LA EDUCACIÓN PERUANA ESTÁ EN JUEGO

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 7.500!


                 PRONUNCIAMIENTO

Los abajo firmantes, profesionales vinculados al mundo de la educación, nos dirigimos al país ante la dramática situación que estamos viviendo a fin de manifestar lo siguiente:

1. La educación de las personas es un derecho fundamental de capital importancia tanto para el desarrollo de cada uno, como para la afirmación de una sociedad democrática marcada por la paz, la justicia y la libertad.

2. Las políticas educativas, por tanto, son de capital importancia y no pueden librarse al juego de intereses particulares y la pequeñez de negociaciones que desvirtúan el significado que debería tener la política como el espacio en el que proyectamos nuestras aspiraciones y compromisos como sociedad.

3. Durante las últimas décadas hemos hecho significativos esfuerzos por recuperar una educación que había sido profundamente maltratada en el marco de una profunda crisis nacional. Con seguridad nos falta muchísimo por hacer, pero hay algunos elementos claves en los que hemos acertado como:

  a.contar con un marco estratégico para el desarrollo de la educación peruana, el Proyecto Educativo Nacional, que responde a los desafíos que son tan evidentes en estos días: ciudadanía plena, equidad e inclusión, bienestar socioemocional, productividad e innovación;

  b. contar con una carrera pública magisterial basada en el mérito profesional;

  c. contar con un currículo nacional que fija con claridad las expectativas de aprendizaje para toda la educación básica; y

  d. haber introducido (por mandato del Tribunal Constitucional) el principio de la supervisión estatal independiente en la educación universitaria creándose la SUNEDU.

4. Todos esos cambios suscitan respuestas negativas de quienes ven afectados sus intereses particulares de diverso tipo. Lamentablemente, hoy muchos de los defensores de esos intereses particulares se sienten envalentonados gracias a que la fragilidad de nuestro sistema político les ha permitido una mayoría parlamentaria que no representa, en lo absoluto, a la ciudadanía. Ese desfase, resulta en la ilegitimidad de muchas acciones parlamentarias, en la inconstitucionalidad de muchas de sus iniciativas y en la precariedad política que hoy vivimos y que se expresa en la incapacidad para formar un gobierno que tenga un mínimo de aceptación ciudadana.

En ese marco, rechazamos todos los intentos por volver a sumir la educación peruana en la precariedad en nombre de intereses particulares. Asimismo, rechazamos la falsedad de supuestos compromisos de defensa de calidad educativa que sabemos bien no se van a honrar. Asimismo, exigimos un mínimo de responsabilidad ante la gravedad de las circunstancias actuales: la mezquindad y el interés particular no pueden avasallar a un país tan golpeado por una pandemia para la que, estos mismos personajes, nunca crearon mecanismos de protección alguno.

Finalmente, llamamos al Congreso de la República a tomar las acciones necesarias para superar, dentro de los límites constitucionales, la situación que ha creado con sus propias acciones.

Cesar Guadalupe, Andrés Cardó, Patricia Ames, Hugo Díaz, Jorge Jaime, Efrain Gonzales de Olarte, Santiago Cueto, Juana Scarsi, Rosario Valdeavellano, Teócrito Pinedo, Manuel Burga, Dante Córdova, José Martín VegCesar Litano, Consuelo Cossío, Patricia Correa, José Antonio Caro, Sabino Tintaas, Lea Sulmont, Ramón Barúa, Rosario Valdeavellano, Fabiola León Velarde, Fidel Rojas, Peregrina Morgan, Ariett Vasquez, Katherine Alva, Killa Miranda, Flor Pablo, José Abón, Lía Gargurevich, Madeleine Zúñiga, Analí Soto, Fiorella Guevara, Facundo Përez,Paula Maguiña,Juan Diego Sotelo, Nidia Alegría, Zoila Reátegui, Roxana Rivas, Carla Camacho, Mariella Bazán, Ghislaine Liendo, Olinda Vilchez, María Luisa Benavides, Patricia Andrade, Cesar Litano, Consuelo Cossío, Patricia Correa, José Antonio Caro, Sabino Tinta,Brandy Rodríguez, Diana Revilla, Elena Burga