CHILE: NO AL TRATADO TPP 11

0 personas firmaron. ¡Ayuda a conseguir 75,000!


El TPP-11 es un nuevo Acuerdo de Asociación Transpacífico, considerado como el de mayor envergadura actualmente en curso. El tratado está firmado por Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.Del grupo de once países, Chile es el único país que posee un acuerdo bilateral de libre comercio vigente con cada una de las partes. Entonces, ¿Por qué se insiste en este acuerdo?
Este acuerdo económico y comercial busca imponer nuevas reglas en torno a áreas como la salud, derechos laborales, el uso del internet y el medio ambiente para proteger las ganancias de las grandes transnacionales. El TPP-11 viene a precarizar aún más nuestras vidas. Su principal objetivo es reducir el rango de maniobra del Estado en la economía, dificultando la búsqueda de nuevas formas de autonomía nacional y de estrategias alternativas de desarrollo.
1.Si hoy, por ejemplo, eres trabajador o trabajadora, de firmarse el TPP-11 podrían no ser reconocidos tus derechos como el derecho a huelga, indemnización, vacaciones pagadas y el el pre y post natal. Ya que el TPP solo reconoce 5 derechos fundamentales: derecho a negociación colectiva, eliminación del trabajo forzoso, la abolición del trabajo infantil, la discriminación en el trabajo y condiciones “aceptables” de trabajo.
2. Si eres de los estudiantes que baja papers, música, no podrás descargar esta información libremente, ya que el derecho de autor se extiende a más de 70 años y esto podría ser considerado como un delito.
3. En relación a la salud, el TPP-11 extiende a 8 años las patentes de los medicamentos biológicos, lo que limitaría la fabricación y venta de los medicamentos genéricos. O sea, nos condenan a pagar recetas más caras y limitan aún más nuestro derecho a la salud.
4. Respecto a la alimentación, hace posible la privatización de las semillas campesinas, ya que la propiedad de una variedad se extiende a cualquier otra que “no se distinga claramente de ella” . Una empresa semillera puede tomar muestras de variedades campesinas, seleccionar y estabilizar mediante un trabajo genético simple, reclamar propiedad sobre esta nueva población y posteriormente reclamar por extensión propiedad sobre todas las variedades campesinas similares.
5. Bayer-Monsanto, semilleras productoras de transgénicos y agroquímicos cancerígenos y las farmaceúticas, podrán demandar en tribunales internacionales al Estado en caso de que sientan que se toma alguna medida que pueda afectar sus ganancias.

No podemos permitir que este tratado sea ley en nuestro país!