Sólo sé que no es arte.

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 5.000!


Finales del año 2018 se presentó una demanda contra la Primera Disposición Complementaria Final de la Ley de protección y bienestar animal, Ley Nº 30407. Dicha demanda tiene como finalidad que el Tribunal Constitucional emita un pronunciamiento que prohíba las corridas de toros, así como las peleas de gallos.

Hasta el día de hoy, no hay respuesta certera que concluya con ésta documentación presentada. Pues, se manifiesta que ocurre un interés lucrativo detrás de los "espectáculos" taurinos. Por otro lado, se habla de una "celebración" y deplorable costumbre pluricultural, que cómo tal, debería ser celebrada y agasajada sólo por el simple hecho de ser una "tradición peruana" siempre y cuando, no se someta al toro a torturas y a tratos crueles. Evidentemente, palabras más o menos, para no dar pie a la consumación de éste acto taurino. El fallo a favor de la demanda anti-taurina es lo única que podría ponerle fin a las corridas de toros.

Todavía, en 8 países del mundo, incluido el Perú, aún es legal la tauromaquia. ¿Es que cómo sociedad aún no podemos entender, que ninguna tradición debe estar por encima de la razón?

"Los toros no estaban ahí por su propia voluntad, yo sí." Álvaro Múnera, ex-torero.

Arte es crear, no destruir.