''Alto al tráfico del Pangolín!!" Pongamos freno a estos crímenes medioambientales!

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 25,000!


El pangolín es un animal solitario y de hábitos nocturnos. Cuando percibe una amenaza cubre la cabeza con sus patas delanteras, dejando ver únicamente su armadura de escamas.

Está en el punto de mira de las entidades ecologistas de todo el mundo, que alertan de la fragilidad del estado de conservación de este pequeño mamífero, fácilmente reconocible por su armadura llena de escamas. Las ocho especies existentes están amenazadas, y de estas, dos han sido catalogadas en la categoría de “en peligro crítico”.

Esta frágil situación lo convierte en el mamífero más afectado por el tráfico de especies, especialmente en Asia. En países como China o Vietnam, su carne es considerada un manjar y sus escamas son utilizadas como ingrediente de medicina tradicional.

En los últimos diez años la cifra de capturas anuales alcanza el millón de ejemplares. Pero hay recuentos bastante más pesimistas: un estudio reciente de la Universidad de Sussex cuantificaba en más 2,7 millones el total de pangolines cazados en un año en Camerún, la República Centroafricana, Guinea Ecuatorial, Gabón, la República Democrática del Congo y la República del Congo.

El comercio mundial de vida silvestre es crueldad animal y pone en riesgo nuestra salud y la economía mundial por pandemias como COVID-19. Únete y pidamos al G20 poner fin al comercio de vida silvestre. Para siempre.