"Un país sin ciencia, no es un país": Firma para detener la disminución de presupuesto

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 35,000!


"Un país sin ciencia, no es un país"

La ciencia, tecnología, innovación y el conocimiento (CTIC) constituyen el pilar central del desarrollo de cualquier país. La disminución de un -9% (67 mil millones) para Ciencias en el presupuesto 2021 aborta el futuro del país, pues, entre otras graves consecuencias, suspende la formación de excelencia de mujeres y hombres  (Becas-Chile) que el país requiere con urgencia para aprovechar las oportunidades únicas que el país posee.

Te invitamos a firmar esta declaración "Un país sin ciencia, no es un país" dirigida al Presidente de la República, Sebastián Piñera, solicitándole revertir la desafortunada decisión de disminuir los recursos para Ciencia y el Conocimiento cuando, en realidad, se deben incrementar.

----------- Seguir leyendo la carta --------------

Sr. Presidente de la República
Don Sebastián Piñera Echeñique

La ciencia, tecnología, innovación y conocimiento (CTIC) constituyen el pilar central del desarrollo de cualquier país. Así lo comprueba el nivel alcanzado, sin excepción, por las naciones que han apostado fuerte en estas tres áreas.
Corea del Sur e Israel -países en guerra o con escasos recursos naturales- invierten en CTIC un 4% de su producto interno bruto (PIB), diez veces más que Chile (0,4%) y son muchas veces más desarrollados.


La mínima fracción del presupuesto que nuestro país destina a generar y aplicar conocimiento por medio de la CTIC atenta contra cualquier intento de progreso y de estrechar las desigualdades.


Al crear el Ministerio de Ciencia Tecnología Conocimiento e Innovación (MCTCI) el Estado de Chile dio una positiva señal. Sin embargo, en el Presupuesto Nacional 2021 que presentó el Gobierno el ítem destinado a estas materias -fundamentales para el desarrollo- disminuye en 67 mil millones de pesos lo que representa una caída del 9% respecto a 2020.


Reducir un presupuesto, ya de por si insuficiente, afecta negativamente la generación de conocimiento y la formación de los nuevos científicos y científicas que necesitan Chile para impulsar una verdadera reactivación social, cultural y económica, que sea sustentable y protectora del medio ambiente.
La comunidad científica chilena está consciente de que nuestro país enfrenta una pandemia inédita de COVID-19, que tiene graves impactos en el bienestar y la salud de nuestra población y que genera altas tasas de desempleo y evidente deterioro en la economía de la nación.


En estas complejas circunstancias la comunidad científica nacional se unió de manera solidaria para contribuir a la lucha contra los desastrosos efectos de la pandemia y, por el papel desempeñado, dejó en evidencia la importancia del rol de la ciencia en el presente y futuro de nuestro país.


Entre muchos otros aspectos destacamos la significativa movilización de recursos desde las universidades -con su infraestructura, personal y conocimiento acumulado- para apoyar el desarrollo de diagnósticos a través de su red de laboratorios, la producción de ventiladores mecánicos, el análisis cuantitativo de datos relacionados a la pandemia y el apoyo jurídico, laboral y psicológico a la sociedad.


Consideramos imprescindible cuidar y ampliar el ecosistema nacional en CTCI, pues Chile necesita más generación de conocimiento en una variedad de ámbitos críticos. No basta mantener las tasas actuales de aprobación de proyectos Fondecyt regulares o asegurar el financiamiento para mantener el número actual de centros de excelencia. Es urgente asegurar más recursos para el adecuado crecimiento de la comunidad que integra los diversos instrumentos comprendidos en CTCI.


El número de científicos en Chile (1/8) es muy inferior al promedio de la OCDE, lo que hace imperativo incrementar de manera significativa los programas nacionales de postgrado acreditados, así como las becas que los sustentan.
Concordamos que el Programa de Becas Chile se debe revisar, pero es excesivo eliminar la convocatoria 2021, ya que se podría reducir el número de becas otorgadas y priorizar las becas de post-doctorado.


Es imprescindible apoyar con fuerza el Sistema Nacional de Postgrado a través de ampliar el número de becas, asegurar fondos de manejo de emergencia, extender plazos y apoyos para proyectos e infraestructura critica que hayan sido afectados en este último periodo.


La rebaja del presupuesto de CTCI se traduce en la postergación o pérdida de oportunidades únicas que Chile posee gracias a su privilegiada situación geopolítica, y que le permitirían ser potencia mundial en la producción de energías renovables (solar en el norte y eólica en la Patagonia) y, con ellas, del combustible del futuro: hidrógeno verde con cero huella de carbono.


Para aprovechar todas estas oprtunidades, Chile requiere dotarse de un número muy superior de doctores, magister, técnicos especializados, pues como nunca antes será ciencia, la tecnología y la innovación los factores fundamentales para el desarrollo y prosperidad de nuestra sociedad.


La decisión política es fundamental para revertir esta inexplicable reducción de recursos para CTCI, pues un país sin ciencia no es un país y tiene grave consecuencias para su futuro.
Es imperioso conseguir fondos adicionales para con urgencia poner en marcha la CTCI que, más que nunca, el país necesita.

Academia Nacional de Ciencias de Chile
Comisión Asesora de Investigación del Consejo del Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCH)
Comisión Asesora de Postgrado del Consejo de Rectores de las Universidades Chilenas (CRUCH)
Senador Guido Girardi L., Presidente de la Comisión de Desafíos del Futuro, Ciencia, Tecnología e Innovación del Senado de Chile
Senadora Carolina Goic, integrante de la Comisión de Desafíos del Futuro, Ciencia, Tecnología e Innovación del Senado de Chile
Senador Francisco Chahuán, integrante de la Comisión de Desafíos del Futuro, Ciencia, Tecnología e Innovación del Senado de Chile
Senador Alfonso De Urresti, integrante de la Comisión de Desafíos del Futuro, Ciencia, Tecnología e Innovación del Senado de Chile.