#TambiénSonFamilia ayúdanos a incluir a los conejos como mascotas y animales de compañía

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 5,000!


En julio de 2017 se promulgó la Ley N° 21.020 o “Ley Cholito”, de Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía, la que establece una serie de obligaciones que una persona contrae cuando decide aceptar y mantener una mascota o animal de compañía, es decir, contempla sólo a perros y gatos.

Como fundación estamos en contra de la explotación animal, situación en la que los conejos son los más afectados a nivel mundial; son usados en experimentos, se reproducen para la industria de carne, usan sus pieles. En todas estas ocasiones sufren de maltrato durante su vida, mientras los dejan en jaulas pequeñas en las que, también, sufren de variadas enfermedades.

Quienes buscamos que esta petición sea tomada por las instituciones correspondientes nos identificamos por amar a esta especie tan particular y, por eso, nos gustaría que se considerara lo siguiente:

• No hay distinción entre una liebre y conejo doméstico y ambas especies caen bajo la ley de caza.

• No hay vacunas que pueden curar o prevenir enfermedades como la mixomatosis*.

• Hay pocos especialistas en medicina veterinaria con especialidad en animales exóticos, derivando en consultas y operaciones excesivamente costosas.

• Además, las aerolíneas no permiten que viajen en cabina por ser catalogados como animales exóticos, sin antecedentes y registro de vacunas.

De esta manera, de aprobarse considerar a los conejos como mascotas y/o animales domésticos, a partir del nuevo marco jurídico, esto permitiría:

• Registrarlos e implantarles un dispositivo electrónico (microchip) u otro dispositivo adecuado para la especie.

• Responsabilizarse de su alimentación y manejo sanitario.

• Responder civilmente de los daños que causen.

• Control de la población animal: por medio de campañas de esterilización a cargo de las municipalidades y fiscalización continua por parte de los ministerios del Interior y Seguridad Pública, Salud y Educación.

Ellos merecen los mismos derechos que los perros y gatos para tener una vida digna y protegida, porque #TambiénSonFamilia.