Declaración del día 25 de septiembre como día del Ceremonial y del Protocolo

0 personas han firmado. ¡Ayuda a conseguir 100!


Como presidenta de la Sociedad de Estudios Institucionales e Investigadora Principal del Grupo de Investigación de Historia del Pensamiento Jurídico-Político (GIHPJ-P) consolidado de la @UNED, una asociación sin ánimo de lucro con finalidad básicamente investigadora de carácter multidisciplinar y un grupo de investigación de características similares, preocupados por la transferencia de resultados a la sociedad, y en plena elaboración de un repositorio digital en abierto al servicio de la comunidad, hemos detectado una carencia y una necesidad en nuestro país.

Muchas de nuestras naciones hermanas iberoamericanas gozan de un día nacional dedicado al "Ceremonial".

Aquí utilizamos más el término "Protocolo" (con "P" mayúscula ya que es una disciplina científica trasversal al Derecho, la Historia, la Comunicación y las Relaciones Públicas, la Antropología, la Sociología y la Psicología), término que ha adquirido connotaciones peyorativas, dada la costumbre de nuestros políticos de incluir una partida en los presupuestos para gastos dificilmente justificables (comidas, regalos, viajes exótivos y otros pagos de dudosa procedencia...) como "gastos de protocolo" y al terrible hecho de ser utilizado como un honor por los propiso políticos para exigir una determinada precedencia, cuando precisamente nuestro actual decreto de Precedencias indica que no supone distinción de personas, sino que sólo debe ser aplicado meramente en el ámbito jurisdiccional, es decir, en el que la autoridad actúa, y no fuera del mismo

Por tanto un ministro fuera de las funciones de su ministerio y como ciudadano "normal" o de "a pie", utilicen Vds. la palabra que más les cuadre, no debe ser objeto de tratamiento protocolario alguno, sino de las más elementales reglas de cortesía y respeto, propias, no del Protocolo, sino de los usos sociales o convenicnionalismos..

En muchas ocasiones los responsables del embrollaiento son los propios "jefes" o directores de protocolo que tratan de que su "señorito" -nombre con el que se desgna a la persona por cuya posición velas- esté en el mejor puesto, a ser posible muy cerca de quien ostenta el poder - o incluso si no copresidiendo en la mesa presidencial- y, por supuesto de los tiros de cámara de los periodistas, cuando son invitados a muchos actos que ni tan siquiera tienen relación con el Ramo de la Admiinistración del que dependen.

Ello, y el evitar peleas entre ministros, ha llevado al ridiculo de aplicar el decreto de predecencias (OGP) siempre que se encuentren varias autoridades juntas, aúnque sea para ir a un acto privado, que nada tiene que ver con lo prescrito en el decreto que SÓLO SE APLICA A ACTOS PÚBLICOS y a ciertas personas incluidas en el mismo. Y si no, los políticos terminan peleándose, con malas caras, y el Protocolo se convierte en objeto de titutar periodístico, como el responsable de todos los problemas.

De forma que cuando el publico del común oye eso del "Protocolo", lo asocia inevitablemente a los privilegios de una casta instalada en el poder. Por eso el eslogan de los muchos políticos hiperprogresistas es que hay que acabar con el protocolo como si el protocolo fuera el gran mal de nuestros días porque sirve a la "casta"

Nada más lejano de la realidad, pero es preciso hacer mucha pedagogía social para acabar con el desmentido. Lo que no creo que haya que hacer es ahora inventarse términos nuevos para que no suenen mal a la población, o bien ir lanzando gritos a los cuatro vientos diciendo que "el protocolo está muerto". Ni lo está, ni lo estará nunca, porque no es algo exclusivo de una monarquía, sino que lo vemos presente en cualquier forma de Estado: monarquía, república o dictadura.

Hace años demostré científicamente que fueron las Cortes de Cádiz el primer órgano preocupado por su imagen de forma que tuvo que acudir a la propaganda y a la legitimación que el ceremonial y el protocolo aporta a una institución, ante la situación de vacio de poder producido por la salida de Fernando VII de España,  pues éste en sus peleas con su padre Carlos IV por el poder, se encontraba retenido -y por cierto muy a gusto en un palacio con su corte particular, sus buenas cenas y sus bailes, no vaya alguien a pensar qu estaba encadenado y condenado a pan y agua, sino que el Emperador corría con todos los gastos- en Francia a manos de Napoleón Bonaparte, que no sabía que hacer con esa familia -los Borbones- y que hizo lo que mejor le parecía para su proyecto de construcción de una Europa unida, tomar el poder de llos borbones y depositarlo en los bonaparte, en la figura de su hermano José Napoleón I.

Pues bien, aunque ya había normas en la Constitución de Bayona, dado la duda existente sobre su legitimidad, vamos a vcentrarnos en las actuaciones de las Cortes de Cádiz de 1808 y encontramos en II de los decretos de las Cortes constityentes dado el mismo día de su constitución, el 25 de septiembre, es este el establecimiento del ceremonial de la Junta que asume el poder y la adjudicación de tratamientos a los diferentes poderes, reservandose el tratamiento de "Magestad" -lo que implicaba un delito en si mismo- para al Junta constituyente. Por tanto la primera preocupación fue precisamente un tema de protocolo.

Este es la primera vez que un órgano institucional, que no sea el rey, propone un ceremonial y un protocolo institucional que afectaría a los tres poderes del Estado.

Por tanto yo propongo que celebremos el 25 de septiembre como el día del Ceremonial y del Protocolo en España.

Solicito tu firma para apoyar la petición y darle traslado a las autoriades oportunas.

Nuestros hijos necesitan conocer las Instituciones, saber cómo se relacionan y cuando actúan correctamente, o cuando el mensaje que transmiten en sus intervenciones es sesgado o se escapa de la legalidad constitucional: para eso sirve el Protocolo. Para medir la imagen de un País.



Hoy: SOCIEDAD DE ESTUDIOS INSTITUCIONALES cuenta con tu ayuda

SOCIEDAD DE ESTUDIOS INSTITUCIONALES necesita tu ayuda con esta petición «Sociedad de Estudios Institucionales: Declaración del día 25 de septiembre como día del Ceremoial y del protocolo». Únete a SOCIEDAD DE ESTUDIOS INSTITUCIONALES y 42 personas que ya han firmado.