. Construye sus nidos de barro en forma de cuenco cerrado bajo los alféizares y aleros de los edificios, generalmente en colonias, por lo que a veces puede ocasionar problemas de suciedad debajo de los nidos.

En Europa los datos de población indican una tendencia al declive, lo que ha llevado a los grupos de conservación en Reino Unido a modificar su estado de conservación allí a ámbar, que indica una preocupación media. Se han registrado amplios descensos de la población de avión común en Europa central y septentrional desde 1970.

Cada año su población desciende. se estima que en Europa ya se ha reducido un 10%, y los datos muestran que cada día el descenso es más pronunciado. Esto se debe a multitud de factores entre los que se encuentran:

Destrucción de nidos.
Dificultad de encontrar lugares para realizar nido, debido a las nuevas modas de construcción.
Ausencia de barro en ciudades.
Plaguicidas.
Disminución de poblaciones de insectos a causa de los pesticidas.

Siendo uno de los más graves problemas la destrucción de los nidos, y en la mayoría de los casos estando fuera de la legalidad, SOLICITAMOS LA COLABORACIÓN CIUDADANA para identificar y denunciar estos actos.

El Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero, para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas, especifica que “aviones, vencejos y golondrinas son aves en régimen de protección especial.”

La Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, donde se especifica que queda prohibido retirar los nidos de aves protegidas salvo permiso especial en su artículo 54 y NUNCA en época de cría:“Queda prohibido dar muerte, dañar, molestar o inquietar intencionadamente a los animales silvestres, sea cual fuere el método empleado o la fase de su ciclo biológico. Esta prohibición incluye su retención y captura en vivo, la destrucción, daño, recolección y retención de sus nidos, de sus crías o de sus huevos, estos últimos aun estando vacíos, así como la posesión, transporte, tráfico y comercio de ejemplares vivos o muertos o de sus restos, incluyendo el comercio exterior.”

Pedimos que se informe a los infractores por la vía diplomática, y en caso de que el acto de la retirada de nidos se lleve a cabo, se proceda a la denuncia de la siguiente manera:

Toma fotos de los nidos caídos, restos y marcas en la cornisa, y pollos muertos y huevos en el suelo si los hay. Puedes aportar fotografías de los nidos en la pared si tienes de cuando la colonia no se había derribado.

Llama al Seprona de tu zona, o acude a comisaría o Comandancia del Seprona, con las fotos y la descripción de los hechos, así como también puedes aportar información de las leyes que protegen a estas aves y por las cuáles el acto se considera un delito. Pon una denuncia y pide que se te mantenga informado del proceso de la misma, así como pide un resguardo de ella.
 
El funcionario tiene la obligación de comprobar los hechos que has denunciado.

Como denunciante no tienes ninguna obligación de actuar como parte del proceso que lleve la denuncia ni tiene ningún cargo procesal para ti, sólo estás informando de un delito.
“Destruir sus nidos es una infracción “GRAVE” sancionable con multas de 5.001 a 200.000 euros“.

Recordamos que estas aves son muy beneficiosas, ya que se alimentan de moscas, mosquitos y pulgones durante los meses que están junto a nosotros, capturando su alimento en un tramo medio del cielo (Golondrinas en tramo bajo y Vencejos en tramo alto). Cada uno suele comer unos 60 insectos a la hora, unos 850 insectos diarios, es decir unos 150 gramos de insectos al día por cada golondrina. Eso equivale a unos 55 kilos de insectos consumidos por cada golondrina al año, o lo que es lo mismo, 310.250 moscas-mosquitos al año.

Y esto lo hacen en un radio de 1,5 kilómetros alrededor de su nido, por lo que tener una colonia de aviones cerca de tu ventana, te evitará muchas más picaduras de las que te imaginas.

Por ser pájaros elegantes que se alimentan de molestos insectos voladores, la gente suele tolerar que los aviones construyan sus nidos en sus edificios, aunque la acumulación de excrementos que se produce bajo ellos puede conducir a la destrucción de los nidos.

Esta destrucción de nidos y la falta absoluta de respeto y consideración hacia la naturaleza de algunxs de mis vecinxs, es lo que me ha llevado a pedir que se estudie e investigue a aquellas personas que están cometiendo estos actos delictivos.

Hay alternativas a la destrucción de nidos porque ensucian. Existen nidos artificiales, que se pueden colocar en los aleros de los edificios, en zonas donde no interfieran con las actividades humanas. Colocación de repisas debajo de los nidos para que los excrementos de las crías no caigan al suelo, etc.

Bibliografía:

https://es.m.wikipedia.org/wiki/Delichon_urbicum

https://sezextremadura.org/avioncomun/