Una vivienda social adecuada para Nabil, niño con 13 años y autismo profundo

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 75.000!


A sus 13 años Nabil lleva más de 10 años esperando una vivienda social adaptada a sus necesidades. Este pequeño, nacido en Melilla, tiene autismo profundo y es hiperactivo, lo cual le provoca brotes en los que le cuesta controlarse, y en los que en muchas ocasiones hay que salir de casa con él para intentar que se calme. Su familia vive en un piso tremendamente antiguo, de alquiler, plagado de humedades. El sueldo de fontanero de su papá no da para mucho más. 

Tras más de 10 años esperando a que le pudieran conceder una vivienda con un alquiler social, ahora Emvismesa - la oficina de vivienda pública de Melilla - ha cambiado las reglas del juego y solo se otorgarán casas por sorteo y no por antigüedad. Toda las esperanzas y aspiraciones de esta familia se han ido al garete. La incapacidad de Nabil no parece ser suficiente. “Cosa distinta sería si estuviera en silla de ruedas” le han llegado a decir. 

Todos los directores de Emvismesa que han pasado en todo este tiempo le han dicho que su solicitud estaba en orden y que les correspondía un techo digno, pero nunca han tenido a bien para reunirse con esta familia. El precio de los alquileres en Melilla está por las nubes, y a eso hay que sumarle los diferentes gastos que supone la enfermedad de Nabil. 

Por eso he iniciado y te pido que firmes esta petición, para pedir a Emvismesa que estudie el caso de Nabil y pueda otorgarle una vivienda social cuanto antes que le permita vivir con más dignidad su autismo profundo y su hiperactividad.