URGENTE ¡No quiten a Natalia su rehabilitación! La necesita para recuperarse del accidente

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 150.000!


Hace 6 meses y con solo 29 años mi pareja Natalia se quedó en coma por un accidente cerebro-vascular (ACV). Nos dijeron que no saldría de aquello, pero salió. Luego nos dijeron que se quedaría vegetal, pero no fue así: poco a poco empezó a recuperar la fuerza y la consciencia. No te imaginas lo duro que está siendo todo esto, pero a día de hoy Natalia ya es capaz de caminar con ayuda, de pronunciar palabras, de recordar...

Cuando salió de la UCI le mandaron al Centro de Rehabilitación San José, de Madrid. Lleva allí 3 meses y el proceso de recuperación está siendo lento y muy, muy doloroso. Pero haciendo esfuerzos inhumanos está mejorando muchísimo semana tras semana.

Al ver esas mejoras, Natalia, yo, su familia, sus amigos… estábamos empezando a tener esperanzas de que podrá recuperarse, pero de repente el martes pasado (30 de abril) el centro nos llamó por teléfono para comunicarnos que tenía que abandonar las instalaciones. De un día para otro. Nos dijeron que lo sentían pero que el SERMAS, Servicio Madrileño de Salud, considera que el tiempo de rehabilitación ha concluido. Ha rechazado una prórroga y Natalia tendrá que abandonar el centro de manera inminente.

Es increíble. ¡No pueden echar a Natalia de allí! Ha pasado de que la dieran por muerta a estar plenamente consciente y recuperando la movilidad. Los progresos gracias a la rehabilitación son evidentes. Por favor, firma para pedir al Sermas que no echen a Natalia de su centro de rehabilitación y que dejen de abandonar a pacientes que, como ella, siguen necesitando ayuda médica y están demostrando una continua evolución.

Echarla de allí sería tirar por tierra todo lo avanzado con tantísimo esfuerzo, sería darla por perdida. Además, necesita atención médica. Se está recuperando poco a poco pero sigue respirando con una traqueotomía y una válvula de oxígeno. Y se alimenta con un tubo que va directamente al estómago, porque todavía no puede comer. ¿Cómo van a mandarla a casa así? Sería abandonarla y dejarla morir. El otro día por ejemplo sufrió un colapso y de no haber estado en un centro médico se habría asfixiado, literalmente.

Necesita seguir en una clínica y mantenerla en un centro así por la vía privada nos costaría unos 8000 euros al mes. Nosotros no tenemos ese dinero. Nunca lo podríamos pagar.

Tienen que mantener su rehabilitación. Por favor, necesito que me ayudéis a compartir esta triste historia. No hay derecho a que nos pasemos toda la vida pagando a la “seguridad social” para que cuando más lo necesitamos, no se nos proporcione lo que nos corresponde por ley. No puede ser que a los políticos (del color que sean) se les llene la boca con promesas y... a la hora de la verdad pasen cosas tan graves como esta. Ni tampoco puede ser que esta decisión la tome alguien que no ha visto nunca a Natalia y que está delante de un ordenador.

Los días en los que Natalia estuvo en coma fueron durísimos, los momentos de espera en aquella operación de altísimo riesgo a la que tuvieron que someterla, también. Pero es increíble lo que está mejorando gracias a su empeño y, por supuesto, a su rehabilitación. Con todo lo que ha luchado y lo que ha conseguido…. No pueden abandonarnos ahora.

Cuantas más personas le pidamos a la Comunida de Madrid que no mire hacia otro lado y nos ofrezca con urgencia una solución, más cerca estaremos de que nos escuchen.

Por favor, firma y difunde mi petición. Natalia necesita nuestra ayuda. Pídele al SERMAS que mantenga su programa de rehabilitación y el de otros pacientes que también lo necesitan. No quiten a Natalia la atención médica que le estaba devolviendo la vida...