Victory

Una Suprema Corte #SinCuotasNiCuates

Pedimos al Presidente y al Senado que en los próximos nombramientos no se incluyan a militantes de los partidos políticos o a sus amistades. Hacemos un llamado para que las ternas se integren con perfiles profesionales, con amplio conocimiento en la materia y, sobre todo, sin evidentes conflictos de interés.

**********************************************

Petición:

La Suprema Corte de Justicia de la Nación es una pieza fundamental de nuestra democracia. La Corte es la garante de nuestros derechos fundamentales y también es el árbitro final de los conflictos políticos y jurídicos entre los gobernantes. Nuestro sistema constitucional requiere de una Corte plural, integrada por profesionales del derecho que cuenten con conocimientos profundos de los diversos temas que se deben resolver. Debe ser constituida por individuos prestigiados, que aporten a la legitimidad institucional, que juzguen los problemas que se les plantean de forma imparcial, y que estén lejos de contaminar a la Corte con conflictos de interés. Sus integrantes dotan o restan legitimidad al máximo órgano judicial  y así le aportan o quitan la capacidad de resolver conflictos sociales por la vía legal y pacifica. El más reciente nombramiento de un Ministro -Eduardo Medina Mora- dejó mucho que desear en este sentido. Ni el Presidente ni el Senado se mostraron dispuestos a realizar un procedimiento de auscultación y nombramiento público y razonado. Preocupados por el reciente precedente y sus implicaciones para el estado de derecho del país, presentamos las siguientes peticiones llamando a que la Presidencia y el Senado asuman con seriedad y reserva sus respectivas responsabilidades constitucionales:

1-. #AuscultacionAbierta

Pedimos al Presidente Enrique Peña Nieto y al Senado de la República un procedimiento transparente y, además, razonado. En el proceso se deben hacer públicas razones a favor y en contra de los candidatos que se proponen y se deben investigar a profundidad sus perfiles. Al Presidente de la República le pedimos candidaturas sólidas para la integración de las ternas, que cumplan con los requisitos del artículo 95 constitucional. Las postulaciones deben estar respaldadas por documentos suficientes, claros y públicos en que se exponga a) cuál es el perfil que se busca aportar a la Corte y, b) por qué se considera que cada uno de los candidatos satisface ese perfil, haciendo una valoración de sus fortalezas relativas y su pasado profesional. Estos documentos deben ser publicados para su valoración independiente.

Al Senado solicitamos que abra a la consulta de ciudadanos y especialistas el proceso de auscultación y que aproveche al máximo el escaso tiempo que tiene para valorar los perfiles propuestos por el Presidente. En el proceso se deben realizar preguntas abundantes y precisas a los y las candidatas sobre su visión acerca de la función de la Suprema Corte en la vida democrática del país, el alcance de los derechos fundamentales (como el derecho a la no discriminación, al acceso a la justicia y el debido proceso), sobre la relevancia del sistema de pesos y contrapesos, entre otras. La Comisión de Justicia debe generar dictámenes sustantivos que expongan razones y valoren hechos, fortalezas y debilidades de los y las candidatas. Sólo así puede garantizar designaciones a la altura de la encomienda.

2-. #SinCuotasNiCuates

Distintas fuentes han mencionado –incluso desde la tribuna del Senado (10 de marzo, 2015)- la existencia de un pacto entre el PRI y el PAN para la distribución de cuotas en el Pleno de la Suprema Corte. Este pacto partidista consistiría en impulsar a Santiago Creel Miranda, militante activo del Partido Acción Nacional y a Raúl Cervantes Andrade, actual Senador plurinominal por el Partido Revolucionario Institucional con licencia, dos veces diputado federal y ex coordinador de Asuntos Jurídicos del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, para asegurar que llenen las próximas vacantes de la Corte Suprema. En una entrevista con el Universal (13 de julio), Creel Miranda declaró que aunque le gustaría ser ministro no aspiraba al cargo. La Corte -dijo Creel- necesita ministros “que tengan una visión imparcial” y precisó que su candidatura podría causar “un enorme daño a la institución”. El ex Secretario de Gobernación tiene razón y es de enorme valor que reconozca que el cargo de Ministro es incompatible con una militancia partidista. Confiamos en que Cervantes Andrade seguirá el ejemplo de su par, anteponiendo los intereses de la institución, y renunciando a lo que pudieran ser sus aspiraciones personales. No es importante si estas personas en particular son o no los nombres acordados por los partidos. Lo preocupante es la existencia de un acuerdo partidista previo para asignar vacantes en la Corte. Estos nombres ilustran precisamente el perfil que se debe evitar para esos cargos: de ser designados, estaríamos ante representantes de intereses partidistas en el seno de la Suprema Corte.

