Un protocolo para casos de muerte perinatal

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 300.000!


Cuando estaba embarazada de 41 semanas, a punto de dar a luz, me hicieron una ecografía. “No encuentro latido”, me dijeron. Tras confirmar con otros profesionales, me dieron la peor noticia que podían darme: la niña había fallecido antes de nacer. “Te vamos a ingresar”, me advirtieron. “Te induciremos el parto”. Me llevaron al paritorio y empezaron las que serían las peores 24 horas de mi vida.

Nadie me preparó para lo que iba a ser una experiencia traumática. Nadie. Ni a mí ni a mi marido. Ninguna ayuda psicológica previa al parto, ningún consejo, ninguna orientación. Di a luz a mi hija sin vida igual que si se tratara de un parto común. Me llevaron a una habitación en la que estaba rodeada de madres con sus bebés recién nacidos, pedí que me cambiaran, pero me dejaron allí. Después me subieron a la planta de maternidad. Aunque tenía una habitación para mí sola, cuando salía a los pasillos todo eran canastillas y llantos de bebés. ¿De verdad no había un lugar mejor para mí?

Me llamo Beatriz y, como tantas otras madres, sé lo que es dar a luz a un niño sin vida. Este es un tema del que apenas se habla, porque es duro, porque desagrada y porque nadie sabe qué decir, pero es una realidad. La muerte perinatal existe y a quienes la sufrimos nos ayudaría muchísimo que se aplicara un protocolo de actuación específico en los hospitales en los que damos a luz. No quiero que ninguna mujer pase por lo que tuve que pasar yo. 

Firma para pedir al Ministerio de Sanidad que garantice en todos los hospitales de España la aplicación de un protocolo de muerte perinatal.

No es lo mismo el nacimiento de un niño con vida que un parto con muerte perinatal, no puede ser que todavía haya hospitales en los que ambos se gestionan igual. Lo he vivido como madre y sé cuánto se sufre y cuánto sufrimiento de más se podría evitar.

Es necesario que los profesionales conozcan cómo preparar a los padres, dónde ubicarlos tras el parto, cómo gestionar su deseo de ver o no ver a su hijo… Detalles demasiado importantes como para abordarlos sin un plan de acción.

Seguro que hay centros en los que se siguen correctamente unos protocolos específicos, pero no vale con que se haga en unos pocos sitios, hay que asegurar que se hace en todos. Y como madre que he vivido una muerte perinatal, puedo asegurar que no es así.

En mi caso faltó información, faltó comunicación, faltó empatía y faltó preparación. No vi un psicólogo hasta después de dar a luz a mi hija sin vida, habían pasado más de 24 horas desde que me habían dado la terrible noticia. En esas 24 horas ni mi marido ni yo recibimos ningún tipo de ayuda psicológica ni ningunas palabras de preparación. Nadie nombró a nuestra hija en ningún momento. No entendíamos nada, llevábamos nueve meses con ella y de repente se comportaban como si nunca hubiera existido.

Las personas que te atienden en un parto perinatal o neonatal pueden ser grandísimos profesionales, pero en estos casos es necesario que, además, estén específicamente formados sobre qué necesitan unos padres que acaban de dar a luz a un bebé sin vida. No puede ser que lo que te digan con el fin de ayudarte sea que pienses en otras cosas y que ya tendrás más hijos. ¿Qué clase de consejo profesional es ese a unos padres que, tras 9 meses de embarazo, se encuentran con que su hijo ha fallecido antes de nacer?

Por favor, pídele al Ministerio de Sanidad que incorpore en todos los hospitales de España un protocolo específico de muerte perinatal, y que garantice la aplicación del mismo y la adecuada formación de los profesionales para ponerlo en funcionamiento.

Hace falta más tacto, información, comunicación y preparación. Es necesario cuidar dónde y cómo se ubica a los padres. Deben respetar sus decisiones de ver o no a su bebé, o al menos orientarles al respecto. 

Lo que estoy pidiendo no requiere un gran desembolso económico, simplemente la intención de ayudar a familias como la mía y la necesaria formación. Dar a luz a tu hijo sin vida ya es lo suficientemente duro como para que las circunstancias lo pongan todavía más difícil. Por favor, apoya mi petición. No quiero que ninguna mujer tenga que pasar por lo mismo que pasé yo.



Hoy: Beatriz cuenta con tu ayuda

Beatriz Rodriguez necesita tu ayuda con esta petición «Un protocolo para casos de #MuertePerinatal. Que ninguna mujer tenga que pasar por lo que pasé yo. @SanidadGob @luisacarcedo». Únete a Beatriz y 231.624 personas que ya han firmado.