Petition Closed
Petitioning tribunal supremo

Tribunal Supremo: Revisen el caso de Fernando Enrique Muñoz Martinez


Fernando tiene 20 años y lleva año y medio en la cárcel por un delito que no cometió.Y si nadie hace nada, allí tendrá que pasar los próximos 10 años.

Fernando fue condenado a diez años de prisión por dos robos con violencia, cometidos la misma noche. Tanto la investigación como el posterior enjuiciamiento están plagados de incongruencias e incertidumbres. Además hay contundentes pruebas nuevas que podrían acreditar su absoluta INOCENCIA.

En la madrugada del 20 al 21 de febrero de 2010 se cometieron en la carretera de Alicante a Elda-Petrer siete asaltos a varios vehículos. Los autores de los hechos colisionaban con otros vehículos simulando accidentes para luego en medio de la confusión asaltar y hacerse con las pertenencias de los ocupantes.

A los pocos días, Fernando Enrique fue detenido junto con otros como presunto autor de los hechos. Y pese a que la Fiscalía solicitó prisión provisional para Fernando mientras se tramitaba el caso, el Juez no atendió esa petición alegando que la prueba en su contra era poco o nada consistente, que carecía de cualquier antecedente penal anterior y que pertenecía a estratos sociales y ambientes distintos al resto de detenidos.

Nunca se hallaron pruebas de ADN, o huellas dactilares que probaran que Fernando hubiera estado en el coche usado para cometer los asaltos. La única prueba que en principio demostraba que Fernando estuvo allí fue que su teléfono móvil apareció supuestamente y de manera incomprensible en el bolso de una de las asaltadas en la cuneta de la carretera y que para más inri fue hallado por las propias denunciantes a 5km del lugar de los hechos.

Recientemente hemos podido demostrar que Fernando Enrique (tal y como explicó desde el primer momento) pidió a su madre que llamara a la Compañía Telefónica Orange para bloquear su teléfono por haberlo extraviado. La Jueza que dictó sentencia ignoró esta declaración de Fernando y lo condenó como autor del delito junto a otras personas.

Hemos conseguido un documento que demuestra que es cierto que el móvil fue bloqueado un día antes de los hechos, por lo que es imposible que Fernando estuviera o lo pudiese dejar en el lugar de los hechos

Fernando fue condenado a dos robos con violencia siendo absuelto de los otros 5 hechos delictivos que se le imputaban y que ocurren con el mismo modus operandi y en la misma noche, cosa ilógica y absurda por otra parte.

Ninguna de las víctimas identificó a Fernando en rueda de reconocimiento y solo en la sala del juicio las personas que decían reconocerlo lo hicieron con dudas (cosa inadmisible en Derecho e insuficiente para justificar una condena).

Una de las víctimas que identificó a Fernando con dudas, ya que se parecía físicamente pero dijo en el juicio que por la altura ese chico no podía ser (pese a lo que fue condenado) ha tenido a bien atender nuestra petición y ha firmado la solicitud de la revisión del caso lo que le honra.

Además y para colmo, fruto de una investigación efectuada por el Director de la prisión en la que se encuentra Fernando junto a otros de los partícipes, se ha podido hallar la identidad de los verdaderos autores que han exculpado en presencia judicial a Fernando Enrique y a otro de los condenados.

Pese a todo lo referido el Tribunal Supremo ha inadmitido nuestra primera solicitud de revisión.

Dada la magnitud de la injusta condena de Fernando y en vista de que finalmente se ha podido demostrar que el móvil que le inculpa desapareció un día antes de los hechos, debemos exigir una vez más la revisión del caso, por lo que humildemente solicitamos vuestro apoyo.

Letter to
tribunal supremo
La revisión del caso de Fernando Enrique Muñoz Martinez