Dirigida a Rey de España SM el Rey Don Felipe VI y 2 otros

Crear Unidades de Trastornos de Personalidad especializadas en toda España

0

0 personas han firmado. Ayuda a conseguir 10.000.

Según la Agencia Nacional de noticias EFE "EN ESPAÑA MUERE MÁS GENTE POR SUICIDIO QUE EN ACCIDENTES DE TRÁFICO". Estamos luchando contra el estigma social hacia la Salud Mental. Necesitamos tu firma y difusión para conseguir que en cada provincia de España exista al menos una Unidad de Trastornos de la Personalidad Específica evitando de este modo que se lleguen a consumar los suicidios. Tú puedes salvar vidas. Ayúdanos.

TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD:

• Frecuencia

En la actualidad, los TP afectan entre un 5 -10% de la población, y suponen un tercio de los pacientes ingresados (20% de los ingresos hospitalarios). Solamente, el TLP es el doble de frecuente que la esquizofrenia (TLP el 2% de la población general, frente al 1% que padece esquizofrenia).

• Gravedad

Muchos de los TP son trastornos graves de tipo crónico que suponen un enorme sufrimiento y desgaste tanto para los afectados como para las personas que conviven con ellos. En numerosas ocasiones suponen riesgo de suicidio, toxicomanías, delincuencia, marginalidad, absentismo laboral, conflictos intrafamiliares, y un gasto público considerable de tipo sanitario debido a las continuas crisis y recaídas fruto de una atención insuficiente. Todo ello, hace que estos pacientes ingresen durante unos pocos días, como medida de contención, hasta que la sintomatología aguda se atenúa y reciben el alta clínica, provocando así el efecto de puertas giratorias.

• Asistencia insuficiente

En la actualidad, en España la asistencia terapéutica adecuada y cobertura (tanto pública como privada) a diversos niveles para afectados por el TLP y otros trastornos graves de personalidad y para familiares o personas a cargo de ellos resulta insuficiente.

1. La escasez de especialización psicológica y psiquiátrica que hace que no haya prácticamente profesionales formados y especializados en TP y apliquen los tratamientos empíricamente validados en estudios controlados que hayan demostrado su eficacia clínica.

2. La ausencia de centros públicos o privados (clínicas, hospitales de día, residencias, pisos tutelados, etc.) donde se impartan terapias específicas para TP de forma sistemática y controlada.

3. La ausencia de comunidades terapéuticas bien coordinadas y comunicadas.

• Ahorro en el sistema sanitario

Tal y como hemos comentado, se siguen utilizando recursos que han demostrado ser insuficientes en algunos casos y en otros pueden llegar a ser desproporcionados (ingresos hospitalarios injustificados). Es decir, se continúan aplicando los mismos tratamientos y dispositivos asistenciales, por ello, nos encontramos con un efecto de "puerta giratoria" de estas y estos pacientes, que a su vez se traduce en numerosas listas de espera. En este sentido, los costes que supone un tratamiento cualificado son siempre menores que los costes a largo plazo que paga la sociedad por las consecuencias de una asistencia insuficiente.

• Buenas posibilidades de mejora

La literatura científica demuestra que bajo un tratamiento integral y multidisciplinar, es decir, con tratamiento psicológico y farmacológico orientado individualmente se pueden conseguir mejoras importantes en estos pacientes.

• Más motivación para los profesionales

Como hemos comentado anteriormente, las y los TLP son pacientes que no consiguen adaptarse a los modelos de tratamiento actuales lo cual genera en numerosas ocasiones "rechazo" entre los profesionales de la salud mental ya que se ven incapaces de ofrecer un tratamiento eficaz. Resulta fundamental la formación teórica y práctica de los profesionales, para poder facilitar el apoyo y supervisión de los TP y de sus familiares.

Un trastorno de personalidad (TP) en general se caracteriza por ser un patrón de relación, percepción, comportamiento y pensamiento permanente e inflexible lo suficientemente serio como para causar malestar tanto en la persona que lo padece como en su entorno más próximo. Generalmente, se manifiesta en la adolescencia o bien al principio de la edad adulta. El trastorno se mantiene estable a lo largo del tiempo, por lo que comporta interferencia en diferentes áreas de la vida de la persona.

A lo largo de la historia de la psiquiatría y de la psicología los TP han sido los grandes marginados a la hora de intervenir terapéuticamente porque se partía de la base de que eran rasgos inmodificables y sólo se podían tratar síntomas puntuales. Afortunadamente, esta concepción está cambiando de forma evidente sobre todo a partir de las décadas 80-90 cuando empezaron a publicarse los primeros manuales monográficos de tratamiento de los TP (Kernberg, Gunderson, M. Linehan). La comprensión y tratamiento del trastorno supone en la actualidad uno de los mayores retos para la psiquiatría, la psicología y la sociología, suscitando un interés especial entre las comunidades terapéuticas de todo el mundo. (Datos obtenidos de la web del centro privado PREVI existente en la Comunidad Valenciana en la fecha que se creó la petición)

Esta petición será entregada a:
  • Rey de España
    SM el Rey Don Felipe VI
  • Casa de Su Majestad el Rey
  • Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e igualdad
    Dolors Montserrat Montserrat


    Felipe Giner ha iniciado esta petición con solamente una firma y ahora la petición ha conseguido 2.320 personas que la apoyan. Inicia una petición tu mismo para crear los cambios que quieres ver.




    Hoy: Felipe cuenta con tu ayuda

    Felipe Giner necesita tu ayuda con esta petición «SM el Rey Don Felipe VI: Crear Unidades de Trastornos de Personalidad especializadas en toda España». Únete a Felipe y 2.319 personas que ya han firmado.