Tipificar como delito penal los ilícitos ambientales ¡YA!

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 10,000!


Actualmente los ilícitos ambientales, como la caza ilegal, tráfico de fauna, tala de monte nativo, tráfico de flora y venta de leña de monte, vertidos de efluentes, etc. no están contemplados dentro de lo que es delito penal, sino que están dentro del código de faltas, teniendo penas muy leves en relación al daño que se hace.

Las penas aplicadas dentro del código de faltas no evitan que quien cometió un ilícito vuelva reincidir en ello, ya que al ser tan leves no afectan al ejecutor del ilícito. En este último tiempo hemos visto que el tráfico de fauna va en aumento, y quienes lo llevan adelante son detenidos, decomisados los animales y objetos utilizados para dicha acción, pero enseguida vuelven incurrir en el mismo ilícito.

Dependiendo de sus características, su magnitud y frecuencia, algunas actividades pueden llegar a tener impactos en todo ecosistema, algunos de ellos irreversibles. Pueden ocurrir cambios en la estructura y función del ecosistema y afectando directamente a la biota que allí habita.

No es razonable que quien cace y trafique especies en peligro de extinción, destruya ecosistemas completos mediante la tala o vertidos, tenga solamente la misma sanción que quien caza una sola ave fuera del la lista roja, y que esa sanción sea solamente una multa y algún agregado de algunas horas de penitencia domiciliaria en horario nocturno.

Todo acto que viole las diferentes reglamentaciones ambientales debe ser sancionado penalmente y tener su pena según el tenor de esta, incluyendo cárcel para ilícitos agravados.

¡Gracias por firmar!