Hasta el nombramiento de Eduardo Medina Mora, la Corte había logrado colocarse como un órgano despolitizado y por tanto independiente de los otros poderes de la Unión. La integración de la Corte a través de la repartición de cuotas partidistas  dañaría de manera irreversible la legitimidad de la Corte y por tanto su capacidad de resolver –por la vía legal- los conflictos sociales del país. En el actual contexto de crisis institucional México necesita una Corte autónoma y profesional, respetada y respetable, capaz de proteger a los ciudadanos; no una Corte de individuos nombrados a partir de cuotas o amistades. Por eso pedimos al Presidente y al Senado que en los próximos nombramientos no se incluyan a militantes activos de los partidos políticos. Creemos que quien ha participado como candidato o candidata de un partido en elecciones populares en los últimos 5 años y/o ha tenido cargos en la dirigencia partidista no puede garantizar una visión imparcial en la resolución de casos en que los intereses de sus partidos estén en juego. Por tanto pedimos que estos perfiles se excluyan de las ternas y del proceso de designación. 

3.  #ParidadEnLaCorte

Los siguientes dos nombramientos en el más alto tribunal del país, deben no sólo considerar las necesidades de conocimiento especializado que la Corte exige, sino además garantizar la pluralidad ideológica y acercarse a la paridad de género con mayor presencia de mujeres. Hoy son sólo dos mujeres las integrantes del pleno y una de ellas, Olga Sánchez Cordero, dejará su cargo este año. Nos parece inaceptable que, habiendo muchas juristas competentes en este país, se reduzca la participación de mujeres en el Pleno de la Corte. La pluralidad es una de las virtudes de los órganos colegiados. En un país que ha hecho un esfuerzo enorme por remontar la inequidad de género, sería un retroceso perder la oportunidad de ensanchar la participación femenina en la Corte. Pedimos al Presidente la inclusión de mujeres en las ternas. De no ser postuladas mujeres en las ternas, solicitamos que se expresen las razones por las cuáles no son incluidas. Al Senado, le pedimos tener en cuenta los criterios de pluralidad y paridad.

1.    Fabian Aguinaco

2.    Elisa Alanís

3.    Karina Ansolabehere

4.    Luis Astorga

5.    David Arellano

6.    Maite Azuela 

7.    Marcela Azuela

8.    Aram Barra

9.    Joaquín Barrios Zamudio

10.  Fernando Belaunzarán

11.  Carlos Bravo Regidor

12.  Jorge Castañeda

13.  Arturo Castillo

14.  María Amparo Casar

15.  Elsa Conde

16.  Hugo Concha Cantú

17.  Daptnhe Cuevas

18.  Denise Dresser

19.  Lourdes Enríquez

20.  Ana Elena Fierro Ferraez

21.  Brando Flores

22.  Antonio Franco Gutiérrez

23.  Laura García Coudurier

24.  Cecilia Garibi

25. Carlos Garza Falla

26.  Pablo Girault

27.  Victor González

28.  Edgar Guerra

29.  Ángela Guerrero

30.  Eduardo Guerrero

31.  Luis Omar Guerrero Rodríguez

32.  José Antonio Guevara

33.  Paulina Gutiérrez Jiménez

34.  Carlos Heredia

35.  Simón Hernández León

36.  Sarah Hidalgo

37.  Martha Juárez

38.  Luz Lajous

39.  Elisa Lavore Fanjul

40.  Flavio Lazos

41.  Vidal Llerenas

42.  Saul López Noriega

43.  Ernesto López Portillo

44.  Diego López Rivera 

45.  Genaro Lozano

46.  Alejandro Madrazo Lajous

47.  Javier Mancera

48.  Ignacio Marván Laborde

49.  Nancy Mejía

50.  Pepe Merino

51.  Rosa Elena Montes de Oca Luján

52.  Ana Pecova

53.  Catalina Pérez Correa González

54.  Francisca Pou

55.  Andrea Pozas

56.  Ivan Puig Domene

57.  Claudia Ramos

58.  Javier Martín Reyes

59.  Francisco Rivas

60.  Jorge Javier Romero Vadillo

61.  Federico Rosas Barrera

62.  Lisa Sánchez

63.  Regina Tamés

64.  Carlos Téllez Rojo

65.  Juan Francisco Torres Landa

66.  Raúl Trejo Delarbre

67.  Jaime Trejo Monroy

68.  Javier Treviño Rangel

69.  Carlos Requena

70.  Julio Ríos

71. José Roldán Xopa

72.  Armando Santacruz

73.  Jorge Sepúlveda

74. Christian Uziel García Reyez

75. Paula Sofía Vázquez

76. Estefanía Vela Barba

77.  Rodolfo Vergara Blanco

78. Carlos Zamarrón Ontiveros

79.  Paola Zavala Saeb

80. Jorge Zepeda Patterson

81.  Olivia Zerón

82. Andrés Lajous

83. Rodolfo Vázquez

84. Lucía Melgar

85. Verona Valencia

86. Lourdes Aranda

87. Luis Cárdenas

88. Guillermo Estrada Adán

89. Adolfo Sánchez Rebolledo

90. Carlos Elizondo Meyer-Serra

This petition was delivered to:
  • Senado de la República @Senadomexico
  • Presidente de la República
    Enrique Peña Nieto @EPN


    Alejandro Madrazo Lajous started this petition with a single signature, and won with 49,642 supporters. Start a petition to change something you care about.