¡Tenemos que proteger al león en Uganda!

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500.000!


Me llamo Vicent Opyene y soy administrador delegado y fundador de Natural Resource Conservation Network. Pasé décadas como investigador y fiscal de delitos contra la naturaleza para proteger a los impresionantes leones, leopardos y otros animales salvajes de mi país, Uganda. Vi a las leonas dar a luz cachorros en las praderas y vi a estos cachorros crecer jugando, dormitando y aprendiendo a cazar por su cuenta.

Los leones ya se han extinguido en 26 países de África, de la misma manera que el rinoceronte se ha extinguido en Uganda y quiero evitar que este triste destino afecte a las criaturas que he aprendido a amar tan profundamente. Estos maravillosos animales están amenazados y el tiempo se acaba.

En abril pasado, ocho cachorros y tres leonas murieron por envenenamiento, reduciendo la población de leones en el Parque Nacional Queen Elizabeth al oeste de Uganda. Estos leones son muy especiales: les gusta trepar a los árboles y relajarse con las piernas colgando de las ramas.

Necesitamos que el gobierno de Uganda esté a la vanguardia para garantizar que la protección de la vida silvestre sea una prioridad nacional y organizar a las fuerzas del orden, ambientalistas, las comunidades que rodean las áreas protegidas y los voluntarios para salvar a los leones. Esta es la única forma en que podemos prevenir la extinción y permitir que se desplacen libremente por nuestra tierra.

Pasé años persiguiendo a cazadores furtivos y traficantes de animales salvajes, quienes intencionalmente mataron leones y leopardos, o intercambiaron o vendieron partes de sus cuerpos. Puse a muchos cazadores furtivos tras las rejas, incluso cuando la gente se reía de mí por el cuidado y el interés que tenía por preservar estos animales salvajes. Me preocupa que cada mes, durante nuestras operaciones, encontremos ilegalmente pieles de león o leopardo, o incluso algunas de sus partes, en el mercado. Uganda es el país preferido por los traficantes para el mercado ilegal de fauna, debido a las disposiciones no particularmente disuasorias de nuestras leyes y la corrupción sistémica en los procesos de aplicación de la ley sobre delitos contra la vida silvestre.

A veces, los leones y leopardos entran en conflicto con los pastores y aldeanos que viven en el parque y tratan de proteger su ganado de los animales salvajes. La gente trata de cuidar a su familia y tener cuidado con su entorno.

Con el fin de proteger mejor y preservar la vida en la reserva natural, se debe instar a la comunidad a participar en actividades que permitan la convivencia entre los seres humanos y la vida silvestre.

El proyecto de ley que ahora está depositado en el Parlamento, con excelentes disposiciones legales en su interior, debe ser aprobado para que los ugandeses puedan ser compensados ​​cuando los leones o leopardos atacan su ganado, se obtienen mayores beneficios de los ingresos del turismo que resultan de la conservación de nuestra preciosa vida silvestre. El esquema de reparto de ingresos, si es cambiado y administrado por personas que se preocupan por la conservación, puede producir un cambio significativo en la historia de la conservación en Uganda.

Es hora de que el gobierno, el pueblo de Uganda y la región despierten y tomen todas las medidas necesarias para proteger a los leones y leopardos antes de que sea demasiado tarde. Les pido a personas de todo el mundo que se unan a la protección de los leones y leopardos, asegurándome la supervivencia de esta tierra para las generaciones venideras.

¡Firma esta petición y compártela con tus amigos!