Justicia para la invalidez permanente total

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 500!


Hace casi 8 años sufrí un accidente de tráfico, “in itinere” porque así es como se denominan aquellos que ocurren en el transcurso de ida o vuelta de su puesto de trabajo. Yo trabajaba con un contrato fijo en una multinacional de gran renombre, con unos buenos beneficios sociales, y salario muy digno y un sinfín de beneficios más, (fondos sociales, plan de pensiones, seguro médico, seguro colectivo de riesgo) , pero ese día, ese fatídico día no solo me rompí la espalda en el accidente, ese día, sin saberlo, pasaría a engrosar una negra lista de incapacitados permanentes totales ,(un vacío legal , es lo que realmente es) , y paso a resumir en qué consiste esa incapacidad: no estás cualificada dadas tus secuelas para desempeñar tu trabajo pero si otro cualquiera.
Mi pregunta es; ¿que tipo de trabajo puede realizar una persona con dolor crónico y con una medicación que no le permite ni conducir, Entre muchísimas otras cosas diagnosticadas?

La primera medida que adoptó la empresa fue darme de baja del seguro de riesgo colectivo con efecto retroactivo a un día antes de la fecha de mi accidente , sin alegaciones , sin informar, sencillamente un día pedí el certificado de seguro y se me comunicó que ese ya no existía desde la citada fecha.

También me dieron de baja en el seguro de Salud, claro está que le saldría muy caro mantenerme en el mismo, ahora que estoy enferma de verdad los médicos me los tengo que abonar yo.

Y así con cada una de las prestaciones que con derecho me fui ganando durante los quince años que trabajé en esta empresa.

A día de hoy, y después de que la Xunta de Galicia me haya declarado una discapacidad del 65%, no solo física, si no también mental dado mi síndrome postraumatico, sigo sin saber que me depara el futuro. En la actualidad soy pensionista de la seguridad social. Telefónica no se hace cargo de mi, ni por mi accidente ocurrido en horario laboral, ni por el resultado del mismo (mi invalidez) , y ni siquiera para gestionar las ayudas que se supone debería recibir por estar en esta situación de desamparo.

Son varias las demandas interpuestas desde entonces, pero sinceramente no sé el porqué pero no prosperan.
Tengo un abogado, un buen abogado que se supone que media por mi, pero tampoco a él le “hacen caso”.

Sinceramente, después de 8 años lo que menos voy a hacer es tirar la toalla, sé que eso sería lo más cómodo, sobre todo para ellos, pero yo no he luchado tanto como lo he hecho para que esto quede en nada. Quiero que se me reconozcan mis derechos, que se entienda donde se deba entender que tener una invalidez con 40 años no es que te haya tocado la lotería, que se revise el grado de la misma porque por mis condiciones es imposible volver a trabajar en ningún sitio, y sobre todo, y en lo que más hincapié voy a hacer es hacer entender a todo el mundo que una persona no solo está enferma cuando le falta un brazo, una pierna o tiene deformidades, hay enfermedades que no se ven, que son dolorosas, que te impiden levantarte de cama, que son invalidantes, depresivas, y que te sumen en la más dura condición: tú mente quiere pero tu cuerpo ya no puede.

Os aseguro que yo no quería quedar así, que aunque hay mucha gente que piensa que esto es vida no le desearía ni un solo minuto del dolor por el que pasamos. No pido ayuda para salir adelante, lo que pido es concienciar a los demás, para que no nos juzguen, mañana pueden ser ellos. Y creedme que vivir presa en tu mente es el peor de los castigos.

Mi obstinación es grande pero no tengo medios, Nadie hace nada por nadie en este mundo de hoy en día. Llevo años callada por no “molestar” pero ya no puedo más. Necesito que se haga justicia, que se me reconozcan mis derechos como empleada que tenia a la fecha del siniestro, que se hagan cargo de mis gastos médicos, derecho a la indemnización que me corresponde por el seguro de riesgo colectivo que pagamos todos los trabajadores, derecho a una jubilación con dignidad, porque sumarle al dolor toda la lucha que llevo interna y obtendréis como resultado la más grande de las desesperaciones.

He pensado varías veces en ponerme en huelga de hambre/encadenarme en la sede de la compañía/ etc... pero ni siquiera creo que vaya a servir de algo, así que empezaré por este escrito, intentaré crear conciencia, y si todos los que me apoyan creen que lo correcto es hacer ese tipo de movimientos los haré.

Os pido encarecidamente que hagáis llegar este escrito a todas las personas que podáis, solo así podrán escucharme.

Seguiré intentándolo e informando de todo .



Hoy: Cristina cuenta con tu ayuda

Cristina Fernández Rodriguez necesita tu ayuda con esta petición «Telefónica : Justicia para la invalidez permanente total». Únete a Cristina y 435 personas que ya han firmado.