Petition Closed
Petitioning Francisco de la Torre and 2 others

Una firma! No más sacrificios en el Zoosanitario Municipal de Málaga!

El Centro Zoosanitario Municipal de Málaga sacrifica cerca de 3000 vidas cada año, según el informe elaborado por el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento.

Mientras se les está quitando la vida a unos, se están vendiendo otros que, como demuestra dicho informe, acabarán en su mayoría abandonados en la perrera o en la calle, y por tanto, sacrificados en el futuro. No podemos olvidar tampoco la explotación, el abuso y el maltrato que padecen los animales forzados a la cría. Este círculo creado es cruel, inmoral e irracional.

Solicita al Alcalde y demás miembros del Pleno del Ayuntamiento, que tomen las medidas necesarias para acabar con esta terrible situación, prohibiendo la compraventa de animales, tanto en tiendas como entre particulares, de modo que sólo puedan ser adoptados de manera responsable (vacunados, chipados y esterilizados) en las entidades de protección animal, reduciendo así el número de abandonos, incrementando las adopciones, y acabando consecuentemente con el sacrificio.

No son objetos, son seres sintientes, basta de tratarlos como mercancía!

Letter to
Francisco de la Torre
Alcalde y Presidente del Pleno del Ayuntamiento de Málaga Excmo. Sr. D. Francisco de la Torre Prados
Concejales elegidos por los ciudadanos Miembros del Pleno del Ayuntamiento de Málaga
Recientemente he tenido conocimiento, a través del informe elaborado por el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento, sobre el sacrificio de animales que se lleva a cabo en el Centro Zoosanitario Municipal: una media de 20 perros y 15 gatos cada semana. Según este informe, entre 2007 y 2012, ingresaron en el centro un total de 19.141 perros y gatos, de los que la mitad fueron entregados por sus propios propietarios para deshacerse de ellos y el resto, recogidos por los servicios municipales en los espacios públicos, donde habían sido abandonados. También se efectuó esta práctica con otros animales, como conejos, hamsters, cobayas, hurones o iguanas.
Según se apunta desde el departamento municipal de Medio Ambiente, para evitar los sacrificios, se vienen impulsando campañas y medidas para fomentar la adopción, destacando la colaboración con la Sociedad Protectora de Animales. Como saben, ésta y todas las entidades de protección animal de la provincia, se encuentran siempre desbordadas y faltas de recursos.
El sacrificio de cerca de 3000 vidas cada año es intolerable, y no deja lugar a dudas que todas las medidas adoptadas hasta el momento son totalmente insuficientes.
Mientras que a estos animales se les está quitando la vida, en las tiendas se siguen vendiendo otros que, como demuestra este informe, en su mayoría acabaran abandonados en la calle o entregados en la perrera, y por tanto sacrificados en el futuro. No podemos olvidar tampoco la explotación, el abuso y el maltrato que padecen los animales forzados a la cría. Este círculo creado es absolutamente cruel, inmoral, irracional e impropio de una ciudad, de unos ciudadanos, que se puedan considerar civilizados.
Como mis representantes en el gobierno municipal con la potestad normativa a nivel local, les ruego pongan fin a esta terrible situación, estableciendo las medidas normativas necesarias para que el sacrificio en nuestra ciudad desaparezca, prohibiendo la compraventa de animales de compañía, tanto en tiendas como entre particulares.
Los animales no son objetos, son seres sintientes, basta de tratarlos como mercancía.
En otros países europeos como Holanda, que ya tomaron la determinación de prohibir la compraventa de animales, el abandono es prácticamente inexistente, y por supuesto no se contempla el sacrificio; cuando por alguna razón una persona no puede continuar haciéndose cargo de un animal, lo entrega a una entidad de protección, a la que abona una tasa para su manutención, únicos lugares donde a su vez pueden adoptarse, mediando siempre un contrato de adopción, siendo entregados chipados, vacunados y esterilizados.
Los establecimientos en los que a día de hoy se comercia con animales, seguirán haciendo negocio vendiendo comida y materiales destinados a estos, pero no es tolerable que continúen lucrándose literalmente a costa de sus vidas.
Acabar con el abandono y el sacrificio de animales de compañía es muy simple, y está en sus manos. Hagan de nuestra ciudad un ejemplo a seguir por el resto de ciudades españolas, un lugar del que pueda sentirme orgulloso, y no del que me avergüence.
Atentamente,