La próxima modificación de la LOE puede propiciar la definitiva ordenación de las Enseñanzas Artísticas, integrándolas en el lugar que les corresponde: la Universidad. Esa petición garantizaría el título de Grado Universitario que reclamamos, pero también el doctorado y amplias oportunidades para el alumnado y profesorado que sólo existen en ese ámbito.

El Ministerio es sensible a la opinión de la comunidad escolar de las EEAASS, por lo que debemos hacer llegar la petición de ALUMNOS, PADRES, PROFESORES Y PROFESIONALES de la música, el diseño, la danza, el arte dramático, la conservación y la cerámica de que deseamos aprovechar esta oportunidad histórica de lograr una reclamación largamente perseguida.

La propuesta que defendemos incluye una fase previa de adscripción y una definitiva de integración universitaria, con una acreditación inmediata de los títulos de Grado (que garantice la titulación a los primeros egresados en 2014). El proceso supone un camino no exento de dificultades pero que a día de hoy, y en la actual coyuntura socioeconómica, es el más factible y razonable, además de ser el que con mayor inmediatez y menor costo económico ofrece solución a tantos problemas como se han acumulado desde la promulgación de la LOGSE hasta las recientes sentencias del Tribunal Supremo.

La propuesta está en sintonía con lo que han venido manifestando la inmensa mayoría de los grupos políticos, organizaciones sindicales, asociaciones profesionales y asambleas de alumnos en las últimas décadas, que en todo momento han abogado por la integración de las enseñanzas artísticas superiores en la Universidad, siempre a través de un período transitorio que permita desarrollar todo el proceso con las máximas garantías para las enseñanzas y sus actores fundamentales: alumnado y profesorado.

 

Letter to
Ministro de Educación, Cultura y Deporte D. José Ignacio Wert Ortega
Secretaría de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades Dña. Montserrat Gomendio
Hemos conocido las sentencias del Tribunal Supremo dimanantes de los recursos contencioso-administrativos interpuestos por cuatro Universidades españolas contra la ordenación de las Enseñanzas Artísticas Superiores establecida en el Real Decreto 1614/2009, de 23 de octubre. Estas sentencias sitúan a las Administraciones ante la necesidad de dar una respuesta urgente, rigurosa y precisa a un conflicto que vienen padeciendo estas enseñanzas desde mucho tiempo atrás.

Consideramos una exigencia irrenunciable la aceptación de la condición de los enseñanzas artísticas superiores como estudios de Grado y Posgrado, en igualdad real con las titulaciones universitarias. Cualquier paso atrás en este sentido supone un desvalor y un deterioro de estas enseñanzas, que resultan inaceptables tanto para el alumnado que está cursando en estos momentos los estudios de Grado anulados por el Tribunal Supremo, como para el colectivo de docentes que vienen demostrando su compromiso con el proceso de convergencia de estas enseñanzas en el Espacio Europeo de la Educación Superior.

Creemos que ha llegado el momento de defender nuestro derecho a una igualdad de trato en materia educativa y, teniendo en cuenta el contenido y consecuencias jurídicas de estas sentencias anulatorias, reivindicamos nuestra incorporación al Sistema Universitario, y el acceso a las ventajas y desafíos que de ello se derivan: la acreditación de la garantía de calidad de estos estudios por parte de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA), el incentivo y el desarrollo de la investigación en el ámbito artístico, y la autonomía universitaria como derecho fundamental establecido en la Constitución, cuyo contenido esencial habrá de ser compartido por todas las instituciones españolas que imparten educación superior, para que el valor superior de la igualdad propugnado en la misma sea una realidad.

En consecuencia, apostamos por la integración plena y definitiva de las Enseñanzas Artísticas Superiores en el Sistema Universitario español, y por el reconocimiento de los títulos de las enseñanzas artísticas superiores como Grados Universitarios. Defendemos que este proceso debe hacerse atendiendo a las particularidades propias de estas enseñanzas y de sus necesidades específicas, pero siempre en vista a su normalización dentro del sistema educativo general, sin regímenes especiales.

Instamos a la administración a que inicie cuanto antes los pasos para un proceso de integración en el que se atienda tanto a estas particularidades como a los legítimos intereses de todos los miembros de las comunidades educativas. Este desarrollo deberá realizarse con claridad y determinación, contando necesariamente con la colaboración y participación efectiva de profesores y alumnos, de los agentes sociales y de los profesionales relacionados con las Enseñanzas Artísticas Superiores.